Mejore su determinación con la sabiduría china

DA CLICK PARA AMPLIAR LA IMAGEN
¿Ha dado inicio a sus resoluciones de Nuevo Año?, o ¿ya se le destiñeron?

Un viaje de mil millas comienza con un solo paso, dijo Lao Zi, el Maestro del Tao, pero el mundo está lleno con las distracciones de hoy, impidiendo poner en marcha ese viaje, y visualizarlo hasta el final puede ser una tarea de proporciones Hercúleas.

A continuación le enseñamos una variedad de lecciones simples legadas de la sabiduría china que le ayudarán a alcanzar sus aspiraciones de este año.

1. Aprenda de sus aleccionados

“Mientras caminaba con otros dos, ellos lograron servirme igual que mis maestros. Yo seleccionaré sus buenas y malas cualidades; a las buenas las seguiré, a las malas las evitaré”.

Esta sentencia, escrita por Confucio, viene de “Analects”, una famosa colección de conversaciones entre el maestro y sus discípulos. Confucio fue un gran líder y también el mejor. A pesar de haber nacido en una familia pobre, a sus 15 años, el mismo se dedicó a la búsqueda del conocimiento.

Trató de observar los triunfos y caídas de otros, y al aplicar las lecciones que ellos aprendieron (o debieron haber aprendido)  mejoró por su propia cuenta.

2. Piense acerca de su legado

¿Cómo puede honrar a quienes llegaron antes que usted? Ofreciendo algo valioso a quienes vendrán después.

Confucio dijo, “practicando El Camino, se propaga la fama del nombre de aquel hacia la posteridad, de esa forma los padres de aquel serán renovados, ese es el éxito de la devoción filial”.

Confucio enseñó Zeng Shen a sus discípulos, acumulando 18 partes de un virtuoso discurso, el cual se originó de arriba, el principio es estimarse a sí mismo en un tema, a través de todo el trabajo.

Las enseñanzas de los consejeros fueron exitosas sin haber sido severas, y sus gobernantes fueron efectivos sin haber sido rigurosos.

– Confucio

Imagínese de qué forma le agradaría que le recuerden sus hijos y nietos. ¿Qué es lo que sería mejor para el mundo de ellos, y cómo usted lo haría realidad? Pensar en una gran pintura le ayudará a dirigir sus actividades para alcanzar lo que usted siente, es valioso hacerlo, y ahorra distracciones.

3. Ser paciente (pero persistente)

A pesar de cómo las madres tigres sugieren alcanzar el éxito, la superación personal requiere un proceso de enfoque y comprensión gradual.

En la “Clásica Devoción Filial”, Confucio declara, “Las enseñanzas de los sabios tuvieron éxito sin ser obligadas, y su misión fue efectiva sin ser rigurosa”.

En las “Reglas para Estudiantes”, el texto de una rima confucionista memorizado comúnmente por los niños, dice, “santidad y virtud pueden lograrse a través de un aguante gradual”.

Ninguna virtud o habilidad puede aprenderse sólo de un libro de texto, porque requiere persistencia y experiencia. No sea tan duro consigo mismo si de inmediato no se puede cambiar un hábito o tomar una nueva habilidad. Sólo sea tenaz.

4. Tome medidas significativas

En “Analectas”, Confucio dijo, “Al vivir en retiro se estudia sus objetivos, y practicando rectitud se lleva a cabo sus principios — he oído estas palabras, pero no he visto a esos hombres”.

Es fácil teorizar proclamando el apoyo de uno hacia una causa, o juzgar en la forma a los demás. Es realmente algo diferente el dar un paso adelante, que seguir el camino.

Piense en un cambio específico que le gustaría ver realizado en su comunidad y realice tareas a favor de ese fin. Recuerde: Las metas en acción son alcanzables, específicas y tienen un final.

5. Construir en consecuencias

Uno de los modismos conocidos de China significa literalmente “Atar el pelo de uno a las vigas del techo y pincharse los muslos”. Se refiere a las historias de estudiantes que estaban decididos a vencer la tentación de dormir.

Uno ató su moño al techo para evitar que su cabeza cayera sobre su escritorio; lo otro era pincharse a sí mismo con una gubia en el muslo si se encontraba adormitado.

Puede que usted no quiera recurrir a medidas tan drásticas, pero la idea es perspicaz. Construya algunas consecuencias por no haber cumplido sus tareas. Por ejemplo: Limitar sus gastos del café. Pagar en efectivo por un sobre designado. Si se excede de su presupuesto, no más café para el resto del mes. Intente hacer ejercicio tres veces por semana. Prométale a su amigo que le pagará $10 cada vez que falte a una fecha de entrenamiento.

Por: La Gran época

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios