El pánico de subirse a los aviones

Según la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), uno de cada seis pasajeros teme tomar un avión, a pesar de que se trate del medio de transporte más seguro del mundo, tal y como indican todos los expertos.

Para superar ese miedo se imparten cursos que suele durar varios días, en ellos se explica el funcionamiento del avión, se enseñan ejercicios de relajación, y se viven todas las situaciones posibles de un vuelo en un simulador. Finalmente, se les somete a un vuelo real, en compañía de los psicólogos que les han estado tratando esos días.

A pesar de los consejos que dan los expertos, el miedo sigue ahí, y de hecho las personas que tienen esa fobia se valen de la información disponible en internet sobre tragedias de aviones para confirmar “lo que piensan” acerca de la inseguridad de los aviones.

Sin embargo, el ex piloto de Iberia Javier del Campo confirma lo que se dice una y otra vez: el avión es el medio de transporte más seguro. “Cada día hay 50.000 vuelos en EE UU, y otros tantos en Europa, estamos hablando de unos 400.000 vuelos diarios en todo el mundo, en los que no hay ni un sólo incidente, a veces se dan casos como el de Air France, algo que no vuelve a repetirse en años”. Además, recuerda que “el año pasado en Europa hubo 43.000 muertos en las carreteras contra 200 de un avión, no hay color”.

El exceso de información puede ser también contraproducente, pues se cree que “los medios contribuyen a fomentar las ideas irracionales”, además de que los medios de comunicación contribuyen a la aerofobia al escribir sobre cosas que no son ciertas”.

Para muchos es indispensable recurrir a este transporte, y curiosamente hay personas famosas que tienen esa fobia. Por ejemplo, el director de cine Lars Von Trier, que pese a haber rodado varias películas ambientadas en EE UU (Dogville o Bailar en la oscuridad), nunca ha viajado a este continente, ya que se niega a subir a un avión

Algo parecido le sucede al ex futbolista holandés Dennis Bergkamp, quien introdujo una claúsula dentro de su contrato cuando firmó por el Arsenal que le permitía no desplazarse en avión junto al resto de sus compañeros para disputar partidos. Así, llegó a hacer un viaje de 1.146 kilómetros en 10 horas de combinación con el coche y el tren, mientras que sus compañeros llegaron en dos horas de vuelo a Barcelona, y estuvo 20 horas en un coche para llegar al partido ante el Fiorentina. Ha viajado así a lugares como Rusia, España o Túnez.

Otros famosos con esta fobia son Penélope Cruz, Jennifer Aniston, Bruce Willis o Sylvester Stallone. Es conocido el caso de la princesa Mette Marit de Noruega, que debe ir acompañada por un psicólogo cuando sube a un avión y que canta salmos para superar su temor.

¿Y tú… le tienes miedo a los aviones?

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios