Mueren gemelos belgas, deciden la eutanasia

Un par de gemelos de 45 años de edad, que nacieron sordos, solicitaron la eutanasia cuando se enteraron de que pronto se quedarían ciegos y acordaron un “pacto de muerte” luego que empezaran a perder el sentido de la vista, según el diario Het Laatste Nieuws.

Los gemelos que se habían criado juntos, se formaron como zapateros y posteriormente compartieron apartamento en Putte, a 30 kilómetros de Bruselas. Su pérdida de visión suponía que en unos años perderían su única forma de comunicarse, salvo a través del tacto. 

La eutanasia es legal bajo la ley belga solo si el solicitante puede expresar claramente sus deseos y está sufriendo un dolor insoportable. Pero este caso era inusual, ya que ninguno estaba sufriendo dolor físico extremo o tenía una enfermedad terminal.

Lo llamativo de esta historia es que ninguno de los dos hermanos padecía ningún tipo de enfermedad terminal ni tenía más sufrimiento que el dolor de perder la visión y perder la presencia del otro, la persona que les había acompañado toda su vida.

Son, en definitiva, un hito en el país que legalizó la eutanasia en 2002, el segundo en todo el mundo después de los Países Bajos. El concepto llegaría más tarde a otras jurisdicciones, como Luxemburgo o el Estado de Oregón, en Estados Unidos.

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios