El pasado jueves 1 de octubre, más de 500 agentes vestidos de civil patrullan las calles de París, Francia, con la finalidad de multar a las personas que tiren cigarrillos en la vía pública.

Con ello se permitirá disuadir a los fumadores de tirar sus colillas en la banqueta.

La Alcaldía de París tomó esta decisión, para evitar la contaminación de metales pesados y contaminantes tales como la nicotina, cadmio y plomo, los cuales son muy perjudiciales para la flora y la fauna, al infractor le costará una multa de 68 euros.


Con esta decisión se reducirá hasta 350 toneladas de colillas anuales y también se reducirá el número de trabajadores de limpieza en las calles.

¿Qué te parece esta decisión del gobierno francés?

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios