Multitudinario desfile de Falun Dafa en Nueva York

Los espectadores aprendieron acerca de la belleza de Falun Dafa, así como la persecución de la práctica en China.

Un gran desfile de Falun Dafa se desarrolló el sábado 18 de mayo en el barrio chino de Manhattan y cerca de 8.000 practicantes de todo el mundo se unieron en una protesta pacífica contra el genocidio silencioso en China.

Entre los participantes surgió la historia de Yi Fan, quien no quería mudarse a Estados Unidos cuando salió de China hace dos años y medio, porque deseaba quedarse para decirle a más chinos, que esta pacífica práctica de ejercicios y meditación apodada Falun Dafa es buena. “Falun Dafa Hao”, en chino.

Falun Dafa, es una práctica de auto cultivación, que implica una serie de cuatro ejercicios suaves y una meditación basada en los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

Fan vivía bajo la constante amenaza de una arbitraria detención y consecuente tortura. Fue encarcelada durante muchos años y torturada por decir la verdad sobre Falun Gong, pero ella dijo que nunca renunciaría a su creencia de la práctica o repudiaría sus principios.

“Mucha gente en China se dejó engañar por el PCCh [Partido Comunista Chino], con sus mentiras”, dijo a La Gran Época y NTD Televisión, a través de un traductor. Con casi 60 años de edad, finalmente se rindió a las súplicas de su hija para salir del continente y trasladarse a los Estados Unidos, y de inmediato descubrió la alegría de practicar Falun Dafa en libertad.

El sábado 18 de mayo, Fan fue parte del desfile anual de Falun Dafa, rodeada de cientos de banderas de colores brillantes, y de pie en línea con cerca de  otros 8.000 personas de todas las profesiones,  que llegaron de todo el mundo.

Después de ver el desfile, una espectadora, la señora Zeng, declaró a La Gran Época, que el gobierno chino no puede suprimir a Falun Gong. “Más y más personas están participando y Falun Gong es muy respetado”, señaló Zeng

Los participantes explicaron que es a causa de ejemplos como la persecución que sufrió Fan y de la propaganda hiriente del partido comunista, que tanto contradice su experiencia positiva de Falun Dafa, que se reúnen cada año en Manhattan. Muchos profesionales presentes quieren aclarar al público lo que es Falun Dafa, mientras que otros quieren decirle al mundo sobre la persecución en China.

Birgitta Karlsson, de Suecia, es una de las personas que llegó al desfile. Después de practicar durante 11 años, declaró que Falun Dafa había cambiado su vida.

“He estado enferma durante muchos años, y  ahora estoy muy bien”, dijo.

Reema Dossa, de San Petersburgo, fue una de un grupo de 20 rusos que llegaron al desfile. Ella también ha estado practicando Falun Gong durante 11 años. En sus declaraciones, explicó que un desfile como el de Manhatan no sería posible en Rusia. Las autoridades soviéticas reprimen Falun Gong, para apaciguar los intereses de PCCh, dijo.

“En este país hay una buena libertad”, añadió, tratando de expresar en inglés su entusiasmo por el desfile de Manhattan.

“Falun Dafa me enseñó a ser una persona bondadosa y a cómo comportarse según la Verdad, Benevolencia y Tolerancia”, dijo Elsa Chen, de 28 años, proveniente de Australia.

El desfile incluyó secciones representativas de la historia del viaje de Falun Dafa desde su introducción en 1992. Entre ellos, la banda de música, tambores de cintura tradicionales chinos, la danza de las bellezas celestiales, simulaciones de la tortura sufrida por los practicantes en China, y memoriales para los miles de profesionales que perdieron la vida debido a la persecución.

Junto al desfile participó un grupo de sensibilización sobre China, que lleva registrados 138 millones de chinos, que ya han renunciado al PCCh y a sus organizaciones afiliadas, para manifestarse contra el genocidio.

“Lo impresionante de esto es la cantidad de personas que vienen a este desfile en apoyo de los derechos de las personas en China, que están siendo oprimidos”, dijo Nathan Jarvis, gerente de una empresa, que se encontraba de visita en Nueva York desde Wilmington, y observó el desfile.

“La forma en que son tratados, es una locura”, agregó Jarvis. Es difícil de comprender, y es difícil entender por qué lo ignoramos “, agregó.

A su vez la espectadora Giulia Baettig, de 18 años, proveniente de Suiza, destacó que estaba agradecida de que el desfile le había permitido averiguar acerca de Falun Dafa y sobre la persecución en China.

“Es realmente sorprendente que los estén matando”, dijo. “Yo nunca habría descubierto esto, si no veo el desfile”, agregó.

“Las personas están llegando a conocer la verdad sobre Falun Gong”, señalaron los presentes.

Por Shar Adams – La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios