Nibiru: un cuerpo cósmico “de paso” en el Sistema Solar de los Sumerios

A diferencia de los griegos y los romanos que creían que el Sol giraba en torno a la Tierra, los Sumerios tenían un conocimiento muy completo de nuestro sistema solar 4.500 años atrás, tal como lo conocemos hoy, según se aprecia en una piedra, que hoy se encuentra en el museo de Berlín, donde se representa perfectamente el Sol y todos sus planetas alrededor en el orden en que están.

Zecharia Sitchin, recientemente fallecido, experto en descifrar la lengua cuneiforme de los sumerios, dejó una interesante última entrevista al programa Voyager de la Rai 2 televisión en Italia, publicada en enero 2011:

“Cuatro mil quinientos años atrás, los sumerios sabían que en nuestro sistema solar, el Sol, y no la Tierra, como lo habían creído más tarde los griegos y los romanos, era el centro”, explica.

“Además los sumerios conocían exactamente el orden de los planetas, como los conocemos hoy. Ellos los representaban correctamente de la forma en que existe hoy”.

En el museo de Berlín, el video de la imagen sumeria, señalado por Voyager, muestra claramente el Sol rodeado de 9 globos, más 2 adicionales, que serían según los sumerios, el Sol, los 9 planetas y externamente la luna y Nibiru.

“Conocían un planeta (o cuerpo cósmico), del cual nosotros hoy oficialmente no sabemos nada. Era el planeta conocido con el nombre de Nibiru, que significa el planeta de paso y su símbolo era la cruz”, relata Sitchin en su entrevista.

“Relatan (los escritos cuneiformes), como este planeta (o cuerpo cósmico), se transformó en un miembro de nuestro sistema solar, con su larga órbita elíptica, que según nuestros cálculos, dura tres mil seiscientos años”, agrega el investigador en la entrevista.

Según lo relatado en Voyager, Sitchin explicó que la llegada de Nibiru al Sistema Solar en épocas remotas, provocó una catastrófica transformación por la coalición con Tiamat, un planeta que existía entre Marte y Júpiter, explica Voyager.

Sitchin, destaca en un comunicado público, que en la revista científica La Naturaleza, un estudio de seis astrónomos (entre ellos uno de un instituto de la NASA), publicado en julio, 2009, indicaría que el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, se presume que es el remanente de “algo” que estaba allí y se rompió.

Copérnico recién en el siglo XVI diseñaba la Tierra en torno al Sol, Urano fue descubierto en 1771, y luego los siguientes, mientras que los sumerios ya se nos habían adelantado 4.500 años atrás en estos conocimientos.

Te puede interesar:

{youtube}https://www.youtube.com/watch?v=U2qXOdxJWX8{/youtube}

Por Anastasia Gubin – La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios