El 1 de octubre es el 71 aniversario de la fundación del Partido Comunista Chino, y también coincide con el tradicional Festival de la luna del Medio Otoño chino. La gente de Hong Kong lanzo una protesta con sus lemas «No hay día nacional sino día de muerte nacional», «solidaridad con los 12 jóvenes que enviaron a China» entre otras frases, pidiendo «No olviden a los hermanos, liberen a los 12  jóvenes de Hong Kong que enviaron a China», «Dejen de reprimir la disidencia y devuelvan mi libertad de expresión», «Anti-persecución: Desintegren al PCCh y acaben con la tiranía».

Este año, el Frente de Derechos Humanos Civiles de Hong Kong (FDC) fue rechazado por la policía de Hong Kong. Los representantes de la a alianza democrática social de Hong Kong y grupos de amigos fueron a la Oficina central de gobierno para leer la declaración «Si no hay derechos humanos, ¿Cómo puede haber un Día Nacional? Detén la opresión a la disidencia y devuélveme la libertad de expresión».

Los practicantes de Falun Gong de Hong Kong también lanzaron una campaña contra la persecución con el tema «Desintegrar al PCCh y poner fin a la tiranía».

Como siempre, la Liga democrática social de Hong Kong protesta ese día en la ceremonia de izamiento de la bandera del gobierno de Hong Kong, a las 8:00 am, enfatizó que «no hay Día Nacional, solo hay día de muerte nacional» y exigimos la liberación de 12 ciudadanos de Hong Kong detenidos en Shenzhen China.

Cada año el gobierno de Hong Kong celebra el «1 de octubre» la ceremonia de izamiento de la bandera en la plaza Golden Bauhinia en Wan Chai. Este año, debido a la epidemia del virus PCCh, no hubo un área de visualización pública para la ceremonia de izamiento de la bandera.

Los miembros de la Liga Democrática Social de Hong Kong, Leung Kwok-hun, Bull Tsang Kin-shing y el activista social KOO, Sze Yiu, entre otros, se reunieron frente a la Asociación de Planificación Familiar de Wan Chai antes de que comenzara el evento, un gran número de agentes de policía estaban de guardia e interceptaron a varias personas enmascaradas, luego fueron liberadas más tarde.

Leung Kwok-hung y otros, además de exhibir consignas como «Sin Día Nacional, Solo hay día de Muerte Nacional» y exigir la liberación de 12 jóvenes Hongkoneses detenidos en Shenzhen, también gritaron consignas como «investigar la represión del 4 de junio y liberar a todos los presos políticos», «liberar a los 12 jóvenes de Yantian» y «las cinco peticiones principales, no puede faltar una».

Posteriormente, miembros de la Liga Democrática social se prepararon para marchar frente al Centro de Convenciones y Exposiciones de Wan Chai, y la policía inmediatamente se adelantó para registrar las pertenencias de los miembros, incluidas las pancartas que portaban. Posteriormente, bajo vigilancia policial, los manifestantes se dirigieron al Centro de Convenciones y Exposiciones. Gritaron consignas en el camino y cuando llegaron a la zona de manifestación dispuesta por la policía fuera de la exposición, desplegaron la pancarta de «Las familias se reúnen en el día de festival de la luna y regresa a 12 jóvenes a casa» y guardaron tres minutos de silencio por todos los que se sacrificaron por la democracia y la libertad.

Los miembros de la Sociedad Civil Social de Hong Kong, Leung Kwok-hung (segundo desde la derecha) Bull Tsang Kin-shing (primero desde la izquierda) y el activista social KOO, Sze Yiu (primero desde la derecha) exhibieron pancartas. (SOH / Zheng Ming)

Leung Kwok-hung leyó una carta de protesta, enfatizando que para mantener la seguridad nacional, primero debemos proteger la libertad de las personas de la privación del poder. «Los derechos pertenecen al pueblo y el país se basa en el pueblo. El gobierno son servidores y el pueblo es el amo». También señaló que solo un gobierno verdaderamente elegido universalmente está autorizado por el pueblo y gobierna en nombre del pueblo.

Criticó al PCCh por reprimir sistemáticamente a los disidentes y pisotear los derechos humanos y las libertades, lo que provocó que los presos políticos se extendieran por todo el país. Sin embargo, la aplicación de la Ley de Seguridad Nacional versión Hong Kong ha suprimido la lucha de los hongkoneses que piden las cinco peticiones principales del pueblo de Hong Kong. Hasta ahora, más de 10.000 personas de Hong Kong han sido arrestadas y miles han sido acusados. «Exigimos solemnemente que el PCCh ponga fin a su dictadura de partido único, devuelva el poder al pueblo y realice las elecciones universales. Que los 12 ciudadanos de Hong Kong y todos los presos políticos detenidos sean liberados».

Leung Kwok-hung quemo inmediatamente la carta de petición y fue extinguido por la policía.

Los miembros de La liga Democrática social de Hong Kong, Leung Kwok-hung (segundo desde la derecha), Bull Tsang Kin-shing (primero desde la izquierda) y el activista social KOO, Sze Yiu (primero desde la derecha) quemaron la carta de petición. (SOH / Zheng Ming)

Por un lado, el gobierno de Hong Kong rechazó las solicitudes de los manifestantes debido a la epidemia por otro lado con la ley de seguridad nacional oprime a las marchas espontáneas del pueblo hongkonés. Los medios de Hong Kong informaron anteriormente que las autoridades de Hong Kong enviaron a 6.000 agentes de policía a las calles antes del «1 de octubre», lo que duplicó el número previamente anunciado.

Con respecto a los 12 jóvenes de Hong Kong que fueron detenidos ilegalmente por la policía marítima de China continental desde hace más de un mes, el PCCh anunció apresuradamente sus «crímenes» en la víspera del 1 de octubre. La Fiscalía Popular del Distrito Yantian de Shenzhen aprobó sus arrestos. Dos de ellos fueron acusados ​​de «organizar un plan de escape», y las 10 personas restantes fueron acusadas del delito de «cruzar la frontera ilegalmente», delitos fronterizos. Uno de ellos solicitó la fianza pendiente de juicio y fue rechazado.

Los familiares de los 12 jóvenes de Hong Kong arrestados emitieron una declaración anoche (30 de septiembre) dijeron que estaban conmocionados y preocupados por la decisión del Partido Comunista Chino de aprobar el arresto formal, y les preocupaba que se vieran obligados a confesarse culpables por las severas torturas y fueran interrogados en secreto. Suplicaron a las autoridades competentes a poner fin a la detención secreta, permitir la visita de familiares y abogados comisionados, evitar más daños a las personas detenidas, liberar a los 12 jóvenes y enviarlos de regreso a Hong Kong.

Reportero: Zheng Ming

Editor: Zheng Xin

Versión en chino: https://m.soundofhope.org/post/427570

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios