Organización de Derechos Humanos urge investigar fuente de órganos de una exhibición

(Allen Zhou/La Gran Época)

Cuerpos de prisioneros de conciencia pueden formar parte de la muestra afirma la organización.

(Allen Zhou/La Gran Época)
DALE CLICK A LA FOTO PARA AMPLIAR

Una organización de Derechos Humanos con base en Toronto está llamando a realizar una investigación sobre el origen de los cuerpos utilizados en la exposición “Bodies Revealed” que se presenta actualmente en Niagara Falls, Ontario.

Choose Humanity afirma que la exhibición “quizás está explotando los cuerpos de ciudadanos chinos sin su consentimiento, que podrían haber sido asesinados en manos de las autoridades chinas”, y que el Jefe Forense del Departamento de Ontario y la Policía Provincial de Ontario deberían investigar esto.

La exhibición, que comenzó en febrero y finalizará en diciembre, muestra cuerpos humanos en varias poses, preservados permanentemente utilizando una técnica que se conoce como plastinación. Está organizada por Premiere Exhibtions, compañía especializada en exhibiciones itinerantes y que tiene su base en Atlanta.

El abogado de Choose Humanity, Joel Etienne dijo en una conferencia de prensa el 9 de septiembre que una investigación respondería muchas preguntas importantes respecto a los cuerpos, incluyendo el si éstos individuos fueron asesinados o torturados hasta la muerte.

“Hay algunos miembros de la comunidad canadiense cuyos familiares fueron asesinados mientras se encontraban detenidos por sus creencias religiosas o políticas”, afirmó Etienne.

“Existe la probabilidad de que gracias a un análisis de ADN… podamos encontrar los cuerpos de familiares de personas que ahora se encuentran en Canadá”.

Él hizo hincapié en que una de las misiones de la organización es la “reunificación familiar”.

La Gran Época informó que Gu Kailai, la esposa de Bo Xilai, desacreditado político chino, fue vinculada a la venta de cuerpos destinados a ser plastinados. Bo fue anteriormente el alcalde de Dalian, ciudad donde se encuentran varias fábricas de plastinación. Ambos, Bo y Gu, cumplen actualmente penas, por corrupción y asesinato respectivamente.

La policía china tiene libertad de declarar un cuerpo como “no reclamado” y puede disponer de él a su discreción, abriendo de esta forma la posibilidad de que sean vendidos a las fábricas de plastinación.

Adherentes de Falun Gong, una práctica espiritual que fue prohibida por el régimen chino en 1999, han sido severamente perseguidos desde esa fecha y son especialmente vulnerables a ser calificados como cuerpos no reclamados. Hay cientos de miles de prisioneros de consciencia de Falun Gong en el vasto sistema de prisiones chinas.

“Estamos alarmados”

El rabino Reuven Bulka, quien también habló en la conferencia de prensa, afirmó que Canadá debe seguir el ejemplo de Seattle, Hawái, Francia e Israel y prohibir este tipo de exhibiciones.

El reverendo Majed El Shafie, fundador de la organización One Free World que tiene su base en Toronto, afirmó que más allá de cuestionar la documentación de los cuerpos, el foco debe centrarse en la imagen más grande y en el cómo funcionan las cosas en China, porque no se puede confiar en el régimen.

“Cualquier régimen que tiene la habilidad y la capacidad de torturar a sus propios ciudadanos… cualquier régimen que esté dispuesto a cosechar sus órganos, cualquier régimen que esté dispuesto a perseguir a Falun Gong, a los Uigures, a los Tibetanos, a los Cristianos –nosotros no confiamos en el Régimen Comunista Chino”, dijo.

Según el libro “Órganos de Estado: Abuso de Trasplantes en China”, los prisioneros de conciencia en China, incluyendo los adherentes a Falun Gong y otros, son asesinados y utilizados como fuente de órganos para la lucrativa industria de trasplantes de China, y las instituciones estatales están involucradas en este abuso.

“Estamos alarmados de esta realidad que existe en China y que ha promovido este tipo de programas y prácticas”, dijo en la conferencia de prensa Sanderson Layng, presidente del Centro Canadiense para la Conciencia sobre el Abuso.

Respecto a una exhibición itinerante que es similar y se llama “Bodies: The Exhibition”, Premier Exhibitions afirma en su sitio web que no puede verificar de manera independiente que los cuerpos no son de personas que fueron encarceladas en prisiones chinas.

“Respecto a las partes humanas, órganos, fetos y embriones que usted está viendo, Premier sólo confía en las representaciones de sus socios chinos y no puede verificar de manera independiente que no pertenecen a personas que hayan sido ejecutadas mientras estaban encarceladas en prisiones chinas”, afirma la compañía.

A Premier se le obligó a incluir esta renuncia de responsabilidad en su página web como parte de un acuerdo entre la compañía y la Oficina del Fiscal de Nueva York en el año 2008 cuando “Bodies: The Exhibition” se estaba presentando en Nueva York, según informó el New York Times. Bajo los términos del acuerdo, “Bodies: The Exhibition” no podría obtener nuevos cuerpos sin la documentación probatoria de la identidad del individuo, la causa de muerte y el consentimiento para que el cuerpo fuera exhibido.

Linus Hand dice respecto a la exhibición “Bodies Revealed” en Niagara Falls que esta muestra en particular no se ha presentado en Nueva York por lo que él no puede saber si es por esto que no tiene una renuncia de responsabilidad similar.

Afirma que los cuestionamientos sobre el origen de los cuerpos deben ser realizados a Premier Exhibitions. Las solicitudes de una entrevista a Premier no fueron respondidas al momento de publicación.

Por Omid Ghoreishi – La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios