El padre de un estudiante en Zuoyihouqi, bandera de atrás izquierdo Horqinque está bajo la administración de la ciudad de Tongliao en Mongolia interior, fue arrestado en una unidad policial por cuatro agentes de policía. (Free Asia)

El PCCh en el Interior de Mongolia impone a la fuerza la educación con idioma chino, suprimir el idioma y la cultura mongol, lo que provocó la huelga de padres y estudiantes. Recientemente en varios departamentos de Mongolia interior se emitió un aviso exigiendo que los tutores envíen a sus hijos a la escuela  para recibir la educación obligatoria, si no recibirían una multa máxima de 5000 yuanes e investigarían la responsabilidad pertinente. En los últimos días las autoridades de Mongolia detuvieron a miles de personas quienes fueron obligados a recibir “educación y formación jurídica”, estos se manifestaron en contra de la educación del  idioma chino. El señor Kubis de Mongolia que reside en Japón le dijo al diario “Apple”, ese grupo de educación y formación  es como el campo de reeducación de Xinjiang, quieren convertir el lugar en xinjiang, implementando el campo de concentración  para dar clases.

El sitio web de Hong Kong Media East informó que el anuncio indicaba que si los padres o tutores de niños y adolescentes en edad escolar no envían a sus hijos a la escuela para recibir la educación obligatoria de acuerdo con las regulaciones, el gobierno de la bandera o el departamento de educación les dará a los padres y/o tutores “educación de críticas” y ordenó corregir dentro de un límite de tiempo.

Los padres o tutores, que después de la reeducación se sigan negando a enviar a sus hijos a la escuela para la educación se les impondrá una multa de entre 500 y 5.000 yuanes y serán responsables de acuerdo con la ley.

Las autoridades del PCCh a partir de este otoño, para promover las regiones autónomas en Mongolia Interior de la llamada  educación bilingüe de segundo tipo,  requiere que la escuela primaria y primer año de secundaria use materiales de enseñanza nacional del idioma chino como política e historia para reemplazar el libro de texto original de Mongolia, lo que ocasionó la manifestación del pueblo.

El medio de comunicación de Hong Kong “Apple Daily” dijo el 16 septiembre que, según un informe reciente del Centro de Información de Derechos Humanos del Sur de Mongolia, hasta el día anterior, al menos 9 personas habían sido obligadas a la enseñanza forzada del idioma chino por parte de las autoridades y debido a la presión se suicidaron, incluida una directora que se tiró de un edificio recientemente.

El Centro de Información sobre Derechos Humanos de Mongolia Meridional también señaló que las autoridades tienen arrestos arbitrarios, detenciones ilegales, desapariciones forzadas y arrestos domiciliarios a disidentes, escritores y líderes pastores. El número de arrestos ha superado a 1.000 personas y muchos fueron arrestados antes de que comenzaran las clases. El Centro de Información sobre Derechos Humanos de Mongolia Meridional describió a Mongolia Interior como una sociedad policial.

Según la Oficina de Educación de la ciudad de Xilinhot, la escuela secundaria de Mongolia en la ciudad, emitió un documento de notificación, cancelando la calificación de inscripción de la estudiante de secundaria Tona Rakin porque no regresó a la escuela dentro del tiempo especificado y se consideró que había renunciado voluntariamente al derecho de ingresar a la escuela. Al mismo tiempo, la escuela informó a la Oficina de Educación para cancelar su condición de estudiante, el documento fue firmado por la escuela secundaria en la ciudad de Xilinhot.

El gobierno local incluso emitió un documento que indica que todas las escuelas deben tener una cierta tasa de inscripción, desde el 14 de septiembre. El académico mongol Kubis, quien reside en Japón, ha estado en contacto con sus familiares y amigos en Mongolia Interior durante varios días. Señaló a Apple que las autoridades “se enloquecieron” ya que querían alcanzar la tasa de inscripción establecida, incluso enviaron policías especiales a la zona de pastoreo para arrestar a los padres, y luego se llevó a los niños a la escuela.

Los cinco organismo principales de “Seguridad Pública, Tribunales, Fiscalía y Educación” de Mongolia Interior emitieron un comunicado conjunto en el que declararon que los padres se verán obligados a recibir “educación y capacitación legal” si no envían a sus hijos de regreso a la escuela. A Kubis le preocupa que esto siga los pasos de otra minoría étnica en Xinjiang debido a este sistema legal. Los cursos de educación y formación son similares a los “campos de reeducación” en Xinjiang, que en realidad son reformas ideológicas (lavado de cerebro).

Editor a cargo: Yuan Ming Qing

Reportero de la estación: Fuming

Versión en Chino: https://www.soundofhope.org/post/422257?lang=b5

 

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios