Paracetamol quita el dolor y también la alegría

(La Gran Época)

El producto llamado acetaminofén en la farmacología revela cómo las emociones también pueden ser controladas por factores externos.

(La Gran Época)
dale click a la foto para ampliar

Un estudio de la Universidad Estatal de Ohio encontró que el Paracetamol -droga común usada para el dolor- tiene un efecto secundario que disminuye las emociones positivas, algo que no se había mencionado en estos 70 años de uso.

“Los participantes del estudio que tomaron Paracetamol reportaron emociones menos fuertes cuando vieron fotos muy agradables y muy preocupantes, en comparación con los que tomaron placebos”, señaló el psicólogo Geoffrey Durso, líder del estudio, en declaraciones publicadas el 13 de abril por la academia.

Durso destacó el hecho que en investigaciones anteriores ya se había demostrado que el Paracetamol, denominado Acetominofén en la farmacología, y cuyo compuesto principal es el tylenol, trabaja no sólo a nivel del dolor físico sino también a nivel del dolor psicológico.

Dados los resultados del nuevo estudio, según Durso, “esto significa que el uso de Tylenol o productos similares podría tener consecuencias más amplias de lo que se pensaba”, al referirse a que hay factores externos que contribuyen a controlar las emociones.

El uso de parecetamol es masivo en niños y adultos. La Universidad de Ohio citó un dato de la Asociación de Consumidores de Productos de Salud (CHPA) que revela que en Estados Unidos cada semana alrededor del 23 por ciento de los adultos, es decir unas 52 millones de personas, usan algún medicamento que contiene acetaminofén.

“La mayoría de la gente probablemente no es consciente de cómo sus emociones pueden ser impactadas cuando toman el Paracetamol”, comentó a su vez el profesor de psicología Baldwin Way, miembro del Instituto de Investigaciones de la Medicina del Comportamiento.

El estudio consistió en que 41 estudiantes universitarios participantes recibieron una dosis aguda de 1000 miligramos de Acetaminofén y otros 41 recibieron un placebo. Después de 60 minutos vieron 40 fotografías de un conocido “Sistema de Imágenes Afectivas”, las cuales debieron clasificar entre valores -5 (muy negativas) a +5 (muy positivas). Entre ellas se encontraban por ejemplo fotos de niños llorando, niños desnutridos o divirtiéndose felices con pequeños gatos.

Luego los participantes vieron nuevamente las imágenes y las clasificaron en cuanto a su reacción emocional entre 0, con poca o ninguna reacción, a 10 con extrema emoción.

Como resultado, los que consumieron Paracetamol bajaron sus estimaciones promedio de 6,76, registrado por el grupo que consumió el placebo, a 5,85, en la escala del 1 al 10.

“Las personas que tomaron paracetamol no sintieron los mismos máximos o mínimos que las personas que tomaron placebos”, concluyó Durso, y agregó que sobre el mismo tema, se desconoce si otros analgésicos como el ibuprofeno y la aspirina tienen el mismo efecto, por lo que piensan estudiarlos.

“Los resultados sugieren que el Acetaminofén afecta nuestras evaluaciones emocionales y no nuestros juicios de magnitud en general”, destacó el investigador.

El estudio ofrece apoyo a las teorías que dicen que hay factores que pueden influir o controlar el grado de sensibilidad en las personas, tanto para las cosas malas, como las cosas buenas de la vida.

El Paracetamol es un derivado del alquitrán de hulla. Es el metabolito activo de la fenacetina. De acuerdo a informes farmacológicos “se absorbe rápidamente en el tracto gastrointestinal; posee una biodisponibilidad del 100% y un metabolismo hepático del 95%; tiene una vida media de 1 a 4 horas y su excreción es renal”

Por Anastasia Gubin – La Gran Época

Redacción Radio SOH

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios