Consumir menos carne y evitar el desperdicio de alimentos, son dos de los cambios que se tendrían que realizar a nivel global, para alimentar con agricultura orgánica, a los 9 mil millones de personas que habrá en el planeta hacia el año 2050.

Son las conclusiones de un estudio realizado por especialistas del Instituto sobre Agricultura Orgánica de Suiza, publicada en la revista especializada Nature Comunications.

De acuerdo con los expertos, las cosechas orgánicas son 34% menos productivas que la agricultura industrial, en la que se aplican fertilizantes químicos para ayudar al crecimiento de las plantas, además de pesticidas artificiales para evitar plagas.

Para lograr que la agricultura orgánica sea suficiente, proponen que la cantidad de proteínas que los humanos deberíamos obtener de carne de animales, debe descender de 38% a 11% y proponen consumir legumbres para alcanzar los requerimientos energéticos de la ingesta.

También plantean reducir al mínimo el desperdicio de comida.

De acuerdo con la FAO, hoy en día tiramos entre 30 y 40% de los alimentos que se producen.

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios