Plantas Desalinizadoras ¿La esperanza de la humanidad?

La desalinización es un proceso mediante el cual se elimina la sal del agua de mar o salobre. El agua de mar tiene sales minerales disueltas. Debido a la presencia de dicha sal, el agua del mar no es apropiada para consumo humano y su ingesta en grandes cantidades puede provocar la muerte. Se sabe que el 97% del agua existente en nuestro planeta es agua de mar, y que solamente cerca de un 1% es agua apta para el consumo humano. Es por ello que la desalinización es un proceso por demás necesario e importante para la supervivencia de la población mundial.

Existen varias tecnologías para desalinizar: la desalinización por ósmosis inversa, por destilación, por congelación, por evaporación relámpago, por formación de hidratos y por electrodiálisis. Dichas técnicas son puestas en marcha por las Plantas Desalinizadoras que se encuentran instaladas en todo el mundo.

Un ejemplo de éste tipo de plantas, son las siguientes:

Planta Desalinizadora SOREK en Israel: Sorek establece nuevos referentes en la industria en cuanto a tecnología de desalinización, capacidad y costo de agua. Proporciona agua limpia y potable a cerca de 1.5 millones de personas que equivale al 20% de la demanda municipal en Israel. Su caudal es de 624,000 metros cúbicos al día, su tecnología es por ósmosis inversa y su puesta en marcha fue en el año de 2013.

Global Voices

Planta Desalinzadora CARLSBAD en San Diego: Es la mas grande planta del hemisferio occidental. Se finaliza su construcción en 2016. Suministrará 50 millones de galones, es decir, 204,402 metros cúbicos al día. El proyecto es valuado en $1,000 millones de dólares. Produce cerca de un 30% de toda el agua generada en San Diego ayudando a reducir la dependencia de agua importada. Se atienden entonces a 112,000 hogares por medio de la técnica de ósmosis inversa.

Planta Desalinizadora IDAM en Torrevieja: Inicia sus operaciones en 2013 con 215 millones de euros para su inversión. Está concebida para producir anualmente 80 hectómetros cúbicos por medio de ósmosis inversa, de los cuales 40 hectómetros serán destinados a riego y los otros 40 a abastecimiento de municipios tanto de la región de Murcia en España, como de la provincia de Alicante. La planta tiene una capacidad para distribuir 240,000 metros cúbicos de agua a 1.6 millones de habitantes.

Cada uno de éstos proyectos implica un uso hidroeléctrico digno de respetarse, los costos de producción del agua son relativamente menores a los generados actualmente y es por ello que se autorizan este tipo de proyectos. El consumo humano de agua dulce es una prioridad en cada país de nuestro planeta. Sin duda, son proyectos dignos de admirarse.

FUENTES:

EXCELSIOR, EL UNIVERSAL, LEVANTE, ACCIONA CORPORATIVO

Por: Leticia Flores

Para: Radio SOH

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios