Recuerdos pre natales: ¿Podemos al nacer recordar haber estado en el útero?

(Valentin Arr/iStock)

Aunque la ciencia ha hecho algunos progresos por comprender como almacenamos las memorias y su acceso, mucho acerca de la memoria sigue siendo un misterio.

(Valentin Arr/iStock)
dale click a la foto para ampliar

 La Universidad de la Escuela de Medicina de Virginia, sitio web, describe recuerdos prenatales: “Algunos niños pequeños informan de recuerdos antes o durante su nacimiento. En el caso de recuerdos reportados antes del nacimiento, algunos describen estar conscientes de los acontecimientos que se produjeron cuando estaban en el vientre materno, mientras que otros hablan de eventos desde otro reino o el cielo”.

“De vez en cuando, los niños describen partes de su proceso de nacimiento en el que sus padres dicen no haberles hablado de eso. Mientras que conocimientos actuales de memoria infantil no permiten que tales recuerdos sean posibles, sin embargo, algunos niños los describen”.

Cuando se trata de supuestos recuerdos prenatales, Podría ser que son circunstancias apenas imaginadas que se ajustan a las actuales necesidades de quienes lo reportan, como Mark L. Howe, en el departamento de psicología de la Universidad Lakehead, ¿lo cree?

¿Podría ser este uno de los muchos fenómenos misteriosos aparentemente relacionados con la conciencia de que existe algo más que el cerebro? (tal como ocurre con los niños que reportan recuerdos de vidas pasadas y exhiben una comprensión de adultos, como muy temprano en la vida) Esto explicaría la lucidez con la que se almacenan los recuerdos, aunque los bebés generalmente no se acreditan con tal lucidez debido al nivel de su desarrollo cerebral.

¿Podría haber algún proceso extraño en el trabajo por el cual un feto absorbe recuerdos contenidos en el cerebro de su madre?

Conexión del cerebro del bebé ¿con el de la mamá?

En un estudio realizado por un equipo de la Universidad de Emory, investigadores entrenaron a ratones para que tengan miedo de acetofenona, un olor a fruta que se utiliza en la cereza, jazmín, madreselva y aromas de almendra. Los ratones recibirían una descarga eléctrica en combinación con la experiencia del olor, la creación de una asociación dolorosa con el olor.

El autor de “La Anatomía Espiritual de la Emoción”, Michael Jawer explicó: “Sus narices se adaptan de acuerdo a la generación de más de un tipo particular de neuronas introducidas con olor, y así lo hicieron sus cerebros, que crecieron en una área expandida de reconocimiento para aquello”.

Lo sorprendente es que: “La descendencia de estos ratones, que nunca antes se habían expuesto al olor; en respuesta a esto también mostraron mayor miedo y sobresalto”.

“Tengo un vivo recuerdo de mi madre cuando se dañó su coche en camino de regreso de la tienda de comestibles y yo aún no había nacido”

Los cerebros de las crías tenían un mayor número de la misma clase de neuronas de aumento que en los cerebros de los ratones padres. Sus narices eran más sensibles a este olor particular. Inclusive se vio afectada la tercera generación.

Por supuesto, es algo como un ratón que transmite una respuesta de sobresalto a su descendencia y otro para una madre humana que de alguna manera transmite recuerdos complejos de eventos de su vida, hacia el bebé en su vientre.

Recordando un accidente de tráfico ¿desde dentro del vientre?

Un usuario de Reddit compartió la siguiente memoria prenatal: “Tengo un vivo recuerdo de mi madre cuando se dañó su coche en camino de regreso de la tienda de comestibles. Ella se metió en una pelea a gritos con mi padre debido a eso. Cuando le pregunté a mi madre acerca de ello en mis años de adolescencia, ella me dijo que yo no había nacido todavía, y en esa época estaba en el vientre. Mi padre lo corroboró. [Yo] también tengo memoria del primer día. Yo estaba en el regazo de mi madre mientras ella fue llevada fuera del hospital después de darme a luz. Recuerdo el interior del edificio y de las vidrieras, la vestimenta de las enfermeras, ropa de mi padre, y el coche al que entraron. Ambos confirmaron mi memoria”.

Algunos recuerdos prenatales son experimentados desde una perspectiva fuera de la matriz. La persona recuerda lo que le parecía el entorno. Algunos son más claros desde una perspectiva dentro del vientre materno. Por ejemplo, otro usuario de Reddit compartió esta experiencia: “Al parecer, cuando era pequeño le dije a mi mamá sobre un recuerdo que tenía de estar en un lugar oscuro y cálido, estrecho. Hubo un estruendo muy repetitivo pero algo relajante pasando en el fondo, y yo apenas podía ver una luz roja tenue y difusa frente a mí. La luz fue palmeada con líneas rojas ligeramente más oscuras que parecían latir sincronizadas con el golpeteo.

“La memoria sólo duró un par de segundos… Yo no entendía en el momento que yo describía perfectamente lo que debe haber sido como estar dentro de mi madre. Ahora no sé cuánto recuerdo junto a lo que recreé, pero hubo un punto de mi vida en que mi primer recuerdo fue anterior a mi nacimiento”.

Muchas de estas experiencias se comparten en el sitio web www.Prebirthmemories.com, incluyendo lo siguiente: “Mi hijo Magnus de 7 años de edad, y yo, estábamos hablando acerca de la nieve. Le dije que me encantaba la nieve porque mi primer recuerdo es de trineo con mi padre y mi hermano cuando era de 2 años.

“Entonces le pregunté a Magnus cual fue su primer recuerdo. … Luego a continuación Magnus describió haber estado en un lugar “oscuro”, allí sentado en silencio. Le pregunté si tenía miedo y él respondió: “no, ¡me sentí GENIAL! “Luego él dijo que estaba de pie en lo que él lo llama una casa “verde”. Esto me confundió por un día o dos hasta que me di cuenta que las paredes interiores de nuestra casa eran verdes cuando él nació. Desde entonces lo hemos repintado pero dejando algo de verde en una estantería construida. Se lo mostré a él y sí, es “ese” verde. Le pregunté qué estaba haciendo, mientras estuvo en la casa verde y dijo, “sólo le echaba un vistazo”. Luego dijo que estuvo de vuelta en lo ‘negro’ y una voz en su cabeza le dijo: “No te preocupes, pronto vas a estar en la Tierra”. Este fue el punto en el que me di cuenta de que todo esto es una memoria prenatal.

“Magnus dice que recuerda verse a sí mismo nacer, ‘de pie detrás de las cortinas, mirando’…. Yo le pedí que me dijera lo que él pudo ver y describió a las enfermeras, a mí y su mamá, pero también describió al médico como ‘ella’, tal como fue. No recuerdo jamás diciéndole que el [médico]… era una mujer”.

Aunque Howe cree que tales recuerdos son creados por la imaginación y que los verdaderos recuerdos son sólo probabilidades posibles a partir de la edad de 18 meses en adelante, levantó preguntas interesantes sobre la naturaleza de los primeros recuerdos en su papel, “Memorias de cuna”.

“Experiencias que se codifican antes del uso de un lenguaje ¿son fáciles de traducirse en palabras, una vez que los niños lo convierten verbalmente fáciles?”, Preguntó Howe. “¿Hay la habilidad de recordar verbalmente eventos pre verbales que varían en función del carácter distintivo de la experiencia en la memoria, ya sea traumática, y si ha seguido un significado personal? … ¿Hay cambios en el almacenamiento que se opongan a la retención de experiencias tempranas? Por ejemplo, ¿la adquisición de conocimientos a transformar lo que ya está en almacenamiento? Los cambios en el conocimiento, en particular sobre el yo, ¿alteran el significado personal de experiencias, transformándolos de lo que alguna vez fueron personalmente significativos hacia eventos que son simplemente una curiosidad interesante, y ahora son más propensos a ser olvidados? Por último, ¿necesitamos tener acceso consciente a recuerdos del pasado para que ejerzan su influencia sobre nosotros?”

El universo está lleno de misterios que desafían nuestro conocimiento actual. En “Explorando Enigmas” La Gran Época recoge historias sobre estos extraños fenómenos para estimular la imaginación y previamente abrirlos a inimaginables posibilidades. ¿Son verdad? Usted decide.

 Por Tara Mac Isaac – La Gran Época

Redacción Radio SOH

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios