El Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, el pasado 10 de noviembre, en el  Instituto de Investigación Ronald Reagan dio un discurso detallado de la política de la administración del gobierno de Trump sobre China y utilizó los términos más fuertes hasta ahora para describir al gobierno del PCCh.

Según amplios informes de los medios, el discurso de Pompeo se tituló “Compromiso de Estados Unidos”, en donde llamó al PCCh un «monstruo marxista-leninista» y su gobierno es «totalitario, brutal y contrario a la libertad humana», y afirmó claramente que Estados Unidos considera al PCCh como «la amenaza número uno para la libertad en el mundo de hoy».

Pompeo citó los comentarios del expresidente Reagan sobre la Unión Soviética y pronosticó que China eventualmente acabará con la dictadura de partido único: «Al final, el pueblo chino, al igual que el pueblo soviético, determinará el curso de la historia de este país».

Señaló que la administración Trump ha revertido con éxito su política hacia el PCCh: “El nuevo consenso sobre el PCCh es un resultado histórico de la fuerza y ​​franqueza de Estados Unidos. De hecho, todo el campo político ahora reconoce la urgencia de este asunto. Esto muestra que la administración Trump ha realizado cambios importantes y exitosos para la seguridad nacional de Estados Unidos e incluso la libertad de toda la humanidad”.

Pompeo dijo que la administración Trump ha movilizado a todos los departamentos y ha utilizado todas las herramientas para enfrentar los desafíos del PCCh. Estados Unidos necesita ayudar al pueblo chino a obtener información gratuita y derribar el cortafuego (firewall) de Internet. «Nuestro trabajo básico es asegurar que el pueblo chino tenga acceso a información y datos. Lo que necesitan saber para que también puedan compartir la libertad que apreciamos. Debemos tener la capacidad de permitirles derribar el cortafuego (firewall) de Internet que aprisiona al pueblo China. Esto permitirá que el pueblo chino tome una decisión completamente diferente, a diferencia del camino que toman los líderes actuales».

En un discurso que conmemoraba el 30 aniversario de la caída del Muro de Berlín en noviembre del año pasado, el presidente de Estados Unidos, Trump, dijo: «Que el destino del Muro de Berlín sea una lección para los regímenes opresores y los gobernantes de todos los países: ningún telón de acero podrá contener a quienes tienen una voluntad de acero y están decididos a luchar por la libertad». Los observadores mencionaron en ese momento que si las lecciones del Muro de Berlín se extienden hasta el día de hoy, lo primero que debería preocupar del Muro de Berlín de hoy, es el sistema de cortafuego de internet, es el muro más malvado construido por el PCCh, el gobierno de Estados Unidos tiene la responsabilidad de ayudar al pueblo chino a derribar el cortafuego (firewall) de Internet. Porque EE.UU había tomado una posición equivocada, anteriormente, tomo la política de apaciguamiento hacia el PCCh.

Los observadores creen que desde los discursos del vicepresidente estadounidense, Pence sobre la política del PCCh en octubre de 2018 hasta el del secretario de Estado, Pompeo en octubre de 2019, Estados Unidos finalmente ha logrado una comprensión clara de la China comunista después de más de medio siglo. Tomando la guerra comercial como punto de partida para revertir las desventajas del enfrentamiento entre Estados Unidos y China, Washington debe asumir la importante tarea de desmantelar el cortafuego del PCCh en el futuro.

En su discurso del día 10 de noviembre, Pompeo también mencionó que organizaciones como la Fundación Democrática Nacional de EE.UU y la Administración General de los Medios Globales juegan un papel importante en la defensa de la democracia y la libertad global. Deben contar con los líderes y las herramientas adecuados para que puedan alcanzar sus objetivos.

Reportero: Han Mei

Editor: Yuan Ming Qing

Versión en chino: https://www.soundofhope.org/post/441532?lang=b5

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios