La organización de derechos humanos Amnistía Internacional publicó una “actualización de acción urgente” para una practicante de Falun Gong que enfrenta cadena perpetua.

Chen Huixia, de alrededor de 60 años, fue arrestaba bajo dudosas condiciones y ahora enfrenta una condena de entre tres años y prisión perpetua.

Descargue el documento en español: https://www.amnesty.org/download/Documents/ASA1757512017SPANISH.pdf

Falun Gong es una disciplina tradicional de meditación que se practicaba libremente en China por decenas de millones de personas antes de que el ex líder chino Jiang Zemin ordenara la represión de la disciplina en 1999. La brutal campaña de persecución de Jiang contra la práctica consiste en trabajo forzado, lavado de cerebro, tortura e incluso muerte.

 

Según informan investigadores, el régimen chino también sustrae y vende los órganos de los practicantes por dinero. Un informe de 680 páginas lanzado el junio pasado, sugiere que entre 60.000 y 100.000 practicantes pueden haber sido asesinados por sus órganos desde el año 2000; el mismo fue elaborado por un grupo de investigadores compuesto por parte de David Kilgour, ex parlamentario canadiense, David Matas, reconocido abogado de derechos humanos y el periodista Ethan Gutmann.

Persecución a Falun Dafa

¿Conoces de la persecución en China hacia los practicantes de Falun Dafa? "La campaña de persecución contra Falun Gong o Falun Dafa ha sido llevada a cabo por funcionarios chinos y la policía, alcanzando a todos los niveles de la sociedad" Congreso de los Estados Unidos ¡Te invitamos a ver el video y compartirlo! #SOSFalunDafa

Posted by Falun Dafa en México on Thursday, October 27, 2016

 

De acuerdo con la acción urgente de Amnistía publicada este 21 de febrero, la familia de Chen no ha podido visitarla en el centro de detención en que se encuentra desde junio del año pasado.

Amnistía dijo que su abogado solicitó el archivo del caso y afirmó “que aún tenía que verificar la relación de Chen Huixia con su hija, que había contratado al abogado desde el extranjero”.

Su abogado también dijo que su condición ahora es estable (según se informó estaba sufriendo problemas de salud) y que ya no es objeto de tortura o lavado de cerebro para hacerla renunciar a su fe.

Pero su familia “no tiene más detalles, dado que el abogado creyó que sus comunicaciones estaban siendo monitoreadas y por lo tanto hizo llegar información limitada”.

Chen fue llevada por primera vez por la policía en junio de 2016. Estando bajo custodia, fue objeto de formas extremas de tortura, lo cual es común para los practicantes de Falun Gong en centros de detención y campos de trabajo forzado a lo largo de China. Fue atada a una silla de hierro por meses en un centro clandestino de detención. Luego, fue llevada al Centro de Detención Municipal Nro. 2 de Shijiazhuang en la Provincia de Hebei en julio del año pasado.

Chen no tuvo abogado hasta noviembre de 2016 debido a que muchos abogados que su familia contactó se rehusaron a tomar el caso porque creían que las autoridades no lo permitirían.

redaccion@sohnetwork.com

Fuente: Amnistía Internacional

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios