Practicantes de Falun Gong de Bulgaria y Rusia liberados de su detención ilegal en Serbia

Practicantes de la disciplina de Falun Dafa en Washington, D.C.

Practicantes de Falun Gong en Washington DC
Los nueve detenidos tenían previsto participar en las manifestaciones pacíficas para crear conciencia sobre los crímenes cometidos en China y la sustracción de órganos a practicantes vivos de la disciplina.

Luego de presiones internacionales, siete búlgaros y dos rusos adherentes de Falun Gong fueron puestos en libertad después de tres días de detención ilegal en las afueras de Belgrado. La UE y Amnistía Internacional estaban entre los que se involucraron en el asunto.

Las autoridades serbias los acusaron de amenazar la seguridad nacional. La policía los tomó detenidos a la fuerza en su hotel, justo después del check-in durante la tarde del 14 de diciembre.

“Con esta detención, las autoridades serbias se están convirtiendo en cómplices directos de los crímenes del régimen comunista chino”, dice una declaración del 16 de diciembre de la Asociación de Falun Dafa de Bulgaria (AFDB).

Los nueve detenidos tenían previsto participar en las manifestaciones pacíficas para crear conciencia sobre los crímenes cometidos en China y la sustracción de órganos a practicantes vivos de Falun Gong. El premier chino, Li Keqiang se reunió con sus homólogos de 16 países de Europa Central y Oriental (ECO) durante los días 16 y 17 para la tercera cumbre China- (ECO).

Pero las solicitudes para manifestaciones presentadas por los practicantes de Falun Gong serbios fueron negadas por la policía el 13 de diciembre. Fue entonces que el grupo de nueve practicantes de Falun Gong búlgaros y rusos decidió viajar a Belgrado con el fin de reunirse con los practicantes de Falun Gong serbios que conocían. Planeaban meditar en un parque local y discutir sus experiencias practicando esta disciplina tradicional china.

“Las autoridades serbias violaron la Constitución de Serbia, así como la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, de la que Serbia es firmante”, dijo el comunicado de AFDB. “La detención también es una clara indicación de que Serbia no tiene en cuenta las directivas del Parlamento Europeo”.

En diciembre pasado, el Parlamento Europeo aprobó una resolución en la que condena la sustracción forzada de órganos a practicantes de Falun Gong en China, y aconsejó a sus Estados miembros el informar a sus ciudadanos de no ir a China para operaciones de trasplante, ya que los órganos bien podrían provenir de presos de conciencia.

“Ninguno de los detenidos es un criminal. Todos son defensores de los derechos humanos y por eso fueron a Belgrado”, continuó el comunicado de la BFDA.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es un antiguo método espiritual chino, que consiste en la enseñanza de los principios de Verdad, Benevolencia Y Tolerancia, y cinco ejercicios de meditación. Debido a su enorme popularidad, el Partido Comunista Chino prohibió Falun Gong en 1999, y lanzó una mortífera campaña para eliminar, a través de cualquier medio, la práctica de China.

“Todo el derecho a protestar”

Con el fin de que se les permitiera  ponerse en contacto con representantes de las embajadas de Bulgaria y Rusia, los detenidos aceptaron ser transferidos al Centro de Detención para Traslado en Padinska Skela, en las afueras de Belgrado. Pero incluso entonces no se les dio la oportunidad de hablar con sus cónsules.

En el centro de detención, se les pidió a los practicantes de Falun Gong que firmaran una declaración en la que admitían que habían llegado a Serbia para participar en protestas ilegales. Si firmaban, corrían el riesgo de ser deportados e incluso procesados. Todos los detenidos se negaron.

La policía dividió al grupo en mujeres y hombres, requisaron sus teléfonos, documentos, tarjetas de crédito, y pertenencias personales. Pero los practicantes guardaron secretamente un teléfono y fue gracias a él que los detenidos pudieron comunicar su detención a sus familiares en Bulgaria durante la madrugada del 15 de diciembre.

La AFDB inmediatamente notificó al Ministerio de Asuntos Exteriores Búlgaro (MAE) y a la embajada búlgara en Belgrado. Les tomó mucho tiempo a los diplomáticos el averiguar el paradero del grupo. El MAE insistió en la liberación inmediata de los ciudadanos búlgaros.

“Tenemos información de que nuestros compatriotas no han participado en ninguna acción de protesta”, dijo Betina Zhoteva, portavoz del ministerio en un comunicado. Pero Zhoteva señaló que “como ciudadanos de la Unión Europea, los detenidos tienen todo el derecho a protestar”.

Mientras tanto, la noticia de la detención de los nueve practicantes se extendió rápidamente por toda la prensa búlgara y se mantuvo en titulares durante dos días consecutivos: activistas locales de Falun Gong fueron invitados a hablar en la TV Nacional, en la Radio Nacional, en la TV7 nacional y Nova TV. Información sobre la detención fue publicada en los principales periódicos y medios de comunicación en línea.

Comunidad internacional al rescate

El MAE búlgaro anunció el 16 de diciembre que probablemente los practicantes serían liberados después del fin de la cumbre. Esto se debe a que las autoridades serbias tenían miedo que si eran liberados antes, los practicantes podrían regresar y manifestarse.

Afortunadamente, la comunidad internacional llegó al rescate y los practicantes fueron liberados alrededor de las 7 pm el 17 de diciembre, regresando a casa alrededor de las 3 am del día siguiente.

“Creo que la liberación antes de lo previsto se debió principalmente a la presión de la Unión Europea”, dijo Georgi Pleshkov, practicante de Falun Gong búlgaro y uno de los detenidos. “Si no hubiese sido por eso, nos hubieran mantenido hasta el jueves o incluso el viernes”.

Eduard Kukan, Miembro del Parlamento Europeo y presidente de la Comisión Parlamentaria para la Estabilización y Asociación UE-Serbia, también pidió a la liberación de los practicantes detenidos en Serbia.

“Estoy preocupado por la detención de los activistas de derechos humanos de Falun Gong en Belgrado, quienes llegaron a Serbia para crear conciencia sobre la situación de los derechos humanos en China”.

“El Parlamento Europeo está comprometido en apoyar los diálogos pro democracia y derechos humanos en todo el mundo, y apoya el derecho de reunión y las protestas pacíficas en los países de la UE, y en los países que aspiran a convertirse en miembros de la UE. Teniendo en cuenta que Serbia es un país candidato a la UE, estamos alarmados por las medidas que las autoridades serbias tomaron en este caso, y pedimos la liberación de los activistas de derechos humanos, así como una explicación clara de la situación”.

Durante una conferencia de prensa en el Consejo de Estabilización y Asociación entre la UE y Serbia el 17 de diciembre, un periodista de NTD Televisión planteó la cuestión de la detención al Ministro para la Integración Europea de Serbia, Jadranka Joksimovic. Ella respondió que el incidente es desagradable, pero que las autoridades serbias harán todo lo que tienen que hacer.

Junto con los siete búlgaros y dos practicantes rusos, las autoridades serbias liberaron a otros dos practicantes de Falun Gong, detenidos en el mismo centro: uno de Eslovaquia y otro de Finlandia. A otros dos practicantes de Croacia se les prohibió la entrada a Serbia, y dos practicantes más de Finlandia fueron deportados desde el aeropuerto de Belgrado.

Por Por Kremena Krumova – Radio SOH

redaccion@sohnetwork.com

Te puede interesar:

{youtube}https://www.youtube.com/watch?v=wWi2ym4BYPo{/youtube}

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios