Regla # 7 del dinero. Monitorea tu progreso

Un lector me preguntó si podía desmenuzar mis ideas en unos cuantos principios. Después de una cuidadosa reflexión, elaboré una lista de catorce “reglas” básicas resumidas sobre el dinero y la filosofía de vida. Voy a ofrecer  esto como una serie semanal.

Una de las primeras cosas que hice cuando empecé a dar vueltas sobre mi situación financiera fue comenzar a hacer el seguimiento de mi patrimonio neto a través del tiempo. Cada semana (y más tarde cada mes), calculé el valor de todos mis bienes, toda mis deudas, y la diferencia entre los dos (mi patrimonio neto).

Después, cuando empecé a tratar de mejorar mi estado físico, empecé a llevar un registro cuidadoso de varias medidas: mi peso, mi ritmo cardiaco en reposo, y el número de millas que caminaba y trotaba. Aún más allá, comencé a compartir los datos de cada caminata y carrera a través de la página web de Nike + Website, la cual que me permite comparar mi progreso con los demás.

Me gusta llamarle el efecto de “llevar la cuenta”. Casi siempre, se vuelve más divertido, trabajar hacia una meta difícil si tú tienes algún tipo de método de comparar tu progreso con el progreso de los demás, o comparando tu estado actual con tu estado en el pasado. Tu puedes ver tu mejoramiento claramente – cuando revisas y ves que tu patrimonio neto es de hasta $ 10.000 en comparación con el año pasado o que revises tu promedio de millas es algo más de un minuto más rápido de lo que era hace unos meses, que te parece enorme. Ese es un estímulo gigante.

El  punto importante, en este caso es mantener la motivación hacia tus metas. Llevar la cuenta mantiene las grandes metas en  el frente y en el centro de tu  mente. Combinando eso con un recordatorio visual de tu objetivo puede ser muy poderoso, ya que mantienes tu objetivo en el frente y centro de tu mente y además demuestra tu progreso claramente.

Hay un sinnúmero de herramientas por ahí que te ayudarán a realizar un seguimiento de tu progreso personal en las finanzas. Estas tienden a inclinarse hacia herramientas como Wesabe,  Open Office o Quicken, que te permiten preservar la seguridad de la información de tu cuenta, pero requieren un poco más de trabajo. Por otro lado, dispone de herramientas como Casa de la Moneda, que reúne la información para ti, pero requiere que se comparta toda la información de tu cuenta con un sitio web (lo que realmente nos preocupa desde el punto de vista de seguridad personal, independientemente de lo que diga la política de Casa de Moneda  sobre la privacidad).

Creo que vale la pena seguir con atención el progreso en cuatro áreas:

Dar seguimiento a tus activos. Para mí, lo único que incluí fue  el valor estimado  de mi casa, más los saldos de las cuentas de inversión y cuentas de ahorros que tengo. En un mes normal, espero incrementar  esta cantidad hacia arriba lentamente a lo largo del mes anterior, lo que significa en realidad es que estoy ahorrando dinero. En algunos meses a veces  veo una rebaja drástica,  por ejemplo, si compro un coche, eso es por lo general  una rebaja  de dinero bastante grande, el coche no se incluye como parte de mis activos, ya que se deprecian mucho.

Dar seguimiento a tus deudas. Esto es fundamental si se esta tratando de ordenar la trayectoria a través de un plan de pagos. Cada mes, registra el saldo de cada deuda, y luego súmalos. Si actualmente estás esforzándote para pagar más de lo que estipula el plan de pago de la deuda, el saldo total de tus deudas debe disminuir de manera significativa cada mes. Si no va disminuyendo la deuda, necesitas ver seriamente lo que está pasando.

Seguimiento de tu patrimonio neto. Esta opción es simple – sólo tienes que añadir tus activos y restar todas tus deudas a partir del total. Obviamente, cada mes, tú quieres que su patrimonio neto sea más alto que el mes anterior. Me gusta hacer notar la diferencia de mes a mes y me esfuerzo para aumentar esta diferencia cada mes.

Seguimiento de tus gastos. Cada vez que tú gastas, anótalo. Mantén un registro de todo eso y al final del mes, súmalos. Aún más importante, divide los gastos en categorías – gastos de mantenimiento (agua, luz, gas), alimentos necesarios, salir a comer, entretenimiento, libros – y la suma total de cada categoría. Esta técnica es de gran alcance, ya que muestra las áreas donde el gasto está fuera de control y el que es necesario reforzar.

Como mencioné anteriormente, cuando das seguimiento a tu progreso de esta manera, se convertirá en una ayuda enorme para fijar metas. Aquí están las tres formas que muestran que he utilizado los datos anteriores para establecer metas a corto plazo, para mí, esto está empujándome hacia nuevas alturas:

Quiero que el crecimiento de mi patrimonio neto sea mejor en este mes que el año pasado. Digamos que mi patrimonio neto se elevó de $ 1.000 de junio a julio. Entonces quiero que mi crecimiento del patrimonio neto entre julio y agosto sea de $ 1.001 o más. Obviamente, no puedo controlar el crecimiento del mercado de valores, pero puedo controlar mis impulsos de gastar.

Quiero cortar mis gastos en esta categoría específica en un 50% el próximo mes. Si me doy cuenta de que yo gasto más de lo que pensaba en un área determinada el mes pasado – como libros, por ejemplo, o en comer fuera – fijaré una meta para el próximo mes de reducir mis gastos en esa categoría por una cantidad decisiva sin necesidad de gastar en otros lugares.

Quiero que mi deuda disminuya más este mes que el mes pasado. Hacer esto funciona poco a poco con mi meta de patrimonio neto, pero de una manera un poco más específica. Voy a trabajar duro para obtener unos pocos dólares extras en ese mes para que me ayude a pagar la deuda.

También he encontrado que el aspecto social de dicho seguimiento y el ajuste de la meta son de gran alcance. Si te gusta hacerlo en línea, Wesabe es una herramienta muy interesante y de gran alcance para compartir tu información y compararla con el progreso de los demás. Tú puedes alentar a los demás, dejarse animar por otros y empujar juntos hacia el logro de las metas.

Soy estoy de acuerdo en que esto se lleve a cabo también fuera de línea. Tú puedes encontrar  un compañero de finanzas personales y reunirte  regularmente con él para animarse uno a otro, compartir su progreso y sus problemas, y ofrecer consejos útiles entre ustedes y los demás. Para mí, la realidad de conocer a alguien cara a cara hace que el seguimiento de esos progresos sea más real – y también añade una fuerte ventaja porque surge  la competitividad entre ustedes y así le echan más ganas.

Finalmente, la clave es hacer el seguimiento al progreso de tus finanzas personales. Muestra muy claramente dónde has estado, ¿hasta dónde has llegado, y hacia donde tienes que dirigirte. Te ayuda a ver las áreas en que eres exitoso – y señala las áreas donde necesitas  trabajar más. Constantemente empujas hacia adelante  hacia cosas más grandes y mejores.

Al final, viendo tus pasos te ayudará a seguir ese camino directamente a tus sueños, si se trata de un sueño financiero o de un sueño en cualquier aspecto de tu vida.

Trent Hamm, creador y autor de “The Simple Dollar”

 

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios