¿Qué fue lo que firmó Meng Wanzhou? ¿Por qué no fue su familia a recibirla a su «regreso» a China?

0
127

La ejecutiva de Huawei, Meng Wanzhou, voló a Shenzhen el sábado por la noche (25 de septiembre) después de casi tres años de arresto domiciliario en Canadá, provocando un frenesí de alegría entre los seguidores del PCCh.

Global Times publicó un editorial titulado «Meng Wanzhou fue liberada por ser declarada inocente de los cargo, esto es muy importante» el articulo ayudó a avivar el sentimiento nacional.

Entonces, ¿se declaró Meng culpable o no?

Según la legislación estadounidense, un acuerdo de enjuiciamiento diferido (DPA) es una alternativa voluntaria a un acuerdo de no enjuiciamiento (NPA) en el que el acusado se compromete a cumplir ciertas condiciones a cambio del indulto del fiscal.

Por ejemplo, el fraude empresarial puede resolverse mediante un acuerdo de aplazamiento del juicio, el acusado se compromete a pagar daños y perjuicios, aplicar reformas empresariales y cooperar plenamente con la investigación. Una vez que se cumplan los requisitos estipulados, se retirarán los cargos correspondientes.

Según The Global Times, Meng llegó a un acuerdo con el Departamento de Justicia de EE.UU. Ella admitió ante la corte de Nueva York sólo una «declaración de hechos» sobre el caso en una audiencia por video horas antes de su liberación, pero dijo que «no se declaró culpable».

Entonces, ¿qué acuerdo firmó Meng que llevó a su repentina liberación tras casi tres años de arresto domiciliario?

El contenido del acuerdo de firmado por Meng

Según un anuncio publicado en la página web oficial del Departamento de Justicia de los Estados Unidos el viernes (24 de septiembre), la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, admite haber engañado a las instituciones financieras mundiales.

Nicole Boeckmann, fiscal estadounidense en funciones del distrito este de Nueva York, dijo: «Al entrar en el acuerdo de procesamiento diferido, Meng Wanzhou admitió que durante su mandato como directora financiera de Huawei, trabajó con empleados de Huawei para engañar a las instituciones financieras mundiales, al gobierno de Estados Unidos y al público sobre las actividades de Huawei en Irán.

Con el fin de engañar a los bancos y así mantener la cooperación con ellos, desempeñó un papel importante en estos actos fraudulentos», lo que dio lugar a que las instituciones financieras siguieran prestando servicios a Huawei en violación de la legislación estadounidense.

Entre 2010 y 2014, Huawei controló las operaciones comerciales de Skycom en Irán a través de su entidad, Canicula.

Huawei envió una serie de pagos de al menos 7,5 millones de dólares desde las cuentas bancarias de Skycom en Asia, incluida una cuenta en una institución financiera multinacional, a empresas de empleados en el Reino Unido. Las transacciones estaban denominadas en dólares estadounidenses y se liquidaban a través de Estados Unidos, lo que constituye un fraude financiero.

En diciembre de 2012 y enero de 2013, varios medios de comunicación informaron que Skycom estaba vendiendo en Irán equipos «embargados» por Estados Unidos, lo que suponía una violación de las leyes estadounidenses de control de las exportaciones.

En 2013, Meng desmintió públicamente estas afirmaciones de los medios diciendo que Skycom era un «tercero con el que Huawei trabajaba» y que entre ambos existía una «cooperación empresarial normal y controlada».

Meng dijo que Huawei era «un antiguo accionista de Skycom». pero ha «vendido todas sus acciones en Skycom». Las «operaciones de Huawei en Irán cumplen estrictamente con las leyes, reglamentos y sanciones aplicables» y «Ni Huawei ni ningún tercero con el que coopera Huawei ha violado la normativa de control de exportaciones».

Estas declaraciones públicas de Meng fueron acreditadas por las instituciones financieras, lo que dio lugar a que prestaran servicios prohibidos a las operaciones de Huawei en Irán, incluidos los servicios bancarios, en violación de la normativa sobre transacciones y sanciones contra Irán de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (31 C.F.R. Parte 560).

A Meng se le concedió el enjuiciamiento diferido y la liberación después de admitir en su audiencia grabada en vídeo y en el acuerdo DPA que había mentido públicamente y admitido previamente todos los actos delictivos supuestamente cometidos contra ella por los Estados Unidos. En otras palabras, Meng se declaró culpable a cambio de no ser procesada. Y en virtud del APD que firmó, Meng no podía incumplir ni impugnar este acuerdo.

Además, Meng ha firmado una acusación suplementaria. Si Meng viola el APD, estará sujeta a todos los cargos que se le imputan en la tercera acusación sustitutiva del caso.

Según el análisis del comentarista Zhang Tianliang, los hechos presentados por Meng y el acuerdo que firmó abrieron la puerta para que EE.UU. demandará a Huawei, y se puede decir que Meng fue liberada como un testigo a favor del estado para demandar a Huawei. La declaración de Meng se convirtió en un cuchillo que pendía sobre las cabezas de Huawei y su fundador Ren Zhengfei.

Esto parece explicar el por qué Ren Zhengfei no llegó al aeropuerto a saludar a su hija a la que no veía desde hacía años.

La fiscal Nicole Bockman dijo: «Nuestro equipo de acusación sigue preparándose para el juicio de Huawei, y esperamos probar nuestro caso contra la compañía en el tribunal.»

«Meng admitió que se trataba de un patrón consistente de engaño en violación de la ley estadounidense», dijo Alan E. Kohler Jr. director adjunto de la unidad de contrainteligencia del FBI. «Cuando hay indicios de que las empresas que hacen negocios en Estados Unidos actúan desafiando nuestras leyes, el FBI seguirá investigando activamente».

Meng Wanzhou se declaró culpable

Dado que Meng admitió los delitos alegados por los fiscales estadounidenses -lo que el Global Times denominó «declaración de los hechos»- y firmó un APD, el caso no pasó a la fase de enjuiciamiento formal. Sin acusación, por supuesto, no hay juicio ni sentencia, por lo que no existe la declaración de culpabilidad o inocencia.

No existe la declaración de «no culpabilidad», como afirma a gritos el Global Times. El Global Times ha cambiado el concepto y ha promovido algo que no existe como la «declaración de inocencia». La práctica del Global Times es la misma que la de Yang Jiechi, ex ministro de relación exterior de China que maldijo a Estados Unidos durante la reunión de alto nivel entre Estados Unidos y China de este año, pero no se le permitió traducir, lo que él dijo es para que escucharan los seguidores del PCCh dentro de  China.

El regreso de Meng a China es una bendición o una maldición

En fuerte contraste con el frenesí de la recepción de los fans seguidores del PCCh, la situación de la opinión pública se invirtió bruscamente  un día después (26 de septiembre). «El mensaje de los cibernautas a Meng Wanzhou es demasiado punzante» fue el segundo mensaje más buscado en Weibo, En los comentarios de los internautas de China continental predominaron los que coqueteaban y ridiculizaban a Meng, y no fueron borrados. El único sobre Meng que apareció en Weibo ese día.

Los internautas analizan que a Meng le pueden pasar factura después de todo, ha admitido algunos de sus delitos o errores antes de ser aplazada y puesta en libertad, lo que significa que es culpable. ¿Cómo puede tolerar el PCCh que una persona con una «mancha» se convierta en una figura pública que ha perdido su valor a los ojos del PCCh? Por lo tanto, es previsible que Meng desaparezca pronto de la escena pública.

Algunos internautas afirman que una vez que Meng regrese, será difícil que vuelva a salir.

El mundo exterior ha comentado que el regreso de Meng a China podría ser el principio de una pesadilla para ella.

Los dos rehenes canadienses, Michael Kovrig y Michael  Spavor, que fueron retenidos por el PCCh tras la detención de Meng en Canadá, fueron liberados poco después de la salida de Meng hacia China, llegando a Canadá dos horas antes que Meng.

La liberación de Kovrig y Spavor también confirma la diplomacia de los rehenes del PCCh.

Editor: He Jingtian

Reportero: Li Hui

https://m.soundofhope.org/post/548883

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios