Incluso los químicos chinos desconocen los efectos de sus drogas sintéticas

(Photo/Andy Wong)

Las drogas sintéticas han estado haciendo que la gente haga cosas malditas. Por ejemplo, en Florida una nueva droga sintética llamada “Flakka”, ha visto a un hombre violar a un árbol mientras se hace llamar “Thor”; hizo a otro empalarse en una cerca; y ha enviado a otros a episodios locos de paranoia.

(Photo/Andy Wong)
dale click a la foto para ampliar

 En general, el problema con Flakka es un problema con las drogas sintéticas. Para eludir la ley, los químicos continúan produciendo  nuevas drogas. A su vez, a menudo esas nuevas drogas tienen efectos desconocidos y con su uso desconocido, ponen las vidas en riesgo.

Y resulta que incluso algunos químicos en China, quienes están agravando el problema de las drogas sintéticas, ellos mismos desconocen qué hacen las drogas, mucho menos saben cuál sería una dosis segura.

Nicola Davison, periodista independiente en Shanghai, visitó recientemente a un par de estos químicos chinos y documentó sus encuentros en un artículo de The Guardian del 1 de mayo.

Uno de ellos era una mujer de unos 30 años, quien dirigía su laboratorio en un edificio de oficinas casi vacío, cerca del borde de Shanghai. Lo que ella comentó al entrevistador fue algo determinante con respecto al problema de las drogas sintéticas.

“Nada sabemos sobre cómo actúan las drogas”, dijo ella. “Sólo somos químicos”.

La química también proclamó: “Nuestra pureza es superior al 99%”, que con las drogas sintéticas que se venden libremente en Internet, y que a continuación son distribuidas por personas que a veces tratan de hacerlas pasar como drogas legítimas, esto debería ser más una advertencia que un beneficio.

Después de todo, ¿qué es pureza? cuando incluso los químicos no saben la dosis o efecto que producen. Con drogas como esas, la alta pureza podría simplemente significar un riesgo más alto ante una sobredosis; parecía que durante estos comentarios la química ya tenía problemas.

“Me temo que estos [compuestos] no son buenos”, le dijo la química a Davison,  mostrándole alguna de las drogas.

“En primer lugar, alguien nos dijo que no es bueno”, explicó. “En segundo lugar, parece que ya ha [causado] muertos en Rusia. ¿Conoce usted la noticia? Entonces, ¡por qué todavía la quiere!”

 Por Joshua Philipp – La Gran Época

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios