En esta Regla #13. A través de mi vida, he encontrado que hay dos clases de personas. Un grupo parece estar permanentemente aburrido y pasivo, dejando pasar los días esperando que la vida les venga, mientras que el otro grupo hace lo opuesto, están constantemente ocupados, sienten como que no hay suficientes horas en el día.

Yo estoy en un grupo opuesto. Me siento molesto conmigo mismo cuando siento que estoy perdiendo el tiempo. Disfruto de la vida a como de lugar, pero si  estoy mental y físicamente tranquilo, prefiero estar haciendo otra cosa que sólo rascándome la barriga.

Prefiero estar escribiendo o investigando algo, leyendo algo para superarme, haciendo algo interesante para mi vida, haciendo quehaceres de la casa o haciendo algo entretenido con mis hijos. Busco otras maneras de superarme. ¿Por qué? ¿Por qué no solamente descansar cuando las cosas están terminadas?

Es muy simple. El tiempo que dedico a superarme a mi mismo ahora, siempre me da mayores dividendos más tarde. La auto-superación es una inversión de tiempo y energía en lugar de una inversión de dinero, pero ambas pagan excelentes intereses. Puede mejorar tu salud, tus emociones, tu carrera o tu situación económica.

Las siguientes son las cinco grandes áreas (y hay muchas más), que cualquiera puede desarrollar en su tiempo libre.

Mejorar Tu Salud

Con sólo caminar 30 minutos al día, durante 12 años se agrega en promedio 1.3 años de salud a tu vida. Quiere decir 91 días de caminar a cambio de 1.3 años de vida extra – un negocio fabuloso. Hacer ejercicio con resistencia puede agregar aún más, 3.7 años de vida en promedio.

Si quieres dividirlo en partes, en promedio una caminata de 30 minutos agregará aproximadamente cinco horas a tu vida. Haz 30 minutos de caminata por la noche después del trabajo y el valor de una sola semana, en promedio, agregará un día a tu vida. Este es una profunda razón para mejorar tu salud, aunque sólo sea dando unos sencillos pasos.

Esto no quiere decir que tengas que olvidarte de asuntos más relajados. Uno de mis amigos más cercanos, hace sentadillas mientras ve televisión. Otro amigo tiene una caminadora que usa mientras lee revistas. Ellos tampoco se están olvidando de las cosas que les gusta hacer para relajarse mentalmente. A mi me gusta trotar mientras escucho noticias (podcasts) o audiolibros. Mientras corro en la calle, mi mente está ocupada – pero eso no quiere decir que no pueda mejorar mi salud al mismo tiempo.

Mejorar tu conocimiento

Las ideas son increíblemente valiosas y se hacen más valiosas cada día a medida que la sociedad marcha en una dirección en donde la creatividad es recompensada.

El conocimiento, es la base bajo la cual se construye la creatividad. La exposición a nuevas ideas y nuevos ángulos junto con el juego único de ideas y experiencias de la vida que tú ya has tenido, da más posibilidades de que  tú estés en condiciones de producir ideas únicas – y esas ideas únicas pueden ser increíblemente valiosas.

Una poderosa forma de hacer esto es leer (que, supongo, es lo que estás haciendo si llegaste hasta aquí). Toma un libro que te desafía y que impulsa la forma en que piensas. Me gusta leer libros que sostengan posiciones con las que no estoy de acuerdo – libros que sostengan el pensamiento neoconservador y que argumentan sobre el ateísmo, por ejemplo. Estos libros me fuerzan a entender otros puntos de vista, y al mismo tiempo, re-evaluar, reforzar y posiblemente cambiar el mío.

Otra forma efectiva de llegar a este punto es por medio de la conversación con una persona que está dispuesta a defender sus ideas. Compartir tus pensamientos, escuchar lo que comparte y debatir sus méritos relativos. Aceptar la crítica de una idea que tú expongas, no es que te critiquen, sino criticar la idea en sí misma.

Mejorar tus habilidades intercambiables

He escrito sobre habilidades intercambiables anteriormente y son los tipos de habilidades que encajan bien en casi cualquier profesión y que siempre valen la pena desarrollarlas, estas incluyen las habilidades de comunicación, administración del tiempo, creatividad y habilidades de liderazgo.

¿Cómo puedes hacer estas cosas? Bueno, podrías intentar implementar un nuevo sistema de administración del tiempo en tu vida. Invierte un tiempo en pensar en cómo hacer que las cosas sucedan. O podrías proponerte como voluntario para tomar un puesto de liderazgo en un grupo de la comunidad. Jugar un juego de tormenta de ideas con amigos como “Manzanas con Manzanas” (“Apples to Apples”) o un juego de estrategias como “Boleto para Viajar”  (“Ticket to Ride”). (Esto te ayuda con habilidades de comunicación, creatividad y a pensar lógicamente.)

Observa las cosas que decides hacer en tu tiempo libre y pregúntate, si también te están ayudando a crear habilidades intercambiables de una manera sutil. Entonces, escoge las actividades que tú realmente disfrutas, que en verdad desarrollan estas habilidades.

Mejorar tu naturaleza personal

Saber quien eres – tus fuerzas, tus debilidades, tus alegrías, tus tristezas – hará mucho más fácil navegar en el campo minado de la vida. Bien vale la pena que dediques tiempo a investigar quién eres y qué valoras verdaderamente.

Dedica un tiempo a ser introspectivo. Pregúntate honestamente cómo te sientes sobre los elementos de tu vida. ¿Estas cosas te están trayendo alegría o tristeza? ¿Por qué? ¿Qué elementos te preguntas? Contempla todo: tu salud, tus relaciones, tus actividades, tus posesiones, etc.

Este tipo de introspección puede ser muy difícil. Con frecuencia queremos sentirnos de cierta manera sobre ciertas cosas, y hasta cierto punto nos convencemos de que lo hacemos. Profundizando en esto, investigando nuestros verdaderos sentimientos y actuando sobre ellos y que da por resultado nada menos que el mejoramiento de nuestra vida.

Mejora tus relaciones

La mayoría de las relaciones necesitan cierta cantidad de cuidado y mantenimiento, pero en la naturaleza agitada de la vida moderna, es fácil olvidar el cuidado y el mantenimiento que necesitan algunas de nuestras relaciones.

Tómate un tiempo y sólo habla con tu esposo(a) sobre cómo está transcurriendo la vida. Échale a tu madre una larga llamada telefónica. Ponte en contacto con tus hermanos. Busca a algunos de tus amigos cercanos que has dejado de frecuentar por algún tiempo. Escucha lo que están diciendo – no sólo busques un pretexto para decirles lo que tú les quieres decir.

Esas relaciones son invaluables y cualquier tiempo que le dediques para mantenerlas te redituará de manera sorprendente con el tiempo.

La diferencia entre éxito y fracaso consiste en cómo ellos “pierden” su tiempo. La gente que tiene éxito dedica casi la mayor parte del tiempo haciendo algo que de alguna manera mejoren ellos mismos, sus relaciones o su situación personal y/o profesional.

Trent Hamm es el creador y autor del best seller “The Simple Dollar”

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios