¿Te gustaría renovar la casa?

Regla # 1 Para redituar la inversión, utilizar materiales de primera calidad y un diseño coherente le  proporcionaran los mejores rendimientos por su casa. La renovación del baño y de la cocina le añaden valor.

Al determinar qué partes de su casa va renovar y cuáles dejará en paz, el consenso general muestra que las cocinas y los baños van a la cabeza, con habitaciones adicionales (especialmente una suite principal), también contribuyen de manera significativa a mejorar el valor de la vivienda. This Old House cuenta con una guía estelar para mejoras en el hogar para elegir y ellos coinciden: las cocinas y baños van a la cabeza. La revista Real Estate se inclina hacia las cocinas, pero está de acuerdo en que los baños son también para tomar en cuenta. Aunque algunas fuentes varían sobre la mejor inversión, en todos los casos, las mejoras de la cocina y el baño están en primer término.

Sin embargo, hay varios factores adicionales a considerar aquí. Vamos a verlos paso a paso.

El hecho de que un determinado diseño le atraiga a uno no significa que será de interés para todas las demás personas. Si está pensando en la renovación de una casa que puede revender en pocos años, pregunte a sus amigos o conocidos si le pueden ayudar con nombrar defectos o problemas que tiene el diseño de algo en particular. Y si continúa escuchando los mismos defectos una y otra vez eso significa a tomar en cuenta para una renovación.

El mejor aprovechamiento de su dinero es asegurarse de que las necesidades básicas estén cubiertas. ¿Están las paredes razonablemente recién pintadas? ¿El alfombrado es de buena calidad y relativamente nuevo? Es la combinación de colores, al menos moderadamente atractivo para el público en general.

¿Los materiales utilizados en la renovación son de alta calidad? Si usted va a hacer una renovación, no escatime, poniendo grifos baratos o madera de baja calidad para los muebles con el fin de ahorrar unos cuantos pesos. Los compradores potenciales verán los detalles, sobre todo en los espacios más utilizados y de mayor tránsito como la cocina y el baño.

Cuando una persona está estudiando la posibilidad de comprar una casa, a menudo identifica rápidamente cuáles renovaciones de la casa están hechas con la calidad y cuáles las que se “les saca brillo con saliva” para elevar el precio de la casa arriba de su rango. Si se ven fallas en las renovaciones, no pasa tiempo para empezar a ver defectos en todas partes.

En resumen, el factor más importante en la renovación de una casa es hacer las cosas bien, no sólo renovar por renovar. Una renovación pésimamente planificada puede realmente dañar el valor de su patrimonio.

Por Trent Hamm que es el creador y autor del best seller “The Simple Dollar”

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios