El animal fue encontrado vagando por las calles en la provincia de Shanxi al norte de China. El collar tenía un grosor de 0.6 centímetros y pesaba un poco más de un kilo.

Lo descubrieron en la ciudad de Taiyuan, en el norte del país, donde la crueldad animal no es ilegal. Suponen que lo usaban como animal de trabajo, pero ya casi no podía caminar.

“A medida que el perro crecía, el collar lo ahorcaba lentamente, un poco más cada día”, aseguró una de las personas que lo rescataron. Estaba engrillado desde hacía muchos años, cuando su cuello era bastante más chico que ahora.

 

La hipótesis de los rescatistas es que era un perro guardián o trabajador en un campo de trabajo. Sus captores lo habrían dejado suelto porque, de tanto que le apretaba el grillete, ya casi no podía moverse.

Hay muchos países de la zona en los que aún existe la práctica de comer perros y gatos. A principios de este año, ya se había encontrado, en el sudoeste chino, 2,500 perros y gatos deshidratados y atrapados en jaulas en las que ni siquiera podían pararse. Los llevaban a un matadero.

Mientras algunos chinos disfrutan la carne de perro, muchos se oponen a la práctica de matarlos a golpes para que su carne sea más apetecible.

En el mes de Junio se realizo el festival de Yulin, China y que año con año reciben el solsticio de verano mientras se come carne de al menos 40 mil perros y gatos sacrificados y se toma licor y lichis, una fruta cosechada en la región.

Para intentar frenar esta tradición, miles de usuarios de redes sociales han creado diferentes campañas y peticiones para que el festival no se lleve a cabo.

Usuarios de Facebook crearon la página “Stop Yulin Dog and Cat Meat Festival 2015” para tratar de convencer a las autoridades que dicha práctica debe ser suspendida, mientras que en Twitter utilizan la etiqueta #StopYulin2015 para compartir información sobre dicho evento. Además, un grupo de canadienses creó una petición en Change.org dirigida al presidente chino, Xi Jinping, la cual ha juntado más de 1.4 millones de firmas.

 

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios