Estudio revela que la risa favorece el desarrollo de las relaciones sociales

Da clic a la imagen para ampliarla
La University College de Londres, que investiga las consecuencias de la risa, realizó la prueba a 112 estudiantes. Los participantes que se habían reído juntos viendo un vídeo compartieron información mucho más íntima con sus compañeros que los que visualizaron otro tipo de imágenes.

Compartir risas con los demás hace que las personas se predispongan a hablar a otros sobre sí mismas, por eso, si quieres hacer que alguien se abra, deberías conseguir que se ría.

Al menos eso es lo que asegura el estudio de la University College de Londres (Reino Unido), que investiga las consecuencias de la risa.

El estudio, dirigido por Alan Gray, fue publicado en la revista ‘Human Nature’. El acto de abrirse verbalmente a alguien es una de las bases de la construcción de nuevas relaciones, así como de intensificación de los lazos sociales ya existentes.

Este tipo de “autorrevelación” puede ser de naturaleza muy sensible, como sobre convicciones religiosas o temores personales, pero también puede se de naturaleza más superficial, como cuando hablamos de nuestro color favorito.

Para investigar el papel y la influencia de la risa en la socialización humana, Gray y sus colaboradores reunieron a 112 estudiantes de laUniversidad de Oxford y los dividieron en grupos de cuatro.

Los estudiantes no se conocían entre sí y vieron un vídeo de unos diez minutos todos juntos, sin comunicarse entre ellos. Los vídeos diferían en la cantidad de risas que provocaban y en los sentimientos positivos que generaban: Uno de ellos incluía imágenes de una comedia, otro era una clase de golf y el tercero era un episodio de un documental de naturaleza de la BBC.

Después de ver el vídeo, los científicos midieron los niveles de risa y el estado emocional de los participantes. Cada miembro de cada grupo tuvo que escribir un mensaje a otro participante, con el objetivo de que se conocieran mejor unos a otros. Los resultados fueron reveladores.

Lo que descubrieron

Los participantes que se habían reído juntos viendo el primer vídeo compartieron información mucho más íntima con sus compañeros que los individuos que vieron los otros vídeos. Esto no es sólo porque compartieran una experiencia positiva, sino también por la fisiología que genera una buena risa.

Reír genera la liberación de la endorfina conocida como la “hormona de la felicidad”, similar a los opiáceos en su efecto analgésico y que generasensación de bienestar. Curiosamente, las personas que revelaron informaciones más íntimas rara vez fueron conscientes de que lo habían hecho. Solo el receptor de los mensajes se dio cuenta de ello.

“Esto parece estar en línea con la idea de que la risa está vinculada específicamente a fomentar comportamientos que favorezcan el desarrollo de relaciones”, ha añadido Gray. “Estos resultados sugieren que la risa debe ser un tema serio para los interesados en el desarrollo de las relaciones sociales”.

Reproducido bajo licencia CreativeCommons –Reconocimiento no comercial 3.0 España-

lainformacion.com – www.lainformacion.com

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios