El subsecretario de Estado para los Derechos Humanos de los Estados Unidos, Robert Destro, celebró una conferencia de prensa el 16 octubre para hacer un llamado al mundo a trabajar juntos para detener la esclavitud moderna. En respuesta al problema de Falun Gong, Destro declaró que no hay violación de los derechos humanos más terrible que el robo de órganos. Estados Unidos ha iniciado una investigación sustancial sobre la sustracción forzada de órganos por parte del PCCh.

El 16 de octubre, en una conferencia de prensa sobre la lucha contra el trabajo forzado y la trata de personas, Destro, el principal funcionario de derechos humanos del Departamento de Estado de Estados Unidos y subsecretario de Estado, describió las diversas atrocidades del PCCh contra minorías étnicas y grupos religiosos.

Destro dijo: «No puedo pensar en una violación de derechos humanos más terrible que robar el hígado de otra persona». Dijo: «Seguimos recibiendo informes, por lo que hemos iniciado investigaciones sustanciales sobre las acusaciones. También aliento a cualquier persona con información relacionada para que se comunique con nosotros».

El embajador del Departamento de Estado de Estados Unidos para combatir la trata de personas, John Cotton Richmond, dijo: «La sustracción de órganos es una de las formas de explotación definidas en el Protocolo de Palermo. Continuaremos recopilando información relacionada con esto».

Richmond dijo que la gente originalmente dependía del gobierno para hacer cumplir las leyes para detener la trata de personas, pero algunos gobiernos mismos son traficantes de personas. La trata de personas es parte de la represión y el control del pueblo chino por parte del PCCh. El PCCh está persiguiendo al pueblo de China y reprimiendo a las minorías étnicas y a los grupos religiosos. Dijo que Estados Unidos condenó este comportamiento como extremadamente malo y grave ya que el PCCh practica en el pueblo chino a gran escala el tráfico de personas y la sustracción forzada de órganos. «Necesitamos tomar medidas inmediatas».

Destro dijo: «La esclavitud moderna todavía existe. Cada uno de nosotros, cada persona con buenas intenciones, sin importar la religión, sin importar el país, sin importar la región, sin importar la raza, estamos obligados a detenerla».

Reportero: Zhong Xuan

Editor: Ji Yun

Versión en chino: https://www.soundofhope.org/post/433687?lang=b5

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios