En diversas ocasiones se encuentran fotos en internet acerca de varamientos de animales marinos. Obviamente dichos eventos son noticia, pero en raras ocasiones se explican los motivos. Es por ello que es interesante conocer las causas y si está en nuestras manos, evitarlas. Un varamiento  se define como encallamiento de cetáceos en la arena, en la playa o a orilla del mar. Los tipos de animales marinos varados pueden ser cachalotes, calderones, delfines o ballenas.

Las diferentes causas por las cuales los animales marinos llegan a las orillas de las costas sin querer regresar a su hábitat, se debe a causas naturales y a causas humanas. Las causas naturales tienen que ver con condiciones meteorológicas donde las tempestades duran varios días, o bien debido a que los animales marinos enferman. Los biofísicos consideran que algunas causas naturales de varamientos, pueden deberse a pendientes muy pronunciadas las cuales dificultan la comunicación por medio de los sonares en los delfines, llamada ecolocalización.

Por otro lado, las causas humanas también logran varamientos, y estas son también muy preocupantes, ya que en ocasiones se realizan análisis de sonares, o pruebas de bombas en el fondo del mar, ya sea para realizar análisis geográfico de las profundidades marinas o bien para explotar recursos minerales.

Lo anterior ocasiona que la fauna marina en general, llegue a playas con los órganos en muy mal estado y provoque “suicidios” masivos de cetáceos enormes, alterando nuestro equilibrio ecológico gravemente. Es por ello, que no se puede regresar a una ballena una vez que encalla en una playa, puesto que no será capaz de moverse nuevamente ni tampoco tendrá la fuerza de nadar bajo el mar, estos animales literalmente llegan a morir, porque en el mar existe algo que no los deja desplazarse, algo que lo ahuyenta de su hábitat natural.

Las llamadas enfermedades marinas, por lo regular pueden deberse a causas naturales, sin embargo, es posible que también sean inducidas por causas humanas, es decir, el derrame de químicos en el fondo del mar, también alteran los alimentos naturales de los cetáceos, provocando enfermedades extrañas.

Es importante saber, que cuando se suscite un varamiento, difícilmente un cetáceo volverá a su hábitat natural, a pesar de que la gente desee regresarlo al mar con la mejore de las intenciones.

Fuente: Acoustics

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios