El 13 de enero, debido a la severa epidemia, la ciudad de Shijiazhuang, provincia de Hebei, requirió que demasiadas personas fueran puestas en cuarentena. Las autoridades están construyendo un centro de aislamiento centralizado con capacidad para 3.000 personas en el condado de Zhengding, ciudad de Shijiazhuang, provincia de Hebei, el punto de aislamiento centralizado cubre un área de más de 30 acres, se construyen 3000 cuartos prefabricados, que se completarán en 15 días. Los residentes locales comienzan a preocuparse por su propio bienestar y dicen que la situación actual es peor que la epidemia de principios del año pasado.

Según informes de los medios oficiales, el 13 de enero el Departamento de Proyectos de Fase III de Restauración Ecológica del Río Hutuo, perteneciente a 14 Bureau Group del ferrocarril de china recibió la notificación para participar en la construcción del centro de aislamiento en la ciudad de Shijiazhuang.

Según otro informe, hay tres fabricantes de casas prefabricadas en Tangshan a quienes se les asignó la tarea de entregar los accesorios y paneles de las casas prefabricadas, por un total de casi 3000 unidades.

Según informes de los medios locales, el 11 de enero, más de 20.000 personas de 12 aldeas en la ciudad de Zengcun, distrito de Gaocheng, Shijiazhuang, Hebei, se trasladaron a un centro de aislamiento y observación para la cuarentena fuera de la urbanización. La aldea de Xiaoguozhuang, la aldea de Liujiazuo y la aldea de Nanqiaozhai en la ciudad de Zengcun, distrito de Gaocheng fueron las zonas más afectadas por la epidemia. Había 5.437 aldeanos en total. Todos ellos han sido puestos en cuarentena, excepto dos pacientes con enfermedades básicas que no son aptos para la transferencia.

El video publicado por los internautas muestra que ha comenzado la construcción del centro de aislamiento centralizado, muchos trabajadores han ingresado al sitio y muchas grandes excavadoras ya están trabajando. (Ver segundo video en el siguiente hilo de Twitter).

Un maestro de Shijiazhuang expresó sus preocupaciones en Weibo:

«A principios de 2021, me encerraron en mi escuela para acompañar a estudiantes de tercer año de preparatoria, a mi mamá la encerraron en su escuela para acompañar a los estudiantes de tercer año de secundaria, a papá le encerraron en la oficina de administración de carretera. Mis abuelos cerca 80 años y mi hermano menor de 8 años lo aislaron en casa.

A principios de 2020, aunque la casa de la abuela estaba cerrada, todavía iba al parque a volar cometas todos los días. Los amigos de mi hermano venían a jugar, mi mamá cerraba la escuela pero mi papá le llevaba comida en cada comida. En ese momento, aunque se decía que la comunidad estaba cerrada, todos sabían que los demás estaban a salvo y seguían jugando sin escrúpulos.

El sello ahora es completamente estricto.

No se sabe cuándo se puede volver a ver la familia y no se atreven a determinar si todos están a salvo. Cuidamos las emociones de los demás con atención, observando que la trayectoria de los casos confirmados se acerca cada vez más a nosotros y que podemos vernos involucrados en cualquier momento. Contactos menos cercano, contacto más cercanos, positivo, diagnóstico confirmado… estas palabras se están acercando cada vez más a mí, y ni siquiera tengo la valentía de garantizar, decir que estoy bien que estoy a salvo y que estoy absolutamente bien.

Demasiados amigos me preguntan cómo estoy y no sé cómo responder.

Bueno, no sé cómo responder, porque tampoco estoy seguro…

Los estudiantes me preguntaron, maestro, ¿podemos irnos a casa para el Año Nuevo? No lo sé. Duele la cabeza».

Reportero: Fu Ming

Editor: Hao Yan

Versión en chino: https://m.soundofhope.org/post/463523

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios