Suecia ha cerrado recientemente todos los «Institutos Confucio», además de todas las salas de enseñanza y educación en chino ligadas con el «Instituto Confucio». Esto convierte a Suecia en el primer país europeo que retiró completamente el Programa de Cooperación Educativo del «Instituto Confucio». Los analistas dicen que esto se debe a que se ha perdido completamente la base de cooperación entre Suecia y el «Instituto Confucio» controlado por el Partido Comunista Chino.

De acuerdo con el informe del “Times” del 21 de abril, había llegado el momento en que las relaciones entre Suecia y el PCCh estaban deterioradas. El gobierno sueco cerró recientemente todos los «Institutos Confucio» financiados por las autoridades del PCCh y finalizó el Programa de Escuelas de Cooperación del «Instituto Confucio» en las escuelas suecas.

Todos los fondos y materiales didácticos en estos colegios y escuelas son proporcionados por Hanban que es la Oficina del Consejo Internacional del Idioma Chino, también conocida como la sede del «Instituto Confucio». Esto convierte a Suecia en el primer país de Europa en limpiar todos los «Institutos Confucio».

La Universidad de Estocolmo informó en 2015 que ya no renovaría el Acuerdo de Cooperación con el «Instituto Confucio». El acuerdo actual del «Instituto Confucio» debería haber expirado en junio de este año, pero desde este momento el proyecto ya quedó finalizado.

El informe dice que el mal comportamiento de los turistas de China continental causó descontento en el pueblo sueco; Gui Minhai, propietario de la librería Causeway Bay de Hong Kong fue secuestrado en su librería y se encuentra desaparecido en China continental, y su hija que reside en Suecia no tuvo éxito en el rescate; luego llegó al virus PCCh (neumonía de Wuhan), la propagación de la pandemia, la falsa propaganda sobre la situación y la acusación de todo el mundo sobre el origen del virus. Así que varias razones han hecho que Suecia esté inconforme con el PCCh, desde el gobierno hasta el pueblo sueco, todos están inconformes desde hace tiempo.

Durante la pandemia del virus del PCCh, Suecia fue el único país de Europa que no impuso una prohibición estricta como otros países europeos, sin embargo, la epidemia no fue tan severa. El mundo exterior considera que eso tiene que ver con la exclusión del PCCh de Suecia. El país actualmente ocupa el número 20 en la lista de los países afectados por la epidemia.

Suecia abrió el primer «Instituto Confucio» en Europa en 2005. En 2010, el famoso automóvil sueco Volvo fue adquirido por el Partido Comunista Chino. La relación entre los dos países comenzó a deteriorarse a partir de 2015. Los analistas del British Times creen que Suecia y el Partido Comunista Chino tuvieron una buena relación de cooperación pero ahora se ha convertido en una relación hostil, señalándose entre sí.

El «Instituto Confucio» es una institución educativa financiada por el Partido Comunista Chino, se dice que es una herramienta para que el Partido Comunista Chino se infiltre en el extranjero. Rachelle Peterson, directora del proyecto de investigación de la Asociación Nacional de Académicos Americanos, escribió un artículo en 2017 en el que dice que los «Instituto Confucio» interfieren con la libertad académica de los países occidentales y ayudan al Partido Comunista Chino a recopilar información de Inteligencia y espionaje, y que además estos Institutos en realidad no tienen nada que ver con la enseñanza de sabiduría de Confucio.

Ella escribió que el «Instituto Confucio» evita todos los temas sensibles de la política china, de su historia, de las cuestiones de derechos humanos, como por ejemplo, no permite a la gente a hablar sobre la masacre en la Plaza de Tiananmen, interfiriendo así con la libertad académica de occidente; al mismo tiempo que muchas escuelas aceptaron el proyecto de los «Institutos Confucio» también estaban preocupados de que pudieran aparecer problemas de espionaje y robos de derechos de propiedad intelectual.

Muchos académicos estadounidenses creen que la mayor parte del contenido de enseñanza del «Instituto Confucio» no tiene nada que ver con la doctrina de Confucio. Bao Tong, quien fue asistente del exsecretario del Partido Zhao Ziyang, tuiteó: «el Instituto Confucio está arruinando la doctrina de Confucio y que ese Instituto en realidad lleva el apellido de Comunista y no de Confucio”.

Reportero: Yuning

Editor: Wen Di

Versión en chino: https://m.soundofhope.org/post/370168

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios