Taizong de la dinastía Tang: el emperador más venerado de China

DA CLICK PARA APLIAR LA IMAGEN
Dijo a sus funcionarios, la verdadera amenaza para una nación viene de adentro y es así mismo para la administración de un gobernante

 Li Shimin (a. C. 599-649), fue el segundo emperador de la dinastía Tang, conocido como el emperador Taizong, por más de un milenio fue venerado por personas en China, Corea, Japón y otros países vecinos.

Bajo sus 23 años de reinado, China alcanzó su cúspide en política, economía, cultura y el pacífico y próspero período conocido como el Reinado de Oro en la historia China. El emperador fue recordado como un gobernante con gran empatía con su pueblo; un líder fuerte y decidido.

Podía responder positivamente a los consejos sin restricciones y a las audaces explicaciones de sus asesores y colaboradores. Inicialmente, como un moralista de Confucio, apoyó significativamente la diseminación del Budismo en China.

Ustedes están devorando los cultivos de los cuales vive mi pueblo. Prefiero que coman mi estómago que los cultivos de mi pueblo

Hubo un año, en el que las langostas surgieron en pequeña escala en algunas regiones incluyendo la ciudad capital de Chang´an. En el jardín imperial, el emperador vio algunas langostas. Él atrapó unas pocas y dijo, “Ustedes están devorando los cultivos de los cuales vive mi pueblo. Prefiero que coman mi estómago que los cultivos de mi pueblo”. A pesar de las protestas de los funcionarios, se tragó las langostas y oró para tener la voluntad de soportar los sufrimientos de su pueblo.

En las regiones plagadas de sequía y hambruna, muchas familias se vieron obligadas a vender a sus hijos por alimentos. El emperador ordenó redimir a todos los niños con acciones imperiales. Después escribió una proclama, “que las plagas caigan sobre mí solo a cambio de cosechas abundantes y que tengan una vida pacífica”, poco después, para alegría de todos las lluvias pusieron fin la sequía.

La verdadera amenaza para una nación viene de adentro…

Una vez que algunos ministros introdujeron severas leyes para detener el robo, el emperador dijo, “robando sin vergüenza tiene más que ver con la carga de altos impuestos, servidumbre obligatoria, corrupción gubernamental y sus malas condiciones de vida. Si cortamos nuestro presupuesto, reducimos nuestros impuestos, seleccionamos a funcionarios justos y mejoramos las condiciones de vida del pueblo, entonces, ¿quién querrá ser un ladrón?”. Unos años más tarde, la dinastía Tang entró en una era de paz y prosperidad. Se dice que los peatones no recogían posesiones que otros perdían en la calle, en la noche la gente incluso no cerraba las puertas y se podía viajar de forma segura.

El emperador dijo a sus funcionarios, “la verdadera amenaza para una nación viene de adentro y así es la administración de un gobernante. Un emperador debe reflejar su propia conducta y reglas cada día. Si un emperador goza de extravagancia, el impuesto tendrá que aumentarse, la gente sufrirá y se resentiría. Finalmente, el emperador no podría ser capaz de mantener su posición. Por eso no complazco mis deseos”.

Mi asesor me dijo que la gente es como las aguas y el emperador un barco.

“Muchas personas creen que el poder de un emperador no tiene límites porque él está por encima de todos, pero yo no lo creo. Temo al cielo y al juicio de Dios. También temo romper el arreglo del cielo y las expectativas de mi pueblo. Mi asesor me dijo que la gente es como las aguas y el emperador un barco. El barco puede flotar con facilidad o ser tragado dependiendo de la felicidad del pueblo”.

Los principios de gobierno del emperador Taizong pueden resumirse en:

1. Un emperador debe considerar su pueblo primero

2. Aplicar las leyes simples e indulgentes y promover la cultivación de la virtud

3. No gastar en lujos para el Gobierno o el emperador

4. Impuestos bajos, fomentar el crecimiento y recuperar la economía

5. Nombrar a funcionarios justos y disciplinados

6. Responder positivamente a las protestas y críticas, y siempre reflexionar

Bajo su reinado, China declaró su liderazgo firmemente en todos los aspectos, incluyendo la cultura, educación, economía, agricultura, artesanía, comercio, transporte, etc. En el Lejano Oriente superó cualquier dificultad de su pasado. La prosperidad de la poesía Tang, la prosa y el renacimiento de lo legendario, también impulsó la historia de la literatura china a su cúspide. Como resultado, “Tang” se convirtió en sinónimo de China y los chinos también fueron llamados “pueblo” Tang por sus naciones vecinas.

Tradicionales historiadores chinos describen el reinado virtuoso de Li Shimin, como una luna brillante, queriendo decir que ilumina la noche a lo largo de la historia china.

Por David Wu  – La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios