Tambopata: la reserva natural de Perú invadida por minería ilegal

Tambopata ubicada al sudeste de Perú, cerca de la frontera con Bolivia y Brasil, está siendo seriamente afectada por la por la minería ilegal, poniendo en peligro la más grande y más rica área para la biodiversidad en el mundo,  ocasionando además  inmensos volúmenes de agua contaminada y la deforestación en niveles alarmantes. 

La reserva de TAMBOPATA – MADRE DE DIOS, con una extensión de  274,690 hectáreas no obstante ser un área protegida,  está siendo invadida por extractores de oro que operan al interior de la reserva.  Según informantes a  INFOREGIÓN, alrededor de 2 mil mineros trabajan de forma ilegal en dicho reservorio y cuentan con más de 150 motores operativos en las riberas del río Malinowsky.

El combustible  y los insumos  para la minería ilegal, los mineros los trasladan en balsas tracas, balsas gringo y chupaderas,  sin un control policial o fiscalización alguna.

Como consecuencia de la minería informal se está generando  una gran deforestación de más de 450 hectáreas de bosques. Además, en el reservorio se han instalado dos campamentos denominados ‘Panterita’ y ‘Fofoca’, en los que se venden insumos para la minería y combustible.

La deforestación producida por la minería aurífera ilegal al interior de la Reserva Nacional Tambopata (región Madre de Dios),  ha superado las 450 hectáreas (equivalente a 615 campos de fútbol) desde finales del 2015 hasta finales de setiembre  de 2016. Según Monitoring  of the andean amazon  projet, en su informe MAAP #46 mediante  un análisis de imágenes satelitales, se evidencia la deforestación más reciente (julio y setiembre 2016) en color rojo para enfatizar los frentes actuales. Los Cuadros A, B, C y D  indican las áreas de los zooms descritos abajo.

La deforestación causada por la minería informal está causando  un impacto negativo en la flora y la fauna del lugar. Según SERNANP (El Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado) la cuenca del río Tambopata presenta uno de los mayores índices de diversidad biológica en el mundo, se ha reportado la presencia de más de 632 especies de aves, 1,200 de mariposas, 103 de anfibios, 180 de peces, 169 de mamíferos y 103 de reptiles.  Así mismo se encuentran diferentes tipos de vegetación, entre las principales asociaciones vegetales están los aguajales en las llanuras de sedimentación, los pacales, los bosques de terrazas y los bosques de galerías. Se ha identificado 17 asociaciones vegetales por tipo de bosque y un total de 1,255 especies de plantas. Toda esta riqueza natural de la zona de Tambopata,  conforman un ecosistema frágil, fácil de sufrir un  impacto negativo que puede llevar a su destrucción.

Aunque la tasa de la deforestación ha disminuido desde abril, fecha en que el gobierno peruano ha instalado un puesto de control permanente* en la zona, es evidente que la deforestación continúa expandiéndose

Se supo que en las riberas del río Malinowsky, los trabajadores ilegales amalgaman el oro con mercurio para poder separarlo y causan una gran contaminación en las aguas.  También utilizan, plomo, arsénico y demás químicos,  que  están produciendo la muerte de la vegetación y que de continuar la situación, estaríamos asistiendo a la muerte lenta de en esta parte de nuestra Amazonía.

Por otro lado las interdicciones no han logrado frenar a los mineros ilegales a pesar que el SERNANP incrementó a 73 los guarda parques para fortalecer las actividades de protección frente a la minería ilegal y optimizar el manejo de la Reserva Nacional Tampobata, el Parque Nacional Bahuaja Sonene, y la Reserva Comunal Amarakaeri, en la región Madre de Dios. Los mineros ilegales se las arreglan para volver a la reserva.

Según una entrevista de Pierina Pighi-Bel de la BBC Mundo realizada a Pedro Gamboa, del Sernanp,  relató que en el límite de la reserva, al otro lado del río Malinowsky

“Hay gente que tiene teléfonos satelitales. Tienen todas las comodidades. Tienen canales de cable, congeladores a gas, pueden ver películas, tomar cerveza helada”.

El funcionario asegura que la Marina de Guerra peruana ha realizado 13 interdicciones u operaciones de erradicación de minería ilegal en Tambopata desde octubre de 2015, en las que se destruyen motores de succión de agua y campamentos.

Estas tácticas han servido para eliminar las instalaciones de servicios que abastecían a unos 500 mineros.

Según el mismo  especialista, las interdicciones son insuficientes. “La evidencia muestra que una política de control de la minería ilegal basada en la coerción y no va a funcionar”.

Cuando se acaban las interdicciones, es difícil defender Tambopata.

Gamboa también dijo que al contar con pocos recursos humanos  para disuadir a los mineros ilegales de que entren en la reserva, le queda solo confiar  “Solamente en su palabra”.

En opinión del mismo funcionario, se necesita formalizar a los mineros, registrarlos para saber dónde se asientan, y ofrecerles otras alternativas económicas.

Como parte  de la solución de los problemas Gamboa añade que el Sernanp se ha aliado con las comunidades indígenas  cercanas a la reserva de Tambopata para que ayuden a cuidarla  a cambio de que puedan aprovechar sus recursos.

Se espera que con ayuda de las comunidades cercanas y los medios de comunicación que traten sobre el tema,  se pueda impedir la invasión de la minería ilegal en la zona y evitar el desastre de esta parte de la Amazonía.

Por Ananda Vasco

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios