Tips para sacarse de encima la deuda con la tarjeta

Carrito de Mercado
Los planes de cuotas sin interés con tarjeta de crédito, los descuentos por pago con nuestro adorado dinero plástico y los incentivos a comprar y comprar no tienen trampas directas, pero sí de manera encubierta

Los planes de cuotas sin interés con tarjeta de crédito, los descuentos por pago con nuestro adorado dinero plástico y los incentivos a comprar y comprar no tienen trampas directas, pero sí de manera encubierta. El peligro detrás no es ni más ni menos que nuestra tentación a gastar de más que nos hace pagar el monto mínimo y ahí empieza el dilema..

Lo primero que vamos a aclarar en www.vilmetal.com.ar es algo que no todo el mundo sabe: pagar el monto mínimo no es gratis. El banco que emite la tarjeta de crédito te permite pagar un parcial del total de tu deuda con el compromiso de que lo pagarás el mes siguiente, pero te cobra intereses por ese financiamiento, y son intereses muy caros.

Sólo pagar el monto mínimo y soportar la carga de los intereses que se acumulan mensualmente puede hacer que saldar la cuenta lleve décadas.

¿Pero qué alternativas hay si ya caímos en el dilema de tener una resumen de cuenta que no podemos afrontar?

– Evaluar el costo financiero total. El resumen de cuenta tiene a la derecha, en la parte superior, resaltado en negrita la tasa de interés anual que te cobrará por refinanciar el monto mínimo. Es decir, por el saldo que dejes impago desde el día del vencimiento de la tarjeta y hasta la fecha de vencimiento del próximo resumen. Esa tasa ronda en la actualidad entre el 45 y el 48% anual. Pero debes leer la letra chica o llamar al banco si no lo encontrás en el resumen para consultar cual es el Costo Financiero Total de la refinanciación, que puede llegar a ser hasta 10 puntos más caro, lo que lleva la tasa hasta el 58%.

– Opciones de la misma tarjeta. Las distintas marcas de plásticos ofrecen varios sistemas de pago para el saldo en tres, seis y hasta 12 cuotas. Por ejemplo, si tu resumen de cuenta suma 1.000 pesos, el monto mínimo es de 100 pesos, la tarjeta te refinancia en pagos el saldo de 900 pesos. No te van a cobrar así el interés del monto mínimo, pero te van a cobrar una tasa por ese préstamo. Acá es donde tenés que ponerte a comparar. Probablemente el cargo que te cobren por financiar la deuda en tres o seis pagos será unos puntos menor al del CFT en el que caerías pagando el monto mínimo.

– Un crédito personal. Los créditos personales tienen una tasa máxima regulada por el Banco Central y ese tope hace que en la actualidad sea varios puntos más barato tomar un crédito personal que pagar el monto mínimo y patear la deuda para adelante. La tasa hoy ronda el 38% como máximo, por lo tanto es mucho el dinero que te ahorrarás en intereses tomando un crédito personal para saldar la tarjeta que usar los créditos que te ofrece el plástico.

– ATENCIÓN 1: La opción del crédito personal tiene costos ocultos como el de otorgamiento y los seguros que pueden encarecer la tasa si la deuda es chica, por lo tanto este camino sólo se justifica si vas el desorden o la emergencia te llevo a acumular una deuda mayor a los 10.000 pesos impaga en el resumen de cuenta.

– ATENCIÓN 2: Si te decidís a sacarte de encima la deuda de la tarjeta debes asumir el compromiso de no volver a usarla mal al mes siguiente. Si el próximo resumen vuelve a desbordar de cuotas y gastos que no podés afrontar estarás en problemas graves, porque no vas a tener la herramienta de los créditos disponible, porque ya la utilizaste. Así que primero compromiso con vos mismo para organizar tus gastos, y luego buscar la mejor manera de pagar la deuda.

 Por: Cecilia Boufflet / www.infobae.com.ar

redaccion@sohnetwork.com

 

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios