Trump promete “transición ordenada” después de que Biden fuera certificado como presidente electo

0
225
El presidente Donald Trump habla en la manifestación "Detengan el robo" en Washington el 6 de enero de 2021. (Tasos Katopodis/Getty Images)

El presidente Donald Trump prometió durante la madrugada del jueves que la transición del poder al presidente electo Joe Biden sería ordenada, y prometió seguir luchando para mejorar América.

“Aunque estoy totalmente en desacuerdo con el resultado de las elecciones, y los hechos me respaldan, no obstante habrá una transición ordenada el 20 de enero. Siempre he dicho que continuaremos nuestra lucha para asegurar que solo se cuenten los votos legales”, dijo Trump en un comunicado.

“Aunque esto representa el final del mejor primer mandato de la historia presidencial, ¡es solo el principio de nuestra lucha para hacer que América sea grande de nuevo!”

El Congreso certificó a Biden como presidente electo alrededor de las 3:45 a.m.

La sesión conjunta para contar los votos fue interrumpida por varios manifestantes que irrumpieron en el Capitolio, lo que provocó un largo retraso. Un grupo reforzado de agentes de las fuerzas de seguridad, que incluía refuerzos del Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos, el FBI y otras agencias, expulsó a los manifestantes y permitió que los legisladores se reunieran de nuevo y contaran los votos electorales.

Se presentaron objeciones a dos estados, Arizona y Pensilvania, con el apoyo necesario, pero finalmente fueron rechazadas.

Biden recibió 306 votos electorales frente a los 232 de Trump.

Trump había pedido a los republicanos que objetaran los votos de los estados pendulares en los que se había alegado o probado el fraude. Entre ellos estaban Georgia, Michigan y Wisconsin. Las objeciones requieren el apoyo de al menos un senador y los senadores solo apoyaron las objeciones de dos estados.

 El presidente electo Joe Biden pronuncia un discurso en Wilmington (Delaware) el 6 de enero de 2021. (Chip Somodevilla/Getty Images)

El equipo de Biden había criticado con anterioridad las objeciones previstas contra los votos electorales. Después de que el Senado votara 93-6 para desestimar la objeción a la certificación de Arizona, Ronald Klain, el jefe de Gabinete entrante de Biden, calificó la votación como “un rechazo abrumador a la objeción infundada y antidemocrática de la voluntad de los votantes de Arizona”.

Trump, durante una manifestación el miércoles por la mañana, acusó a los demócratas de robar las elecciones y a los “falsos medios de comunicación” por apoyarlos.

“Eso es lo que han hecho y lo que están haciendo. Nunca nos rendiremos. Nunca nos rendiremos, no sucede. No se concede cuando hay un robo involucrado”, dijo a una multitud en Washington, cerca del Capitolio.

Trump dijo que el vicepresidente Mike Pence debía, por su papel de moderador en la sesión conjunta, rechazar los votos electorales de algunos de los estados en disputa. Pence no lo hizo; dijo en un comunicado que creía que no tenía la “autoridad unilateral” para hacerlo.

Biden fue uno de los que culpó al presidente por la violencia que se produjo en el Capitolio; cuatro personas murieron en los terrenos del Capitolio.

Lo que sucedió “no es una protesta; es una insurrección”, dijo Biden en un discurso a la nación.

“Estados Unidos se trata de honor, decencia, respeto, tolerancia. Eso es lo que somos. Eso es lo que siempre hemos sido. La certificación del voto del Colegio Electoral, se supone que es un ritual sagrado, que afirmamos, su propósito es afirmar la majestad de la democracia americana. Pero el recordatorio de hoy, doloroso, de que la democracia es frágil y que para preservarla se necesita gente de buena voluntad, líderes que tengan el valor de levantarse, que se dediquen, no a la búsqueda del poder o de sus intereses personales, a la búsqueda de su propio interés egoísta a cualquier precio, sino al bien común”, añadió.

Redacción: ZACHARY STIEBER

Fuente: The Epoch Times en español

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios