Frecuentemente pensamos «no hay padres que no deseen la felicidad de sus hijos. ¿Qué tipo de mentalidad tendría un padre que desee mala suerte y dificultades a su propio hijo?» El discurso de un padre fue compartido por incontables internautas quienes dieron sus likes y otros comentaron que él tiene sangre fría, que es un padre malvado pero lo que el expresó fue el mensaje de un padre con sabiduría y un amor de lo más profundo.

El Jefe de Justicia de la Suprema Corte de Estados Unidos, John Roberts, fue invitado a la ceremonia de graduación de la secundaria Cardigan, durante la cual dio un discurso no solo como juez, sino también como padre, ya que su hijo de 16 años formaba parte de los alumnos a punto de graduarse.

Normalmente durante los discursos de graduación, todos habían dicho a los niños que debían agradecer a su escuela, a sus maestros y estar listos para vivir un mejor futuro. Sin embargo, John dijo algo inconcebible: “Siento mucho decirles esto, los años más felices de toda su vida están a punto de convertirse en pasado”.

El padre juez pronunció un discurso en la ceremonia de graduación de su hijo Jack (Imagen: captura de video)

Después de aclarar que los días felices llegaron a su fin, John comentó:

“Deseo que haya veces en las que puedan sufrir un poco de injusticia y la tengan que afrontar, ya que es la única forma de que ustedes entiendan el valor de la justicia y la imparcialidad.

Quiero que prueben varias veces el sabor de la traición, porque es la única manera de que vean lo importante de la genuina sinceridad.

Espero que frecuentemente experimenten la soledad, sólo así sabrán que no se deben dar por sentados a los amigos y que nadie les debe nada en la vida.

Ojalá que varias veces tengan mala suerte, así sabrán el significado profundo de la buena fortuna y entenderán el porqué de los fracasos de otras personas.

Deseo que las veces que sean derrotados, sus adversarios se burlen de ustedes fríamente y que aparte se alegren, solo de esta forma sabrán la importancia de prepararse dignamente para una competencia.

Espero que ocasionalmente los rechacen, solo así sabrán el valor del respeto y la atención.

Con suerte todas estas experiencias les pasen temprano en sus vidas, y que de ellas puedan aprender una lección moral, cosechar frutos, y ver si justamente pueden entender entonces de qué estoy hablando.”

Los usuarios de internet reaccionaron positivamente, diciendo que si un niño puede escuchar este discurso es “muy afortunado”. Al graduarse, los estudiantes empiezan a formar sus nociones sobre la vida y el mundo. Cuando ellos se enfrenten a una sociedad muy complicada, normalmente no están listos y solo expresarán una emoción sin control.

Los niños están posicionados en las puertas del importante camino de sus vidas y necesitan palabras frías como una señal de advertencia para que se iluminen, que sepan cómo enfrentarse a la vida, como balancear su mentalidad, y que así su acercamiento a las dificultades de la vida sea de la forma más apropiada.

Algunos consejos para los padres:

  1. No siempre traten a los niños como el centro del universo, en algunas ocasiones no hay que hacerles caso

Así es, cuando un niño entra a la escuela y a la sociedad, se va a dar cuenta que no a toda la gente le cae bien. A otros niños probablemente no les guste su personalidad, sus habilidades, o su apariencia, y él debe tener suficiente tolerancia para poder soportar estas cosas que suceden en la vida. Si siempre lo complaces, no podrá soportar la realidad.

  1. Cuando los niños no son tomados en cuenta por sus amigos no vayas a consentirlos con urgencia

Cuando tu hijo está solo en una esquina y sus compañeros están todos juntos divirtiéndose, no vayas a llevar a tu hijo con los otros niños, ni tampoco obligues a los otros niños a incluirlo. Deja que tu hijo entienda que es la soledad y que es la amistad. Cualquiera que haya tenido una probada de soledad, aprenderá lo valiosos que son los amigos.

  1. Si tu hijo se da cuenta sobre el lado malvado de la sociedad, no le tapes los ojos

Todos los padres quieren una infancia perfecta para sus hijos, no quieren que vean el lado malo de las cosas, pero, ¿se puede?

Por ejemplo: mi hijo tiene un buen corazón. Una vez al regresar caminando tarde hacia la casa, vio que un vagabundo se ponía de pie mientras tomaba el dinero de un tazón para meterlo en su bolsillo. Mi hijo quedó en shock y me preguntó muchas veces por qué ese hombre usaba ropa tan fea y descuidada. Más tarde, le mostré algunos libros y le expliqué que existían personas que eran mendigos, le dije toda la información para que comprendiera este estado que existe en la sociedad. Quería saber cómo ayudar a estas personas.

A partir de entonces, por decisión propia, cada vez que vemos a gente que vive en las calles, él saca un poco de su mesada para dársela a estas personas. Yo deseo que mi hijo tenga un buen corazón, así como también deseo que tenga la capacidad de distinguir lo bueno de lo malo, y que sea capaz de administrar su dinero y ponerlo en lugares donde el crea que vale la pena. Si él conoce la verdad, puede tomar la iniciativa y tomar buenas decisiones.

  1. Cuando tus hijos se encuentran con dificultades en la vida, no es necesario darles un caldo para el alma

Cuando un niño inicia su vida hay muchas dificultades, te dice: “estudiar es muy cansado”, “tocar el violín es muy difícil”. No siempre hay que hacer que los niños le vean el lado feliz a todo (como decir: estudiar es divertido), hay que dejarlos que sepan que la vida es amarga en ocasiones y que eso es inevitable. Los niños deben ir a estudiar, los adultos deben de ir a trabajar, todas las personas tienen cosas que deben hacer aunque no quieran. Estas son las responsabilidades que uno debe asumir por el hecho de estar vivo.

En general, cuando un niño es pequeño, no hay que temerle a que sufra un poco. Los niños que nunca sufrieron en la infancia no sabrán enfrentar peores dificultades en su futuro, hasta llegar al punto en que pueden colapsar porque no sabrán cómo afrontar a la cruda sociedad y la vida real.

Fuente: Sabiduría de la Educación Familiar

Editor: Tang Jie / Wu Yong Jian

Versión en chino: https://m.soundofhope.org/post/244553

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios