La vista de las montañas y las gloriosas colecciones de flores tropicales dan la ilusión de estar en otro mundo.

La idea de que Victoria, el estado más pequeño de Australia, tuviera el jardín de lotos más grande de ese país suena exagerado, aunque Geoff Cochrane no parece pensar eso. Por lo cual, ha creado 14 acres donde florecen flores celestiales como las de loto y otras.

Uno pensaría que hay que ir al norte de Australia para ver florecer a las exquisitas flores de loto en masa, y, sin embargo, en Victoria, a lo largo de la autopista Warburton, hay un enorme jardín de exposición lleno de flores de loto y nenúfares.

Cultivador de vegetales por 35 años, Geoff estaba más familiarizado con el repollo chino en cuanto a cultivar cosas a gran escala. Pero esto tampoco era parte del plan.

De hecho, cuando Geoff y su esposa Evonne compraron la propiedad, tenían planeado crear un lugar de pesca con mosca. Por suerte la idea no se concretó, entonces Geoff plantó algunos nenúfares, a partir de los cuales comenzó a desarrollarse el jardín.

Geoff compró algunas flores de loto y descubrió que florecían durante cinco meses. Así surgió la idea de un jardín de exposición, que fue creciendo hasta llegar a más de 14 acres y ya cumplió los seis años.

Hoy en día, la Plantación de Nenúfares y Lotos Azules tiene dos lagos que generan miles de nuevas flores por día. Uno de los lagos tiene 10 islas conectadas por 12 puentes, incluyendo dos puentes con arcos, donde revolotean pájaros como la hermosa grulla.

Se han creado 60 pequeñas lagunas a lo largo del río, las cuales rebosan con más de 40 variedades de lotos. Senderos alrededor de la propiedad revelan varias encrucijadas y zonas con sombra, ideales para descansar y gozar de la exquisita belleza y serenidad. La vista de las montañas y las gloriosas colecciones de flores tropicales dan la ilusión de estar en otro mundo o, quizás, dentro de una pintura.

Es clara la afinidad y respeto hacia las flores que siente Geoff, y que se manifiesta por el modo en que cuidadosamente adapta un loto o un nenúfar para tu propio jardín. Para Geoff, esta actividad se ha convertido en un viaje y una experimentación con flores que prosperarán para siempre en el clima de Victoria. La actual colección incluye cientos de variedades de lotos y 200 nenúfares.

Hay variedades como el loto tropical y el loto amarillo, nativo de América. La exhibición del invernadero Hay variedades como el loto incluye flores de loto del Norte de Australia, Sudeste de Asia y China, además de la espectacular Victoria Amazónica –un nenúfar gigante de Sudamérica. Los lotos blancos, rosados y rojos son nativos de China, Rusia, Egipto e India. Y aunque no hay lotos azules, en India hay un nenúfar llamado loto azul acuático tropical, de ahí el nombre – Plantación de Nenúfares y Lotos Azules.

Un paseo a estos jardines es una salida de todo el día, con plantas y macetas para comprar, disfrutar de un refresco contemplando el jardín de lotos, o traer un picnic y pasar el día con la familia. Las familias asiáticas lo visitan en época de Navidad y pasan todo el día en la plantación. De hecho, el loto es venerado en muchas culturas asiáticas, que lo consideran hermoso y maravilloso. Es un símbolo de la trascendencia del reino mundano al reino divino, ya que emerge del barro para producir su exquisita flor.

La semilla del loto tiene una cáscara excepcionalmente dura que puede durar cientos o incluso más de mil años. En Japón, germinaron exitosamente semillas de lotos que tenían más de mil años. Para Geoff, en el fondo, es un trabajo que lo apasiona. “Me da gran placer que la gente disfrute de los jardines y se relaje, ya que esto es relativamente nuevo para el público australiano. Me gusta compartir con ellos los secretos de cómo mantener y cuidar los lotos y nenúfares,” dice Geoff.

Hay planes para colocar más variedades y Geoff está trabajando con el “loto cuenco”, muy popular en China –una flor más pequeña que también puede mantenerse en el interior de la casa por un corto período. Otra cosa para no perderse es la boutique de Evonne, con su gama de prendas de diseño australiano y pintadas a mano. Por supuesto, el motivo más destacado es el loto.

El jardín comienza a florecer a mediados de diciembre y continúa floreciendo hasta abril. Los nenúfares florecen en octubre y las flores tropicales, en enero.

Para más información, visite en internet la página de Blue Lotus Water Garden

Por Janine Rankin

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios