Viaje al Oeste ¡Afloremos nuestro yo interior con el Rey Mono! (I Parte)

Viaje al Oeste, (Hsi-You Chi), Las Aventuras del  Rey Mono, es una novela clásica de la literatura china adonde su retórica ha sido establecida con bellísimos conceptos incorporados en prosa, poesía,  épica,  lírica, drama, tanta sátira y la trascendencia especial será el mensaje entregado religioso-filosófico, dispuesto en un singular relato atemporal.  La paternidad de esta notable obra se le atribuiría  al escritor chino, budista  Wu Cheng’en, que vivió durante la memoriosa dinastía Ming (muralla china, y la apreciable literatura en aquél periodo).

Viaje al Oeste ha inmortalizado relatos mágicos que son entrelazados a reales, algunos  han estado traspasados siguiendo la tradición dentro del cual serán participé personajes de indistintos niveles sociales, superponiéndoles dentro de elementos espaciales astrales descriptos en hermosas aventuras tragicómicas. Pero indudablemente lo primordial estará en lo concerniente al aspecto religioso así mencionadas estarán las tres escuelas, confucionismo, taoísmo y primordialmente el budismo este  último estrechamente ligado con el Monje  Wu Cheng ‘en o al Patriarca. Serian, consiguientemente meditaciones basadas a interrogantes sigilosas, de nuestra existencia como a su vez a la problemática del ser al después. El texto completo estuvo realizado en  50.048 rollos.

Viaje al Oeste de Wun Cheng’en o del homónimo Xuansang monje budista (en realidad vivió durante la dinastía Sui, incursionando en un viaje siguiendo la ruta de la seda  cuya última destinación sería India en búsqueda de pergaminos, sanscritos que le darían respuestas a sus muchas interrogantes…

Nos  ha portado tanta belleza como a su vez grande sabiduría poder leer Viaje al Oeste y las Aventuras del Rey Mono que ha llegado hacer la obra más famosa de la literatura china, clasificada entre  los 4 clásicos más importantes de esta gran nación, haciendo un paralelo con el ilustre Don Quijote de la Mancha y Sancho en Occidente.

Publicado en 1590 para más tarde 1952 circular la novela  traducida en forma completa, que fue realizada en 100 capítulos, aquel número perfecto.

El relato comienza durante la iniciación del cosmos, hay un predominio del caos  resultando ser la nada, desobstruyéndose poco a poco para dar paso dentro de la oscuridad a los rayos energéticos luminosos , lo cual dará el nacimiento de un huevo, allí  asomará y emergerá El rey Mono, en un maravilloso paisaje de la  Montaña de las flores y frutos, región de Ao- Lai al este del continente de Purvavideha propioallí nacerá Wu- Kung quién despertase de la nada y asimismo el Patriarca  Xuansang usara este vocablo al bautizarlo. Así Wu-Kung que es  nada, éste pequeño bebé mono será enormemente feliz, porque este viejo monje le brindó un nombre.

Más tarde el patriarca lo tomará a  Wu-Kung como su discípulo preparándolo, le impartirá lecciones, una de ellas referida a la práctica de la División del arte vinculada al bien y al rechazo del mal, cosa que este ingenuo e inflexible Mono refutá tácitamente dicho orientamiento, pues aclarará que el único objetivo suyo sería de recibir instrucción sobre la inmortalidad. Concediéndole el Monje una segunda oportunidad declama sobre La división de las escuelas que serían el estudio de las escrituras y espontáneamente poder recitar las plegarias maoístas, budistas, confucianas, alquimistas  y los dualistas taoístas, cosa que nuevamente refutá el Rey Mono, pues él es determinado en su objetivo referido a la inmortalidad.

Ha pasado hacer esta una narración arrobadora  para la  multiplicidad de lectores jóvenes, en fin de distintas edades, han sido ellos introducidos dentro de esa exuberante belleza geografía  que va conquistando  y los invita placenteramente a ingresar misteriosamente en el mundo  profundo interno de lo que es la purificación además de ello los trasporta al reencuentro con vuestro yo, vuestra, nuestra paz interna. Esta obra  fue denominada  en ese periodo iluminación del budismo y el Tao de los sabios

Los personajes se reconocen y se vinculan con  elementos (Wu- hsing) como; El fuego. El aire, la madera, la tierra, el agua, todos ellos símbolos afín filosóficos  como religiosos. Uno muy esencial será el agua siempre descorriendo desvelando el sonido de la relajación tan necesaria para  ambos  como son cuerpo y espíritu que se aferran, consolidando  la energía y la fuerza imprescindible para establecer el equilibrio físico- mental, necesario para mantener una vida armoniosa.

Sun Wukong, el Rey Mono será considerado en la novela como el protagonista principal debido a su presencia relevante descrita por el narrador quién fascinará por sus demostraciones de artes marciales e incluso llegará a suplantar al verdadero protagonista  del libro que es el sabio monje Xuansang  Chen Hsuan- tsang o  tripitaka (cuyo apelativo es el título concedido por el emperador)o llamado también  San Tsang  que emprende la meta de peregrinación rumbo a la India, con el propósito de encontrar antiguos sanscritos, que podrían entregar las respuestas acerca de la inmortalidad. A ellos se le agregaran en este camino algunos nobles caídos en desgracias como  el cerdo Zhu Bajie, además Sha Wujing  el demonio pluvial  el ogro del río, el caballo del monje Yulong quién es en realidad  un príncipe dragón hijo despreciado del rey dragón del mar del: todo girará en esta búsqueda y en el deseo de llegar al iluminismo budista para alcanzar la montaña del espíritu, la soledad armónica. Donde el relato forma parte de una elasticidad del tiempo, hay un tiempo sin haberlo y donde las enseñanzas son reflexiones como Domar tigres y dominar dragones es  vencer el poder interno

Un viaje imperioso de purificación adonde juntos iremos inmersos, compartiendo enmarañadas aventuras con el Rey Mono. Para darle al lector de entrar en enseñanzas profundas no obstante muchas veces en algunos relatos exprimimos auténticas carcajadas , o se nos humedecen los ojos con alguna lágrima de tristeza más continuamos por la sabia lectura encantada dentro de alternadas leyendas iluminadas entre historias, tradiciones y tiempo. Usanzas milenarias que nos deleitan por aquello que esta por fuera de lo real  y que lo acogemos igualmente como una  realidad encantadora que no debe desaparecer,  imposible escapar de aquella supremacía que nos da la necesidad también de hechizar nuestro espíritu, deslumbrando esa paz y reencuentro interior, que es necesaria  para seguir nutriéndonos de ser mejores… es eso que Viaje al Oeste, nos enseña con su Rey Mono personaje predilecto de  jóvenes, niños y adultos.¡ Gracias ¡ A Viaje al Oeste.

Por Magdalena Arqueros Valer richardsarqvaler@hotmail.it

¿Quieres conocer más acerca de China? Da clic en Noticias China y ¡Síguenos!

Redacción Radio SOH

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios