¿Conoces los beneficios de beber vino tinto?

Un estudio realizado por la Escuela de Medicina de Harvard y por el Instituto Nacional del Envejecimiento ha demostrado que el beber vino tinto tiene muchos beneficios. Siempre y cuando se haga con moderación, es decir, se recomienda no más de dos copas en el caso de los hombres, y una para las mujeres.

Pero, ¿por qué ayuda al corazón? La razón es porque en la piel de las uvas se encuentra un compuesto natural llamado Resveratrol (flavonoide). Este compuesto posee propiedades antioxidantes y anticancerígenas. Según los investigadores tiene características muy útiles:

– Hacen más inofensivo el colesterol LDL impidiendo su oxidación

– Evitan que las plaquetas de la sangre se aglutinen formando coágulos

– Disminuyen las inflamaciones

Cuando los viñateros hacen el vino tinto, le dejan la piel en el caldo a fermentar. En contraste, en el vino blanco, el hollejo es removido. Como resultado el vino tinto tiene niveles más altos de flavonoides (resveratrol) que el vino blanco.

Algo importante: La moderación es la clave para obtener beneficios del vino tinto. El menor riesgo de enfermedades cardiovasculares se obtiene con una o dos copas al día. Más de eso, el riesgo aumenta.

Aún si no prefieres tomar vino hay otras opciones, porque el los flavonoides (Resveratrol ) también se encuentran en otros comestibles como el té, las cebollas, ajos, manzanas y cerezas. Así que los alimentos y bebidas que contienen esta sustancia se consideran como saludables o recomendables para la salud. Además estudios recientes han revelado que esta sustancia es también beneficiosa en el tratamiento de la obesidad.

Ahora los especialistas trabajan en una píldora que promete las mismas ventajas, pero sin resaca ni cirrosis.

Algo importante sobre las uvas:

1. La tradición de comer las doce uvas en Nochevieja data de 1909. Surgió ante la picaresca de los productores de uvas en un año de gran cosecha y poca demanda.

2. Para hacer una botella de vino se necesitan 1 kilo y 1/2 de uvas.

3. La creencia de que las uvas tienen propiedades curativas se remonta hasta tiempos bíblicos, mucho antes de que investigaciones científicas así lo hayan corroborado.

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios