Medios oficiales del PCCh, Xinhua, el pasado 24 de octubre, dieron informes con el título «Wang Qishan en la 2ª Cumbre Financiera del Bund pronunció un discurso en la ceremonia de apertura», en Shanghai.

El informe va acompañado de una foto de Wang Qishan dando un discurso en video, en el que la placa del título de Wang Qishan está dividida en tres líneas, que dicen «Wang Qishan», «HEWANG QISHAN» y «VICEPRESIDENTE», respectivamente. El título en inglés de Wang fue destacado por los medios oficiales, llamando la atención.

Al observar la imagen del discurso en video de Wang Qishan, la placa del título frente a él remarcaba específicamente el nombre en inglés y el título en inglés «VICEPRESIDENTE», que fue presentado de manera destacada por la propaganda del PCCh, Xinhua.

El informe de propaganda del PCCh, Xinhua versión china apunta a la población china. En el pasado, los títulos de los funcionarios de alto rango del PCCh, especialmente los títulos en inglés, rara vez aparecían en los informes oficiales hacia el pueblo chino.

Actualmente Wang Qishan es el segundo líder del PCCh. En China se tradujo el título del cargo de Wang Qishan como «VICEPRESIDENTE». «VICEPRESIDENTE» en los países occidentales se refiere al segundo cargo después del presidente, pero en China el segundo cargo se debe traducir como Vice Chairman.

El actual comentarista político Li Yanming, analizó que recientemente, estadounidenses de alto nivel están lanzando una acción de «corrección» sobre el tema del título de Xi Jinping. El título en inglés de Wang Qishan se reveló en el momento en que China y Estados Unidos estaban en el periodo de la Guerra Fría, lo cual es intrigante.

Los medios integrados informaron que Estados Unidos cambió la política hacia China, y que ahora el gobierno de Estados Unidos tiene un profundo conocimiento de la naturaleza malvada del PCCh, y éste representa la mayor amenaza para Estados Unidos y el mundo, pero al mismo tiempo también Estados Unidos reconoció que el PCCh no es igual a China ni es igual al pueblo chino.

El título más importante de Xi Jinping es el de líder del partido, seguido por el de jefe de la Comisión Militar Central, y el tercero es el de jefe de estado. Los medios de comunicación estatales de China generalmente se refieren a él como el secretario general y Chairman. Pero en inglés lo traducen como presidente.

El congresista de Wisconsin, Mike Gallagher, en la primavera de 2019, publicó en la revista The American Interest, Asuntos Diplomáticos, en un artículo de opinión, que empezó a llamarle a Xi Jinping secretario general Xi.

En agosto de 2019, Radio Free Asia también citó un artículo titulado «No llames más a Xi Jinping presidente» de Isaac Stone Fish, un experto en relaciones entre China y Estados Unidos de la Sociedad de Asia de América, afirmó a Xi Jinping como líder del PCCh, Secretario General del PCCh y líder de la Comisión Militar. Algunos medios ingleses se refieren a él como «Presidente». Esto no es correcto tanto en sentido literal como político. Fish enfatizó en el artículo que un nombre tan inapropiado solo puede ayudar a las autoridades a legitimar su gobierno autocrático.

El 30 de octubre de 2019, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, llamó a Xi Jinping «secretario general Xi» en el Hudson Institute, un conocido grupo de expertos.

El 14 de noviembre de 2019, la «Comisión de Revisión Económica y de Seguridad Estados Unidos-China», convocada por las dos partes en el Congreso de Estados Unidos, publicó su informe anual. El informe sugería que todos deberían dejar de llamar a Xi Jinping «Presidente», porque el título de «Presidente» implica que fue elegido democráticamente por el pueblo, pero en realidad fue producido por la lucha del poder dentro del Partido Comunista de China.

El «Wall Street Journal» informó que el influyente «Comité de Revisión Económica y de Seguridad China-Estados Unidos» que «China no es una democracia, sus ciudadanos no tienen poder para votar, reunirse ni expresarse» y por lo tanto recomendó que el Congreso: «Se le ha dado a Xi Jinping el título de «Presidente», pero no coincide con el nombre real y tiene el efecto de maquillar el rostro de Xi y la dictadura del PCCh y aumentar la legitimidad». El comité cree que la posición de su partido debería llamar a Xi Jinping: «Secretario General» para describir su papel con mayor precisión.

En junio de 2020, Bao Shike, exjefe de la Sección China de la Oficina del Secretario de Defensa de los Estados Unidos, contribuyó a los medios estadounidenses «Capitol Hill», enfatizando que los líderes de China no son elegidos por elecciones populares y no deben ser llamados «Presidente». Él escribió: «Xi Jinping está obviamente muy contento que funcionarios occidentales y los medios de comunicación se refieran a él como presidente, y hace que él y el Presidente de EE.UU, gocen del mismo respeto oficial y de la legitimidad internacional y (…) por eso Xi Jinping, disfruta del título y de la autoridad, y resultó que sacó el reglamento del PCCh para estar en el poder por dos períodos de cinco años lo que le permite servir como líder y estar en el poder de por vida.

A principios de agosto de 2020, el representante republicano de los Estados Unidos por Pensilvania Scott Perry, presentó un proyecto de ley para prohibir que el gobierno de los Estados Unidos divulguen los documentos oficiales y las comunicaciones en donde se menciona «usa la palabra presidente, cuando menciona a los líderes chinos», deberían «Reemplazarlo por jefe del PCCh».

El proyecto de ley dice que con el uso del término «Presidente» al nombrar a los líderes comunistas, la gente piensa erróneamente de que el líder chino es igual que el presidente de los Estados Unidos, que fue elegido democráticamente con un poder que es otorgado por el pueblo, lo que lo hace un líder legítimo.

El Grupo de Trabajo sobre el tema de China de la Cámara de Representantes de EE. UU., publicó un informe de investigación el 30 de septiembre de este año, evaluando la amenaza del PCCh y brindando soluciones legislativas sobre cómo lidiar con los riesgos.

En el informe de 141 páginas, el grupo de trabajo enfatizó que desde que Estados Unidos estableció relaciones diplomáticas con China en 1979, el gobierno estadounidense ha ignorado la ideología del PCCh y también ha evitado hablar del hecho de que China es un país comunista.

El informe señala que en el pasado, el pueblo estadounidense ha analizado a China bajo el régimen comunista con perspectiva occidental, describe a China con palabras del propio deseo de los Estados Unidos; si supiera que la ideología del PCCh determina cada decisión y acción. El informe dice. «El totalitarismo del PCCh es la esencia de su gobierno, y el partido es la máxima fuerza de liderazgo político».

Por ejemplo el gobierno de EE.UU y los medios de comunicación nacionales normalmente  llaman a Xi Jinping, como presidente chino, este título le da a Xi Jinping la legitimidad implícita. «Sin embargo, Xi Jinping no es ‘presidente’ y no tiene este título, no existe absolutamente este puesto (en el PCCh) además los medios en idioma chino nunca han llamado a Xi ‘presidente'».

El informe indicó que Estados Unidos y otros países occidentales tergiversaron a Xi Jinping porque no entendieron que «el poder del secretario general Xi Jinping proviene del PCCh, no del pueblo chino».

De acuerdo con el análisis del actual comentarista político, Li Yanming, cuando funcionarios de alto nivel de los EE.UU., desencadenan un movimiento de «corrección» en el título de Xi Jinping como ‘presidente’, en vísperas de la V Sesión Plenaria del PCCh, los medios de propaganda del PCCh, Xinhua, destacaron Wang Qishan con el título en Inglés VICEPRESIDENTE incluso para el público interno.

¿Accidental o intencionalmente? ¿Cuál es el propósito? No habrá respuestas oficiales. Sin embargo, es un hecho indiscutible que la ola global anticomunista es alta y el día del juicio final del PCCh ha llegado; Xi Jinping, Wang Qishan y otros líderes de Zhongnanhai deben abandonar el PCCh si quieren evitar el destino de ser enterrado junto al PCCh, si quieren mantener su poder y evitar que los enemigos políticos contraataquen, solo pueden ganar con la confianza del pueblo, legitimando el poder; si logran estos dos puntos, y transforman la política actual y se convierten en un presidente elegido democráticamente, este sería el único plan de escape viable para Xi Jinping.

Reportero: Yue Wenxiao

Editor: Yuan Ming Qing

Versión en chino: https://m.soundofhope.org/post/435988

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios