La Comisión Central de Inspección Disciplinaria (CCDI) del PCCh anunció el 26 de septiembre que la octava ronda de inspecciones del XIX Comité Central se dirigirá a 25 instituciones y reguladores financieros, entre los que se encuentran el Banco Popular de China, la Administración Estatal de Divisas, el Banco de Desarrollo de China, la Bolsa de Valores de Shanghái y la Bolsa de Valores de Shenzhen, para llevar a cabo una «inspección regular».

En un mensaje de Twitter, el periodista del Wall Street Journal Wei Ling Ling, citó fuentes para revelar que la inspección podría durar de tres a cuatro meses y que muchas instituciones que invierten en empresas privadas estarán ahora sujetas a una supervisión más estricta.

El comentarista político Tang Jingyuan señaló a Sonido de la Esperanza que la inspección coincide con la sexta sesión plenaria del XIX Comité Central del PCCh, prevista para noviembre. Así que esta inspección, apunta a las instituciones financieras y cuya amplitud no se había visto en nueve años. Es en esencia una medida para mostrar la fuerza antes de una operación importante.

El sector financiero siempre ha sido un territorio dominado por la segunda generación roja y los hijos de los funcionarios actuales; siendo las facciones de Jiang Zemin y Zeng Qinghong, así como las de Zhu Rongji y Wang Qishan, las más representativas. Esta es un área que ha estado en gran medida fuera de las manos de la facción de Xi Jinping en el pasado.

Tang señaló los esfuerzos recientes de Xi Jinping por rectificar los gigantes monopolios de Internet, la gestión de la quiebra de Evergrande y las instituciones financieras de peso para esta inspección. siempre se habla de prevenir los riesgos financieros sistémicos «lo que significa que habrá grandes problemas en el sector financiero que impactarán en su sistema económico ya asolado por la crisis, lo que afectará directamente la legitimidad de su búsqueda por quedarse en el poder».

Al día siguiente del anuncio de la inspección de las instituciones financieras, el 27 de septiembre, el CCDI publicó otro artículo en su sitio web oficial, en el que afirma que los riesgos financieros suelen estar respaldados por la corrupción financiera y que ésta tiende a inducir y exacerbar los riesgos financieros.

El artículo también subrayó repetidamente que los grupos de interés y los cuadros dirigentes estaban unidos entre sí. Tang Jingyuan dijo: «De hecho, está superando estas mezclas políticas y comerciales«. Ha formado un tipo de territorio diferente bajo su control, un tipo de clan diferente. Es un poco como una especie de fuerza que divide lo financiero. Por eso por un lado, está estorbando la ejecución de la orden política de Xi Jinping y por otro está observando como si fuera un tigre ansioso por crear caos para tomar el poder y evitar que Xi Jinping siga en el cargo. Esta es la verdadera preocupación de Xi Jinping.

El gobierno y el sector empresarial siempre han sido inseparables entre sí, por lo que la inspección no es simplemente contra la corrupción económica. La inspección está destinada a  extenderse más allá del sector financiero dijo Tang Jingyuan.

«La detención por parte de Xi Jinping de Chen Feng, ex presidente de HNA Group, debería ser una señal. Demuestra que no se siente cómodo con Wang Qishan y que quiere hacer un gesto de advertencia y conmoción. Esto pone de manifiesto el aislamiento de Xi Jinping y su determinación de continuar con su actual cargo».

Tang señaló que Xi Jinping necesita más estabilidad en este momento, por lo que no necesariamente querrá iniciar una guerra a gran escala con sus oponentes políticos, por lo que solo caerán varios funcionarios financieros de nivel medio.

Pero la participación directa de funcionarios dependerá de la evolución de la situación política actual.

Editor: Han Mei

Reportero: Yang Zheng

https://www.soundofhope.org/post/549150?lang=b5

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios