Yang de Sui: un emperador ambicioso y negligente

EMPERADOR YANG DA CLICK PARA APLIAR LA IMAGEN
Su permanente afán de progreso y conquista, sin tener en cuenta al pueblo, lo llevaron hacia su caída

 

Yang Guang (569-618), emperador Yang de Sui, fue el segundo emperador de la dinastía Sui. Un célebre emperador según muchos historiadores chinos tradicionales, durante su reinado realizó también varios grandes proyectos de construcción, incluyendo el Gran Canal que aún sigue funcionando.

Nacido en una familia aristocrática, él demostró extraordinarios talentos literarios y militares

Nacido en una familia aristocrática, él demostró extraordinarios talentos literarios y militares. Como un joven príncipe, escondió su vanidad y amor al placer físico cuidadosamente para hacer su camino a príncipe heredero. Era demasiado tarde, cuando el anciano emperador descubrió el color verdadero de su hijo. Yang Guang ascendió al trono tras el asesinato de su padre y mató a su hermano y otros competidores potenciales de la familia.

En sus primeros años de reinado, puso en marcha numerosas reformas positivas para mejorar su gobierno. Estableció un nuevo sistema de exámenes imperiales para seleccionar funcionarios calificados sin tener en cuenta sus antecedentes familiares. Su interés por la literatura se manifestó en una orden judicial para recuperar y conservar los libros clásicos y de literatura perdidos durante la guerra. Modificando las severas leyes para hacerlas más  indulgentes, mejoró su popularidad y apagó algunas dudas de su pueblo.

Sin embargo, pronto inició una serie de grandes y costosos proyectos incluyendo la reubicación de la capital más cercana a la región del Oriente y la construcción del Gran Canal para facilitar el transporte del ejército y alimentos entre los prósperos productores de arroz del sur y la guerra infligida al norte. Se decía que tenía más de 2 millones de personas cada mes trabajando en la construcción de la nueva capital y que luego se trasladó al proyecto del Gran Canal.

La realización del Gran Canal, una arteria de agua de 5000 kilómetros, no fue sólo un impulso significativo para el sistema nacional de transporte, sino que  también permitía al emperador llevar un control firme sobre asuntos políticos y militares en el sur. El comercio entre el sur y el norte fue más frecuente, y tuvo profundo impacto en el intercambio cultural en la historia China.

El excesivo gasto en la construcción de su palacio y la lujosa ornamentación causó gran descontento

Imprudentemente, la excesiva importancia de estos proyectos fue socavando gravemente al mismo emperador cuando su vanidad y amor al placer sacaron lo peor de él. Con frecuencia utilizaba el Gran Canal para sus tours de lujo y transporte de rocas raras, tesoros y plantas a los parques de su Palacio Real. El excesivo gasto en la construcción de su palacio y la lujosa ornamentación causó gran descontento, mientras su estilo de vida libertina era despreciada por los intelectuales.

El número total de personas involucradas en todos sus proyectos fue estimado en ocho millones, con mujeres laborando cuando ocasionalmente se agotaban los hombres. En lugar de darle a la nación algún descanso, él realizó varias campañas militares. En el sur amplió su territorio a Vietnam y norte al Asia interior con éxito, pero su ambición de conquistar Corea resultó ser un error fatal que lo llevó a su caída con el tiempo.

Fue asesinado en un golpe de estado a la edad de 49 años, enfrentando abrumadores levantamientos.

Por David Wu  – La Gran Época

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios