El último sondeo publicado el 10 de mayo muestra que casi el 60% de los ciudadanos japoneses piensan que los Juegos Olímpicos de Tokio, cuya inauguración está prevista para julio de este año, deberían suspenderse. El Primer Ministro japonés, Yoshihide Suga, también ha declarado que «nunca ha dado prioridad a los Juegos Olímpicos». Cree que la tarea más importante ahora es proteger la vida y la salud del pueblo japonés debido a que la epidemia todavía está ardiendo en Japón.

Bajo la sombra del virus del PCCh (COVID-19), Japón se ha visto sometido a una enorme presión para organizar los Juegos Olímpicos de Tokio, que se inaugurarán el 23 de julio tras un año de retraso.

Estadio Olímpico de Tokio, Arena Nacional de Japón (Crédito de la foto: AP)

A Suga se le preguntó hoy, durante el debate en el parlamento, si los Juegos Olímpicos seguirían celebrándose si la epidemia del virus del PCCh siguiera aumentando. Me contestó: «Nunca puse los Juegos Olímpicos en primer lugar». Se entiende que el Comité Olímpico Internacional (COI) tomará en última instancia la decisión de cuando se celebrarán los Juegos Olímpicos de Tokio, y lo único que puede hacer el gobierno japonés es tomar medidas para que las Olimpiadas sean seguras.

Reuters informa que funcionarios del COI, del Comité Organizador de Tokio y el propio Suga han afirmado que los Juegos Olímpicos se celebrarán de forma «segura». Los organizadores japoneses también han decidido desde hace tiempo prohibir los espectadores extranjeros, pero aún no han anunciado si las pruebas olímpicas se celebrarán sin espectadores.

Según una encuesta nacional realizada por el periódico Yomiuri Shimbun del 7 al 9, hasta el 60% del público espera que el desafortunado acontecimiento deportivo se cancele de plano este verano, mientras que el 39% está a favor de su celebración.

En particular, la encuesta no incluía la opción «posponer». De los que apoyan el evento, el 23% cree que podría celebrarse sin espectadores. Japón ya ha anunciado la prohibición de los espectadores extranjeros, pero la decisión final sobre los espectadores nacionales se tomará a finales de junio, dependiendo de la situación del estado del virus PCCh.

Otras encuestas realizadas por otros medios de comunicación japoneses no han variado mucho. En los sondeos realizados por TBS y Kyodo News, el 65% y el 70% respectivamente, desean que se cancele o pospongan de nuevo los Juegos Olímpicos.

El abogado Utsunomiya Kenji, quien se ha presentado en tres ocasiones a la Gobernación de Tokio, lanzó el día 5 de mayo una petición en Change.org para «detener los Juegos Olímpicos de Tokio con el fin de proteger la vida y el sustento de las personas», y a las 11 de la mañana del día 9, casi 300.000 personas habían respondido.

En el mismo sitio web, el autor y comentarista político Tsuneyasu Takeda lanzó el 8 de mayo una campaña para «apoyar la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio», hasta las 11:00 hrs del día 9 habían respondido unas 18.000 personas.

Takeda dijo que la campaña anti olímpica de Japón continúa, e incluso se pidió a la famosa nadadora que lucha contra el cáncer, Rikako Ikee, que manifestara su posición en las plataformas de los medios sociales para «dejar de organizar las Olimpiadas» u «oponerse a las Olimpiadas», por lo que decidió lanzar una campaña de apoyo a las Olimpiadas.

Takeda explicó que, aunque el número de firmas de apoyo a su candidatura para «albergar las Olimpiadas» era mucho menor que el número de firmas en respuesta a la candidatura de Utsunomiya Kenji, sólo quería demostrar que no todo el mundo apoyaba la suspensión de las Olimpiadas y que había conseguido ese objetivo.

La diva del tenis japonés, Naomi Osaka, también ofreció su opinión el domingo, afirmando que, a pesar de que lleva toda la vida esperando los Juegos Olímpicos, los riesgos de acogerlos deben ser discutidos cuidadosamente.

Según Associated Press, algunos profesionales de la medicina japonesa, el British Medical Journal (Revista Médica Británica) apoyan la suspensión. Los organizadores han pedido que 10.000 médicos especiales estén de guardia durante el evento, subrayando que no afectará a los derechos del público. Se sabe que las delegaciones olímpicas y paralímpicas de Tokio incluirán hasta 15.000 jugadores, jueces y periodistas.

Según el informe, el gobierno japonés ha invertido 15.400 millones de dólares en las Olimpiadas, algunos incluso estiman que ha llegado al doble, la suspensión del evento supondrá enormes pérdidas para Japón. Además, el Comité Olímpico Internacional (COI) esperaba generar miles de millones de dólares en ingresos por los juegos televisados.

Según el Japan Times, Tokio informó de 1,121 casos confirmados del virus del PCCh al 8 de mayo, el mayor número en un solo día desde el 22 de enero. El número de casos confirmados en todo el país también superó los 7.000 ese día, un récord desde mediados de enero. Según la Universidad Johns Hopkins, hasta el día 10, 642,063 personas han sido infectadas por el virus en Japón, y 10,860 han muerto a causa de la epidemia.

Reportero: Fei Zhen

Editor: Yuntian

Versión en chino: https://m.soundofhope.org/post/503726

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios