Centros de cuarentena en ciudad china están abarrotados en intento por detener expansión del COVID-19 Fuente: The Epoch Times en español

0
649
Cola de personas para el test de COVID-19 en la ciudad de Shenyang, provincia de Liaoning, China, el 2 de enero de 2021. (STR/AFP vía Getty Images) Fuente: The Epoch Times en español

Un funcionario local de la ciudad de Shenyang, al noreste de China, que se encarga de la cuarentena, dijo que docenas de centros locales de cuarentena estaban llenos de personas que se sospechaba tienen COVID-19.

Al menos cuatro funcionarios del gobierno local estaban entre los confinados, dijo en una entrevista reciente.

Aunque el gobierno central anunció pocas nuevas infecciones en Shenyang, los residentes dijeron en una entrevista a The Epoch Times que la atmósfera en la ciudad era muy tensa y el brote de virus del PCCh es severo.

Cierres

Partes de Shenyang permanecen cerradas desde fines de diciembre debido a un aumento de los casos de COVID-19.

La tarde del 6 de enero, el subdirector de la oficina de transporte de Shenyang, Shi Jun, dijo en una conferencia de prensa que a todos los residentes de las áreas designadas como de alto y medio riesgo de propagación del virus no se les permitiría salir de la ciudad. Otros residentes pueden dejar la ciudad si presentan un resultado negativo de la prueba de ácido nucleico emitida dentro de las últimas 72 horas.

El viernes, Shenyang cambió dos barrios del distrito de Yuhong de riesgo medio a bajo, pero aún así exigió que los residentes de los barrios fueran confinados en sus casas durante otros siete días.

Shenyang tiene además 14 barrios designados como regiones de riesgo medio ubicados en los distritos de Huanggu, Yuhong y Tiexi. En esas zonas, los residentes no pueden salir de sus casas.

Un portavoz de la Comisión de Salud de Shenyang, Mao Yinbai, anunció en una conferencia de prensa el viernes que las autoridades recogerán una muestra de hisopo de cada residente de las regiones de riesgo medio. Los funcionarios visitarán sus hogares cada 48 horas.

Todos los residentes y aldeanos de las regiones de bajo riesgo tendrán que hacerse la prueba de COVID-19 en las próximas 72 horas, añadió Mao.

Las autoridades chinas no suelen realizar pruebas masivas en las regiones de bajo riesgo, lo que sugiere que el brote en Shenyang fue más grave de lo que dejaron ver los funcionarios.

Un ciudadano de Shenyang compartió recientemente un video con The Epoch Times, mostrando a personas ocupadas con trabajos de construcción dentro de un edificio. Dijo que fue filmado dentro del Hospital No. 6 de Shenyang el 4 de enero. Los trabajadores estaban construyendo una instalación improvisada para los pacientes de COVID-19. La información no pudo ser verificada de manera independiente.

Centros de cuarentena superpoblados

Un funcionario de Shenyang, que pidió permanecer en el anonimato, dijo en una entrevista del 7 de enero que se necesitaban de manera urgente más camas de hospital, así como más centros de cuarentena, especialmente en el distrito de Huanggu.

Los centros de cuarentena en Huanggu están sobrecargados, dijo. “Hay 15 centros de cuarentena en el distrito de Huanggu. Ahora están allí 1293 personas en cuarentena”, en el interior, lo cual es más de la capacidad normal.

Las autoridades chinas suelen convertir los hoteles en centros de cuarentena improvisados. Para evitar infecciones cruzadas se tiene a una persona o una familia por habitación en cuarentena.

El funcionario dijo que el Zhixuan Holiday Inn, en Huanggu, tiene la capacidad de tener en cuarentena a 264 personas a la vez. Pero actualmente hay más de 300 en el interior.

El Hotel Internacional Mingcheng Jinjiang tiene capacidad para alojar a 127 huéspedes, pero ahora tiene en cuarentena a 145 personas, mientras que el Hotel Jinjiang Zhixing Pinshang puede tener en cuarentena a 70 personas, pero ahora cuenta con aproximadamente 90 personas, dijo.

Los centros de cuarentena de otros distritos y condados se encuentran en situaciones similares, añadió.

También dijo que sabía de cuatro funcionarios del distrito de Huanggu que estaban en cuarentena porque son contactos cercanos de pacientes diagnosticados con COVID-19.

Uno trabaja en el centro de llamadas de ciudadanos en la oficina de peticiones del distrito, mientras que otro trabaja en la propia oficina de peticiones. Otros dos trabajan en la oficina de comercio.

“A todos los demás funcionarios y personal que trabajan en la oficina de peticiones y en la oficina de comercio se les pidió que fueran examinados como pacientes sospechosos clave”, añadió el informante.

The Epoch Times contactó a ambas oficinas por teléfono. Las recepcionistas se negaron a dar detalles y no confirmaron ni negaron las afirmaciones del testimonio, pero dijeron que todo el personal se autocuarentaba en casa.

Redacción: NICOLE HAO

Fuente: The Epoch Times en español

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios