Cientos de miles de hogares estadounidenses enfrentarán sin agua ni electricidad varias semanas tras el paso del huracán Ida

0
113
El huracán Ida arrasó la zona de Luisiana. (Crédito de la foto: AP)

Desde el lunes 30 de agosto, las comunidades de Luisiana han estado limpiando los escombros y reparando los daños causados por el huracán Ida. El huracán Ida dañó la red eléctrica de la región, dejando a Nueva Orleans y a cientos de miles de residentes de Luisiana a oscuras, sin saber cuándo se restablecerá el suministro eléctrico. Casas y negocios fuera de Nueva Orleans también han sufrido graves inundaciones y daños. La gente se enfrenta a la deprimente perspectiva de semanas sin electricidad y agua en el agobiante calor de finales de verano.

No puedo decirles cuándo volverá la electricidad», dijo el lunes el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards. No puedo decirles cuándo se limpiarán y repararán todos los escombros, pero lo que sí puedo decirles es que trabajaremos duro todos los días para prestar toda la ayuda que podamos».

La tormenta causó la muerte de al menos cuatro personas en Luisiana y Misisipi, incluidas dos personas que murieron en un derrumbe de la carretera tras las fuertes lluvias, cuando siete coches se precipitaron en un agujero de 6 metros de profundidad cerca de Lucedale, Misisipi, el lunes por la noche.

El lunes, los rescatistas en botes, helicópteros y camiones altos pusieron a salvo a más de 670 personas asediadas por las aguas de la inundación en Luisiana. En Mississippi, otras 20 personas fueron rescatadas. Los equipos de rescate tienen previsto ir de puerta en puerta en las zonas más afectadas para asegurarse de que todos salgan sanos y salvos.

Por tercer día consecutivo, el aeropuerto de Nueva Orleans ha cancelado todos los vuelos comerciales de entrada y salida. Hay muchos turistas que siguen varados en el aeropuerto sin agua ni electricidad y eso significa que no hay aire acondicionado ni baños.

Se han emitido avisos de calor para Nueva Orleans y algunos otros lugares, con pronósticos que dicen que una combinación de calor y humedad podría dar una sensación térmica de 105 grados Fahrenheit (41 grados Celsius) el martes (31 de agosto) y 106 grados Fahrenheit el miércoles (1 de septiembre).

El gobernador de Luisiana dijo que los equipos de electricidad estaban acudiendo a la zona. El estado tiene 25.000 trabajadores de los servicios públicos sobre el terreno para ayudar a restablecer la energía y hay más en camino.

Sin embargo, su oficina describió los daños en la red como «catastróficos». Los responsables de la electricidad dijeron que podrían tardar semanas en restablecer la electricidad en algunos lugares. Más de un millón de hogares y empresas se quedaron sin electricidad cuando Ida atravesó Luisiana y Misisipi el pasado domingo 29 de agosto con vientos de 240 kilómetros por hora, convirtiéndolo en el quinto huracán más grande que ha golpeado el territorio de EE.UU.

Una línea de transmisión clave, una torre gigante que lleva la electricidad desde el río Misisipi hasta la zona de Nueva Orleans, se retorció y se derrumbó durante la tormenta y las compañías eléctricas dijeron que se cortaron más de 2.000 millas de líneas de transmisión y 216 subestaciones. La tormenta también aplastó postes de servicios públicos, aplastó árboles en las líneas eléctricas y provocó la explosión de muchos transformadores.

Los funcionarios de la ciudad de Nueva Orleans dijeron a los residentes sin electricidad que no había razón para quedarse en casa durante al menos unos días.

Aun así, hay residentes que permanecen en sus casas, dijo Hank Fanberg, a quien dos de sus vecinos le ofrecieron generadores. También tiene un plan de alimentación: «Tengo una parrilla de gas y otra de carbón».

En algunos lugares también hay escasez de agua potable. Los funcionarios federales dicen que en 17 áreas administrativas, unas 441.000 personas están sin servicios de agua y otras 319.000 están bajo un «aviso de hervir el agua» por agua potable contaminada.

Hace 16 años por estas fechas, el huracán Katrina rompió un dique en Nueva Orleans en 2005, destruyendo la ciudad y matando a 1.800 personas.

Sin embargo, en Nueva Orleans se repararon los diques después del Katrina, por lo que esta vez se evitó la inundación catastrófica que algunos temían.

En el extremo suroeste de Mississippi, comunidades enteras quedaron rodeadas por las aguas de la inundación, haciendo intransitables muchas carreteras. Se informó de otros tornados, incluido un presunto tornado en Saraland, Alabama, que arrancó parte del techo de un motel y volcó un camión de 18 ruedas, hiriendo al conductor.

Ida sigue trayendo fuertes lluvias e inundaciones a partes de Tennessee y Ohio. Es posible que se produzcan inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra en los alrededores de Washington el jueves 2 de septiembre y en Nueva Inglaterra el viernes 3 de septiembre.

Editor: Ye Xia

Reportero: Zhong Xuan

Versión original en chino: soundofhope.org

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios