Después de probar el amargo resultado por cambiar la política de Trump, Biden podría tener que seguir construyendo el muro fronterizo

0
484
10 de septiembre de 2019: Trabajadores contratados por el gobierno, trabajando en el muro fronterizo de Arizona a lo largo del río Colorado pagado por el Pentágono. (Matt York/AP)

El nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha dado marcha atrás en la política fronteriza de Trump desde que asumió el cargo, llegando a suspender la construcción del muro fronterizo que aún está en marcha, provocando así una afluencia récord de inmigrantes ilegales. Recientemente, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Biden dijo que está considerando reanudar la construcción del muro fronterizo.

El reportero del Washington Times Stephen Dinan publicó un informe exclusivo el lunes 5 de abril, indicando que el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, está considerando reiniciar la construcción del muro fronterizo para terminar las partes que no se han completado durante el mandato Trump. La administración Trump ha construido 450 millas de muro entre 2017 y 2020.

Según el informe de Dinan, la semana pasada, se supo que en una conversación con empleados del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), preguntó sobre cuáles eran los planes para el muro, Mayorkas dijo que después de que Biden levantara el estado de emergencia en la frontera, también levantó el flujo de dinero del Pentágono para construir el muro fronterizo. Pero dijo que da «espacio para tomar decisiones» para terminar «algunas paredes que faltan”.

Según una reseña de la reunión de la Oficina de Inmigración y Aduanas en The Washington Times, Mayorkas dijo que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza está supervisando la revisión de la construcción del muro fronterizo y que han presentado planes para ver mejoras en algunas áreas.

Añadió que «el presidente comunicó muy claramente su decisión de que la emergencia nacional que provocó que el Departamento de Defensa (DOD) pusiera dinero en la frontera para construir el muro ha terminado». Pero todavía tiene espacio para tomar la decisión; es decir, desde la parte de la administración, ya que algunos lugares específicos de los muros necesitan ser renovados. En particular, hay proyectos que deben realizarse para completarlos».

Y según un informe de noticias exclusivo de Breitbart, debido a que Biden detuvo la construcción del muro fronterizo en su primer día como presidente, está costando a los contribuyentes estadounidenses unos 6 millones de dólares al día como resultado de su decisión. Esto ha llevado a la Oficina de Responsabilidad Gubernamental (GAO) a investigarlo.

La GAO también ha confirmado los informes de que está investigando la constitucionalidad de la congelación de Biden en enero sobre la construcción del muro fronterizo a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México. El senador Roy Blunt (republicano de Michigan) dijo: «Es tarea del Congreso autorizar el uso de este dinero, el presidente sólo puede hacerlo si lo gasta efectivamente».

El representante federal Chip Roy (republicano de Texas) dijo en Newsmax que la administración de Biden afirma tener una política de inmigración más «humana» y «compasiva», pero en realidad, la apertura de la frontera sur de Estados Unidos, la parte de México está permitiendo que florezca el tráfico de personas y de drogas.

Mark Morgan, ex director de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), afirma que la paralización del muro fronterizo por parte de Biden ha dejado sin trabajo a 5.000 trabajadores de la construcción, así como a muchos más de las industrias del acero, el cemento y la tecnología.

Y la inmigración ilegal se ha disparado bajo la administración de Biden. Sólo en marzo se detuvo a más de 170.000 personas en la frontera entre Estados Unidos y México, la cifra más alta en 15 años. El número total de inmigrantes ilegales también aumentó un 70% con respecto a febrero.

Rob Law, director de asuntos regulatorios y política del Centro de Estudios de Inmigración, ha dicho que las encuestas de Biden pueden empeorar antes de las elecciones de 2022 y que sus representantes progresistas pro-inmigrantes seguirán ayudando a muchos inmigrantes pobres a entrar a EE.UU. para competir con ellos por buenos trabajos, viviendas decentes y Recursos K-12.

Editora: Zhang Lily
Reportero: Chung Hin
Versión original en chino: soundofhope.org

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios