EE. UU. gana 850,000 puestos de trabajo y la tasa de desempleo sube al 5.9%

0
150
Un cliente camina junto a un cartel con una oferta laboral en una tienda BevMo en Larkspur (California) el 2 de abril de 2021. (Justin Sullivan/Getty Images)

WASHINGTON—La creación de puestos de trabajo en junio se disparó más de un 50 por ciento con respecto al mes anterior, ya que un mayor número de personas se incorporó a la fuerza laboral a medida que la economía sigue recuperándose.

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos anunció el viernes que la economía estadounidense añadió 850,000 puestos de trabajo el mes pasado, superando una estimación de consenso de 706,000. La tasa de desempleo, sin embargo, subió al 5.9 por ciento desde el 5.8 por ciento de mayo.

El aumento de las vacantes y las reaperturas en todo el país hicieron que la actividad económica se expandiera, impulsando la demanda de más trabajadores. Sin embargo, en junio, la economía estadounidense seguía teniendo un déficit de 6.8 millones de puestos de trabajo con respecto a febrero de 2020.

“Se produjeron notables aumentos de empleo en el ocio y la hostelería, la educación pública y privada, los servicios profesionales y empresariales, el comercio minorista y otros servicios”, informó la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU.

Los ingresos medios por hora subieron un 0.3 por ciento por mes y un 3.6 por ciento interanual, en línea con las expectativas. Y la tasa de participación de la población activa se mantuvo en junio en el 61.6 por ciento. La tasa de participación no ha mejorado en Estados Unidos desde agosto de 2020.

En junio, el empleo en el sector del ocio y la hostelería sumó 343,000 puestos de trabajo tras la relajación de las restricciones en todo el país. Más de la mitad del aumento del empleo se produjo en bares y restaurantes. Sin embargo, el sector sigue sin alcanzar los 2.2 millones de puestos de trabajo con respecto a febrero de 2020.

Otros aumentos de empleo notables se registraron en el sector de la educación pública y privada (269,000), los servicios profesionales y empresariales (72,000) y el comercio minorista (67,000).

Sin embargo, sigue faltando una fuerte creación de empleo en el sector de bienes de la economía. El sector manufacturero solo sumó 15,000 puestos de trabajo durante el mes. Y el sector de la construcción perdió otros 7000 puestos después de haber perdido 25,000 empleos netos en los dos últimos meses.

Se espera que el presidente Joe Biden pronuncie hoy un discurso sobre la recuperación del empleo.

La escasez generalizada de mano de obra ha llevado a las empresas a aumentar los salarios, lo que podría intensificar aún más las presiones inflacionistas. Existe un desequilibrio entre la oferta y la demanda de mano de obra, que debe ser vigilado de cerca en los próximos meses, según los economistas.

Algunos estadounidenses dudan sobre si volver a trabajar, lo que está dificultando la contratación. Los fabricantes, por ejemplo, informaron de “dificultades para contratar y retener la mano de obra directa”, según los resultados de la encuesta sobre la actividad de las fábricas nacionales del Institute for Supply Management (ISM). Estos retos “en toda la cadena de valor siguen siendo los principales obstáculos para aumentar el crecimiento”.

La gran pregunta que se hacen muchos es si los trabajadores se animan a reincorporarse al mercado laboral en los estados que han optado por terminar anticipadamente las prestaciones complementarias de desempleo.

La grave escasez de mano de obra ha llevado a 26 estados a poner fin al programa de prestaciones ampliadas antes de que expire el 6 de septiembre. El efecto de la cancelación anticipada no será totalmente visible hasta principios de agosto, cuando se publique el próximo informe sobre el empleo.

“Creemos que el fin de estos programas especiales de seguro de desempleo impulsará la participación en la fuerza laboral, ayudando a que la oferta de trabajo se mantenga mejor con la demanda relacionada, y también debería aliviar parte de la presión alcista sobre los salarios”, escribió Michael Feroli, economista jefe de Estados Unidos en JPMorgan, en un informe reciente.

El número de estadounidenses que solicitaron ayuda por desempleo cayó bruscamente la semana pasada. Las solicitudes iniciales de seguro de desempleo cayeron en 51,000, hasta 364,000, el nivel más bajo desde que se produjo la pandemia el año pasado.

Por EMEL AKAN

Fuente: The Epoch Times en español

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios