¿El censo de China es «muy sensible»? Informante: Por primera vez bajo la población en 50 años

0
455
Beijing relajó su política de planificación familiar en 2015, pero los nuevos datos del censo siguen mostrando que la población china está disminuyendo, según las fuentes. Personas en un centro comercial de Beijing en febrero de 2021 (Fuente: AP)

El 27 de abril, fuentes de los medios de comunicación extranjeros familiarizadas con el asunto dijeron que los funcionarios del gobierno del PCCH han retrasado la publicación de los resultados del censo porque están preparando una respuesta al primer descenso de la población en cinco décadas. La fuente dijo que el gobierno chino considera los nuevos datos del censo «muy sensibles». El cuestionamiento del declive demográfico de China no sólo implica una menor tasa de natalidad, sino también la ocultación de las muertes por la epidemia.

El Financial Times citó fuentes informadas según las cuales los resultados del censo reflejarían el primer descenso de la población desde la Gran Hambruna de la década de 1960. La Gran Hambruna fue causada por la desastrosa política de «Gran Salto Adelante»(movimiento político) del ex líder del partido Mao Zedong a finales de la década de 1950, que causo decenas de millones muertes de personas. Según el informe, el descenso de la población se produjo a pesar de que el gobierno comunista relajó las estrictas políticas de planificación familiar, implemento la política de los dos hijos.

El último censo chino se completó en diciembre de 2020, pero aún no se ha hecho público. Se espera que la población total en el informe sea inferior a 1.400 millones, según personas familiarizadas con la encuesta del gobierno. En 2019, se dice que la población china superó la marca de 1.400 millones.

Las fuentes señalaron que las cifras de población se consideran ahora muy sensibles y no se harán públicas hasta que varios departamentos gubernamentales de Beijing lleguen a un consenso sobre los datos y sus implicaciones.

«Los resultados del censo tendrán una gran repercusión en la visión que los chinos tienen de su país y en el funcionamiento de los departamentos gubernamentales», dijo Huang Wenzheng, investigador del Centro para China y la Globalización, un grupo de expertos con sede en Beijing. «Estas cuestiones deben tratarse con mucho cuidado».

Beijing tenía previsto publicar los resultados del censo a principios de abril, pero se ha retrasado. Liu Aihua, portavoz de la Oficina Nacional de Estadística, dijo el 16 de abril que el retraso se debía en parte a la necesidad de «más trabajo preparatorio» antes de la publicación oficial.

Sin embargo, el 15 de abril, la provincia de Shandong y Anhui pidieron más preparativos ante un posible escándalo de la opinión pública por la publicación de los datos del censo, lo que provocó más y más especulaciones.

El autor del libro «El nido vacío en un país poderoso», Yi Fu-xian, un conocido demógrafo, tuiteó el 20 de abril que los datos reales del censo podrían ser más diferentes de las expectativas del mundo exterior, si las autoridades ajustan artificialmente los datos antes de hacer públicos los resultados del censo, podría desencadenar en un escándalo de opinión pública.

Cree que la población real del país en 2020 no superará los 1.280 millones. La declaración de «cambio en los datos del censo» hecha por las autoridades de Anhui sugiere que no se puede descartar la posibilidad de ajustes artificiales en las estadísticas por parte de las autoridades del PCCH. La implicación es que habrá «noticias impactantes».

Aunque el PCCH no ha revelado oficialmente la verdadera razón del aplazamiento del censo, los rumores sobre el descenso de la población china ya se han extendido en los medios de comunicación en los sitios web de China continental. Las preguntas sobre el «declive demográfico de China» han obtenido decenas de millones de visitas y numerosos comentarios en medios sociales. Antes de que se publicara el informe, muchos internautas ya hablaban de la posibilidad de un descenso de la población y de la tasa de natalidad en China, las autoridades borraban rápidamente los mensajes sensibles.

El gobierno de Beijing flexibilizó en 2015 su política de planificación familiar de décadas, permitiendo a todas las parejas tener dos hijos en lugar de uno, pero la tasa de natalidad de China sigue disminuyendo. El problema se deriva de la política de un solo hijo del PCCH, introducida a finales de los años 70.

En un informe publicado la semana pasada, el departamento del banco central del PCCH estimó que la tasa de fertilidad total, o el número medio de hijos que una mujer puede tener a lo largo de su vida, era inferior a 1,5, frente a la estimación oficial de 1,8.
«Es casi un hecho que China (el gobierno) ha sobrestimado su tasa de natalidad», dice el informe, y añade que los «cambios demográficos en todo el país pueden suponer un reto mayor del que (se esperaba)».

Un asesor del gobierno del PCCH, que pidió no ser nombrado, dijo que los gobiernos locales tienen un incentivo para inflar sus cifras (de población) para poder obtener más recursos.

La situación actual ha hecho que aumenten los llamamientos a la eliminación de las normas de control de la natalidad. El informe del banco central del PCCH sugiere que Beijing debería «abandonar completamente» su «actitud de espera» y abolir por completo la planificación familiar.

«Si nadie quiere tener hijos, la relajación de las políticas servirá de poco», dice el informe.
Aunque en general se acepta que el descenso de la población está relacionado con el descenso de la tasa de natalidad, se ha cuestionado que sea una de las razones del fuerte descenso de la población desde el estallido de la epidemia del virus del PCCH, ya que las noticias y las investigaciones han revelado que las autoridades comunistas ocultan el número de muerte real por la epidemia.

Editor: Yuan Mingqing
Reportero: Ling Shan
Versión original en chino: soundofhope.org

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios