El secretario de trabajo de EE.UU. dice que no se obliga a vacunar, 11 estados demandan a Biden por el mandato de vacunación

0
149
En una entrevista concedida a la CNN el jueves 4 de noviembre, el Secretario de Trabajo de EE.UU., Marty Walsh, afirmó que no existe una obligación de vacunación para las empresas de más de 100 empleados porque las personas que deciden no vacunarse "se someten a pruebas y llevan mascarillas en el lugar de trabajo cuando están con otras personas". (Crédito de la foto: captura de pantalla del vídeo)

En una entrevista con la CNN el jueves 4 de noviembre, el Secretario de Trabajo de EE.UU., Marty Walsh, dijo que no existe un mandato de vacunación para las empresas con más de 100 empleados porque las personas que deciden no vacunarse, » tienen que aceptan realizarse prueba, cuando están con otras personas, tienen que llevar una máscara».

La Administración de Seguridad y Salud en el Trabajo (OSHA) lleva más de 50 años haciéndolo», dijo Walsh. Así que, por supuesto, tienen mecanismos de aplicación… Hoy he recibido muchas preguntas, y no me fijo en el lado negativo de este asunto, sino en el positivo. Hemos visto que varias empresas en EE.UU. han introducido un mandato y tienen entre el 85 y el 90% de sus empleados vacunados. Y lo que tratamos de hacer es animar a la gente a que se vacune, y si deciden no vacunarse, les pedimos que se hagan la prueba y que lleven una máscara en el lugar de trabajo cuando estén con otras personas. No es un mandato».

El viernes 5 de noviembre, los fiscales generales de 11 estados presentaron una demanda contra el gobierno de Biden en la que impugnan un nuevo requisito de vacunación para las empresas con más de 100 empleados.

La demanda, presentada en el Tribunal de Apelación del 8º Circuito de St. Louis, Missouri, argumenta que la autoridad para imponer las vacunas pertenece a los estados, no al gobierno federal.

«Este mandato es inconstitucional, ilegal e imprudente», dijo el fiscal general de Missouri, Eric Schmitt, en los documentos judiciales. Es uno de los varios republicanos que compiten por un escaño en el Senado el próximo año.

La nueva norma de la OSHA obliga a las empresas con más de 100 empleados a vacunar a sus trabajadores contra el COVID-19 o a someterlos a pruebas semanales de detección del virus y a utilizar mascarillas en el trabajo. El requisito entrará en vigor el 4 de enero, y su incumplimiento dará lugar a multas de casi 14.000 dólares por infracción.

Schmidt dijo que hay 3.443 empleadores privados en Missouri con casi 1,3 millones de empleados que podrían verse afectados por el nuevo requisito de la vacuna. Lo hace para «proteger la libertad individual, defender a las empresas de Missouri y luchar contra los tiranos burocráticos que sólo quieren poder y control».

El gobierno de Biden ha fomentado la vacunación como la forma más rápida de deshacerse de la epidemia. Un portavoz de la Casa Blanca dijo el jueves que el mandato pretende detener la propagación de una enfermedad que ya se ha cobrado 750.000 vidas en Estados Unidos.

A la demanda de Missouri se unen los fiscales generales republicanos de Alaska, Arizona, Arkansas, Montana, Nebraska, New Hampshire, Dakota del Norte, Dakota del Sur y Wyoming. El fiscal general Tom Miller, demócrata de Iowa, también se ha unido a la demanda, junto con varios empleadores privados y organizaciones religiosas y sin ánimo de lucro.

El medio de comunicación conservador The Daily Wire presentó el jueves un recurso ante un tribunal federal. También se presentaron impugnaciones por parte de empresas de Michigan y Ohio, cuyas demandas están representadas por un bufete de abogados conservadores.

Editora: Zhang Lily
Reportero: Dong Qinglian
Versión original en chino: soundofhope.org

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios