El volcán que hizo estallar el mar también sacudió los corazones de la gente

0
376
Una nube volcánica provocada por la erupción de un volcán en Tonga (Crédito de la foto: Imagen de Facebook)

Después del 14 de enero, la nación insular del Pacífico Sur de Tonga y los países circundantes experimentaron una catástrofe de vida o muerte cuando un volcán submarino entró en erupción en Tonga y una nueva erupción el día 15 provocó un tsunami que golpeó la isla más grande de Tonga, Tongatapu. La erupción afectó a 230.000 personas en Japón que tuvieron que ser evacuadas. Las fuertes explosiones pudieron oírse hasta en Nueva Zelanda, a 2.300 kilómetros de distancia.

La erupción fue tan potente que los satélites espaciales captaron no sólo la enorme nube de ceniza, sino también las ondas de choque atmosféricas que irradiaban desde el respiradero a una velocidad cercana a la del sonido. Múltiples satélites captaron el momento de la erupción: el mar «explotó» en una amplia zona y enormes ondas se extendieron rápidamente hacia el exterior. Una columna de ceniza de unos 5 km de diámetro y 20 km de altura se cernía sobre el volcán. Las imágenes de vídeo muestran enormes olas que se estrellan contra la costa, inundando las carreteras y las casas. Se emitieron alertas de tsunami en varios países.

Se ha emitido una alerta de tsunami para toda Tonga después de que el volcán entrara en erupción y provocara un tsunami. Se ha observado un tsunami en la capital de Tonga, Nuku’alofa, y se han emitido alertas de tsunami para Fiyi, Samoa, Nueva Zelanda, Japón y muchos otros países. La Oficina Australiana de Meteorología ha observado un tsunami de 1,2 metros de altura que se precipita en la bahía de la capital de Tonga. Los habitantes de la zona huyeron en sus coches a terrenos más altos urgentemente.

¿Cuál es la gravedad del impacto global de la erupción volcánica de Tonga? Según las últimas noticias, el tsunami provocado por esta erupción volcánica submarina en Tonga ha llegado a la costa oeste de Estados Unidos, a 10.000 kilómetros de distancia, recorriendo el océano Pacífico y afectando a decenas de países y regiones y se han detectado cambios en el mar en zonas costeras como Zhejiang (China). La gravedad de la erupción ha superado ampliamente las expectativas, los datos que muestran que la temperatura en la cima de la enorme nube formada tras la erupción, ha descendido por debajo de los 100 grados bajo cero y que la erupción ha liberado más de siete veces la energía de la última erupción del volcán, lo que equivale también a la energía liberada por la erupción de 1.000 bombas de Hiroshima y la energía sigue aumentando.

La erupción de Tonga es también la más grave en los últimos 30 años y se espera que el índice de erupción llegue a un nivel VIE6. La última erupción del VIE 6 fue la del Monte Pinatubo en Filipinas en 1991, que afectó directamente el clima mundial durante dos años.

El peligro más grave de esta erupción en Tonga no es el terremoto y el tsunami actuales, ni las grandes cantidades de gases tóxicos y cenizas respirables, sino el potencial de enfriamiento global, que podría afectar a las siembra de primavera y cosecha de verano siguientes.

El levantamiento volcánico en la estratosfera lleva cenizas y aerosoles a la estratosfera, donde pueden ser eliminados muy lentamente, con grandes cantidades de ceniza que bloquean la radiación solar que llega a la superficie, lo que conduce a eventos de fase fría global. La erupción del monte Pinatubo en Filipinas ese año redujo la luz solar global en un 10% durante los dos años siguientes, lo que provocó un «invierno volcánico».

Los trastornos mundiales a los que se refieren las famosas profecías fueron seguidos por catástrofes naturales que, como las advertencias, tomaron a la humanidad por sorpresa.

El prodigio indio Abhigya Anand acababa de hablar de un cataclismo mundial y las palabras aún resonaban en los oídos cuando el volcán entró en erupción por allí. Casualmente, Hollywood también ha estrenado recientemente la taquillera película «Los Eternos», en la que la erupción volcánica escenificada resultaba ser provocada por las semillas geocéntricas de la tierra  renovada.

Tanto la profecía como la película cuentan la misma historia, que la humanidad se enfrentará o ya está experimentando las tribulaciones del final de los tiempos, pero que estas tribulaciones no son la extinción de la humanidad, sino la renovación de la humanidad, la eliminación de todo los malos pensamientos en el fondo del corazón, apartarse de toda la perversidad y el comienzo de una nueva era. A través de la experiencia, sólo aquellos con pensamientos buenos y rectos en sus corazones pueden dar la bienvenida a las cosas gloriosas que están por venir. Esperamos que obtengas alguna visión de nuestro artículo y trates todo lo que nos ha sucedido con un sentido de rectitud y bondad.

Editor: Li Jingzuo

Editor: Chen Wenyun

Versión original en chino: soundofhope.org

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios