El informe sobre el empleo en Estados Unidos, publicado la semana pasada, mostró que el crecimiento es inferior al esperado en abril. El presidente Joe Biden subrayó el 10 de mayo que su administración considera que los beneficiarios del desempleo no pueden seguir recibiendo prestaciones federales por desempleo después de que se les ofrezca un trabajo «adecuado».

En su intervención en la Sala Este sobre la economía, Biden dijo que las prestaciones del gobierno no deben ser un obstáculo para el crecimiento del empleo «dejaremos claro que cualquiera que esté recibiendo prestaciones de desempleo y a quien se le ofrezca un trabajo adecuado debe aceptarlo de lo contrario perdería sus prestaciones de desempleo».

El 7 de mayo, el Departamento de Trabajo de EE.UU., publicó su informe mensual, mostrando que las nóminas no agrícolas añadieron 266.000 personas en abril, por debajo de las expectativas de un millón. Tras el retraso del crecimiento del empleo, los grupos empresariales y los críticos denunciaron el excesivo énfasis del gobierno en las prestaciones de desempleo como un incentivo para que la gente no trabaje.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos afirma que los subsidios de desempleo de 300 dólares semanales permiten al 25% de los beneficiarios ganar más dinero del que ganarían si se pusieran a trabajar, por lo que están animando a la gente a no trabajar.

Biden dijo el lunes que no hay pruebas de que las prestaciones por desempleo hayan contribuido a la desaceleración del crecimiento del empleo en abril. Los funcionarios de la administración Biden también dijeron que la reciente escasez de chip ha provocado una caída en la demanda de mano de obra empresarial, lo que ha perjudicado al empleo, además de los problemas de cuidado de los niños, que son un grave problema que impide a los trabajadores volver a trabajar.

Biden afirmó que «los estadounidenses quieren puestos de trabajo», las personas  no deben apartar su atención en la superación de la pandemia y el restablecimiento pleno de los puestos de trabajo.

En cuanto a la nueva política, la Casa Blanca dijo en un comunicado de prensa el lunes que se espera que el Departamento de Trabajo envíe una carta a los estados esta semana «reiterando que las personas que reciben beneficios federales no pueden seguir recibiendo beneficios si se niegan a un trabajo adecuado debido a preocupaciones generales y no específicas sobre el brote.»

Las autoridades dijeron que los trabajadores están exentos de esta política si no pueden aceptar el trabajo por motivos de cuidado de los niños «o si el lugar de trabajo no cumple las directrices sanitarias federales o estatales».

Además, Biden ordenó al Secretario de Trabajo, Marty Walsh, que trabaje con los estados para reestablecer los requisitos de búsqueda de empleo para las personas que reciben el seguro de desempleo cuando sea saludable y seguro hacerlo.

Reportero: Ling Shan

Editor: Zhang Lily

Versión en chino: https://m.soundofhope.org/post/504056

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios