Famosa personalidad mediática estadounidense: Wang Huning es la persona más peligrosa del mundo

0
695
Hewitt, un famoso periodista estadounidense. (Fuente de la imagen: GettyImages-578128852)

Hugh Hewitt, conocida personalidad de los medios de comunicación estadounidenses dijo recientemente que Wang Huning, uno de los siete miembros del Comité Permanente del PCCh es poco conocido pero debido a su «extraordinaria influencia ideológica» sobre Xi Jinping, es «casi seguramente la persona más peligrosa del mundo».

En un artículo de opinión, publicado en el Washington Post el 16 de diciembre, Hewitt escribió en un reciente artículo sobre Wang Huning publicado en Palladium Magazine por un escritor con el seudónimo de NS Lyons. El artículo se difundió entre los expertos en seguridad nacional de Estados Unidos, incluido el congresista Mike Gallagher que también lo leyó.

En el artículo, Lyons escribe que Wang Huning es ahora el más alto nivel «teórico ideológico» del PCCh y que ha desarrollado cada uno de los conceptos políticos icónicos de Xi Jinping, incluyendo: el «Sueño Chino», la campaña anticorrupción, la iniciativa «Una franja, una ruta», la diplomacia del lobo de guerra e incluso el «Pensamiento Xi Jinping». Esto significa, según él, que Wang Huning es el encargado de dar forma a las futuras políticas de China e incluso de imponer sus ideas.

El artículo menciona que, si uno se fija bien puede encontrar a Wang Huning en cualquier foto de los viajes o reuniones importantes de Xi Jinping. Además, Wang también fue el impulsor de la política de Jiang Zemin la llamada «Tres Representantes» y de la política de de Hu Jintao de la llamada «Sociedad armoniosa» quienes fueron predecesores de Xi Jinping.

Wang Huning nació en Shanghai, después de graduado fue profesor de la Universidad de Fudan. En 1995, fue ascendido a Beijing por Jiang Zemin gracias a la firme recomendación de Wu Bangguo y Zeng Qinghong, los peces gordos de la banda de Shanghai. Desde entonces, Wang Huning cortó casi todos sus antiguos vínculos, ha dejó de publicar y hablar en público y aplicó una estricta política de no hablar nunca con extranjeros. «Bajo este velo negro cuidadosamente elaborado, pocas personas en Occidente conocen a Wang Huning».

Lyons describió a Wang Huning como el único «intelectual público» vivo y más influyente de la actualidad. «En medio de una brutal lucha de facciones del PCCh, es un fenómeno sin precedentes que Wang Huning haya podido ser un alto funcionario de tres generaciones de líderes del PCCh».

Mencionó que después del incidente del 4 de junio del 89, Wang Huning se convirtió gradualmente en una figura líder en la resistencia al liberalismo global, con sus puntos de vista competentes, incluyendo: que China sea dirigida por un fuerte partido-estado centralizado; que China sea culturalmente unificada y tener autoestima; China tiene que crear nuevos valores fundamentales, mezclando el marxismo y el socialismo con los valores tradicionales chinos confucianos y el legalismo, las nociones más altas de la soberanía y el poder del estado occidental, el nacionalismo para resistir la influencia del liberalismo occidental.

Según Wang Huning, Estados Unidos decayó hace 30 años por su «liberalismo», «nihilismo» e «individualismo». Pero lo que Wang Huning no esperaba dice Lyons, es que aunque China nunca se ha «liberalizado» sobre la base de elecciones democráticas, prensa libre y respeto a los derechos humanos, los chinos se han «liberalizado» a fondo en su búsqueda de la autonomía fundamental del «consumidor» moderno.

«Liberalización China» dice, está ahora «consumida por el individualismo nihilista y la mercantilización», que se ha convertido en «la pesadilla de Wang Huning».

Según el comentarista Tang Qing, aunque Wang persuadió a Xi Jinping para que lance una serie de campañas a favor de la «prosperidad común», suprima las empresas chinas de alta tecnología y los medios de comunicación social, reprima la educación y la formación, y reprima a las celebridades del mundo del espectáculo, todo ello tiene como objetivo preservar la supervivencia del PCCh y son «tareas imposibles» para resolver los problemas actuales de China. «Una tarea imposible» porque «el marxismo y los valores tradicionales chinos son incompatibles».

Tang Qing dice: «El PCCh es el que más teme la desaparición del partido y hace todo lo posible para preservar su supervivencia». Cree que campañas como la de «prosperidad común» pueden ser efectivas por el momento pero sólo acelerarán la propia desaparición del PCCh al saciar su sed.

Editor: Jenny

Reportero: Zhang Lily

https://m.soundofhope.org/post/576836

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios