Funcionarios de Defensa: Se sospecha que el misterioso ataque de «energía dirigida» en los Estados Unidos fue cometido por China y Rusia

0
346
Diagrama esquemático de la forma de onda de frecuencia de pulso de ruido. (Fuente de la imagen: Imagen de Pete de Pixabay)

El viernes 29 de abril, miembros del Comité Militar del Senado y la Cámara de Representantes de los EE. UU., confirmaron a la Corporación Nacional de Radiodifusión (NBC) de EE. UU., que la investigación reveló que hubieron muchos incidentes misteriosos, sospechosos del «síndrome de La Habana» en los Estados Unidos. Actualmente, las agencias federales han iniciado una investigación y los funcionarios de defensa de la Casa Blanca señalaron que China y Rusia podrían estar detrás de escena.

El llamado «Síndrome de La Habana» se refiere al hecho, que desde 2016, muchos miembros del personal de la Embajada de Estados Unidos en La Habana, Cuba, experimentaron dolores de cabeza inexplicables, zumbidos en los oídos, mareos y otros síntomas; y algunas de las víctimas desarrollaron enfermedades crónicas. Investigaciones posteriores revelaron que este tipo de misteriosa lesión cerebral, probablemente fue causada por algún tipo de dispositivo de «energía de radiofrecuencia pulsada direccional».

Según los informes, en noviembre del año pasado, un funcionario del Consejo de Seguridad Nacional, cerca del césped ovalado al sur de la Casa Blanca, repentinamente sufrió náuseas e incómodas «condiciones de salud desconocidas» y cayó enfermo.

Poco después del Día de Acción de Gracias en 2019, una funcionaria del Consejo de Seguridad Nacional paseaba a su perro en Arlington, en las afueras de Washington. De pronto bajó un hombre de una camioneta estacionada y cuando pasó a su lado, el perro convulsionó de inmediato y al mismo tiempo ella empezó con zumbidos en los oídos, dolor de cabeza y náuseas.

Se informa que también hubo un presunto ataque de «energía dirigida» contra el personal del gobierno federal en Miami. Los síntomas de estos funcionarios son similares al «Síndrome de La Habana».

Actualmente, la CIA, el Departamento de Estado y el Pentágono, han iniciado investigaciones relevantes. Un portavoz de la Casa Blanca también dijo en un comunicado: «La Casa Blanca está trabajando en estrecha colaboración con varios departamentos y agencias para hacer frente a incidentes de salud inexplicables y garantizar la seguridad de los estadounidenses en todo el mundo».

Un informe de investigación de la Academia Nacional de Ciencias, cree que esta frecuencia de radio de pulso direccional puede ser la explicación más razonable para estos síntomas. Pero el informe no indicó la fuente de la enfermedad o si fue un ataque.

Los funcionarios de defensa dijeron que la amenaza de ataques de «energía dirigida» está creciendo en todo el mundo, incluidos Europa y Estados Unidos y cada vez hay más ataques de este tipo contra el personal militar estadounidense. Aunque la investigación de estos incidentes aún no ha llegado a una conclusión y es imposible determinar quién dirigió estos misteriosos ataques, se sospecha que el PCCh o Rusia pueden estar detrás de escena.

Actualmente, los miembros del Congreso han presionado a los funcionarios del gobierno de Biden para que revelen más información a los miembros del Congreso y al público de manera más transparente durante el presunto ataque y las investigaciones en curso.

Estos misteriosos ataques también han ocurrido en Canadá. Nueve diplomáticos canadienses recientemente escribieron conjuntamente una carta al Ministro de Relaciones Exteriores de Canadá, protestando porque el gobierno canadiense ha ocultado información sobre el daño cerebral causado por el «Síndrome de La Habana», impulsando al menos a 25 diplomáticos canadienses a encontrar el origen del presunto ataque del síndrome, pues es imposible comprender completamente los riesgos a los que se enfrentan.

En China, muchos peticionarios y disidentes en los últimos años también han afirmado que han sido perseguidos por las armas sónicas o de microondas del PCCh, causando daños físicos y mentales, pero no hay forma de quejarse y lo toman como el síndrome de delirio de persecución o por estar mentalmente enfermos.

El científico Jia Kuo, después de establecerse en Nueva Zelanda, de repente experimentó síntomas como incapacidad para concentrarse, pérdida de memoria, palpitaciones, nerviosismo e insomnio. Seis meses después, mostraba síntomas de disfunción del sistema nervioso central, básicamente es incapaz de hablar y pensar. Él era una persona de cerebro ágil y de pronto tuvo dificultad para pensar, lo que dejó perplejas a muchas personas.

Jia Kuo es hijo de Jia Jia, disidente demócrata y exsecretario de la Asociación Provincial de Expertos en Ciencia y Tecnología de Shanxi.

Redacción: Jenny

Editor a cargo: Zhang Lili

Versión original en chino: soundofhope.org

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios