Gigantes tecnológicos ayudan a Beijing en su objetivo de dominar el mundo, dice senadora Blackburn

0
494
La senadora Marsha Blackburn (R-TN) se dirige a la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) que se celebra en el Hyatt Regency el 26 de febrero de 2021 en Orlando, Florida. La CPAC reúne desde 1974 el debate de organizaciones conservadoras, activistas y líderes mundiales. (Joe Raedle/Getty Images)

Las grandes empresas tecnológicas están “ayudando” al Partido Comunista Chino (PCCh) a lograr su objetivo de ser una superpotencia mundial, dijo la senadora estadounidense Marsha Blackburn (R-Ten) durante el segundo día de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) —la mayor conferencia anual conservadora de EE.UU.

El viernes por la tarde, al hablar sobre la libertad de expresión en Estados Unidos y en el extranjero, la senadora mencionó la relación entre las grandes empresas tecnológicas de Estados Unidos y el PCCh.

“China está tratando de cancelar a Estados Unidos de América”, añadió Blackburn. “China y los gigantes tecnológicos tienen una relación acogedora. Han estado permitiendo que el Partido Comunista Chino vierta toda su información”.

“Conformarse o ellos te cancelarán, suena mucho a la China comunista, ¿o no?”, dijo. “Por eso tenemos que seguir bloqueando a Huawei, la cual es la red de espionaje de las Big Tech, ellos están intentando construir un tú virtual en la red”.

Mientras que los ciudadanos chinos tienen bloqueado el acceso a Twitter, Facebook y otras plataformas de redes sociales, los funcionarios del PCCh y los medios de comunicación estatales tienen acceso a Twitter, Facebook y otros. Twitter solo comenzó a etiquetar sus cuentas como afiliadas a los medios de comunicación estatales a partir de agosto de 2020.

En junio del año pasado, Twitter anunció que había eliminado más de 170,000 cuentas vinculadas a una operación de influencia respaldada por Beijing que difundía de forma engañosa mensajes favorables al régimen chino, incluyendo algunos sobre el virus del PCCh, comúnmente conocido como el nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19.

La empresa suspendió una red central de 23,750 usuarios muy activos, así como una red más amplia de unas 150,000 cuentas “amplificadoras” utilizadas para potenciar el contenido de las cuentas centrales, según Reuters.

“Las Big Tech están ayudando al Partido Comunista Chino a dominar el mundo”, dijo Blackburn. “Nosotros vamos a tener que enfrentarnos a ello”.

En un momento de su intervención, Blackburn habló en términos generales contra los abusos de los derechos humanos y otros abusos cometidos por el régimen comunista en China.

“China está llevando a cabo violaciones de los derechos humanos contra los luchadores por la libertad de Hong Kong, Tíbet y Taiwán”, dijo.

“Ellos tienen a los uigures esclavizados en campamentos, centros de internamiento”, añadió la senadora. “Miren lo que le hacen a la economía, a los innovadores estadounidenses: roban, replican, reemplazan”.

El gobierno de Trump determinó que el régimen chino cometió “genocidio” y “crímenes contra la humanidad”, contra los musulmanes uigures en la región de Xinjiang, anunció el 19 de enero el exsecretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

La medida emitida en vísperas de la toma de posesión del presidente Joe Biden, marcó una de las disposiciones más duras del gobierno de Trump para condenar los graves abusos de los derechos humanos del PCCh en el ámbito nacional.

“Ellos están tratando de robar las mentes de nuestros niños y nuestros estudiantes universitarios con los institutos Confucio”, añadió Blackburn.

Los Institutos Confucio, supervisados con gran participación del Departamento de Trabajo del Frente Unido chino, “generaron controversia durante más de una década por sus efectos sobre la libertad académica y su influencia en las universidades”, de acuerdo a un informe del Instituto de Política Estratégica. La unidad del Frente Unido se coordina con miles de grupos para llevar a cabo operaciones de influencia política en el extranjero, reprimir movimientos disidentes, reunir información de inteligencia y facilitar la transferencia de tecnología de otros países a China, dice el documento.

China afirmó que el objetivo de los institutos es únicamente reforzar el aprendizaje de la lengua y la cultura chinas.

Redacción: BOWEN XIAO

Fuente: The Epoch Times en español

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios